Has aprendido a leer

“Dios ya bendijo tu ser . . .”

 

. . .”
 

Provechoso fue el esfuerzo

en el pupitre tan terso

de esa tu escuela primaria

de asistencia, estancia, diaria.

 

En la lección cotidiana

de escritura en la mañana

estudiando en libro abierto

de las letras un concierto.

 

Con vista, tacto, oído, voz,

que te regalara Dios,

repeticiones verbales

aprendiendo las vocales.

 

Guiado por el Profesor

que calibró el espesor

de tu intelecto de niño,

al saber haciendo guiño.

 

Tomando clases a diario

llegaste al abecedario,

al alfabeto español

prendiendo así el buen farol.

 

Que alumbró el conocimiento

de tu infantil crecimiento

guiándote en la oscuridad

de la ignorancia a esa edad.

 

Estudiando de “a” a la “zeta”

llegaste presto a la meta,

por supuesto a la primera

de muy tierna primavera.

 

La cultura abrió sus puertas

quedando sendas abiertas

a tu aplicado buen juicio,

que leer se te haga vicio.

 

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda                                                                                                                                                                                                        

Ciudad de México, a 19 de junio del 2022

Dedicado a mi nietecito Ian Santiago Mora Ramos (como premio de su esfuerzo y aplicación) . . .

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales