Dar Pábulo a la Competencia Docente

DAR PABULO A LA COMPETENCIA DOCENTE

 

. Mireya Hernández

La segunda guerra no solo dejo muerte, zonas desiertas y destruidas, sino dejo seres humanos devastados y países en pobreza; con la finalidad de minimizar estos efectos y evitar repetirlo, se reunieron varios países con la intencionalidad de apoyar a las diferentes naciones a salir de la crisis

Surgiendo así; en 1944, varias instituciones dirigidas a fomentar la estabilidad y el desarrollo de dichos países, en la actualidad este apoyo se ha extendido a América Latina y el Caribe.

En este caso, solo se menciona al Banco Mundial (BM), Fondo Monetario Internacional (FMI) y La Organización de las Naciones Unidas para la Cultura, las Ciencias y la Educación (UNESCO)

Donde el BM tiene como objetivo el financiamiento y asesoramiento en materia educativa para disminuir la pobreza y aumentar la prosperidad compartida en los países en via de desarrollo; el FMI se ocupa de estabilizar el sistema monetario internacional y actúa como autoridad de supervisión del sistema monetario internacional, además de conceder préstamos a los países que enfrentan problemas de balanza de pagos y la UNESCO es la única organización de las Naciones Unidas que dispone de un mandato para abarcar todos los aspectos de la educación y por esto se le confió la coordinación de la Agenda de Educación Mundial 2030 en el marco del Objetivo de Desarrollo Sostenible 4.

Basado en lo que indica la UNESCO “la educación transforma vida”, en mi caso particular yo crecí, oyendo a mis padres “la educación es la herramienta para el desarrollo y prosperidad para las personas” yo sumo “y de sus países”; tanto cierto es, que:

La UNESCO considera que la educación es un derecho humano para todos, a lo largo de toda la vida, y que el acceso a la instrucción debe ir acompañado de la calidad.

En estos dos últimos párrafos se devela en si la herramienta para alcanzar el desarrollo de cada nación y no me refiero al capital monetario sino al humano, que es: educación con calidad, desde el nivel inicial hasta el quinto nivel.

Ahora para incentivar el desarrollo de una nación, la clave está en la educación superior como lo dijo el Vicepresidente del Banco Mundial para América Latina y el Caribe, Jorge Familiar:

 “Para asegurar la igualdad de oportunidades, la región debe mejorar la calidad de su educación y brindarles a sus estudiantes una mejor información respecto a programas, incentivos adecuados y opciones de financiamiento, así como generar nexos con el mercado de trabajo. También se debe optimizar la normativa que regula a las instituciones de educación superior para mejorar su rendición de cuentas respecto a los servicios que prestan”.

  

Partiendo de la idea de que los estudiantes deben tener una mejor información, incentivo y nexo con el trabajo, para lograr tal fin se debe optimizar las diferentes competencias docentes, así como las instituciones.

En este articulo solo se mencionará el primer punto. Las competencias docentes son todos “los conocimientos factuales o declarativos, habilidades, destrezas, actitudes y valores, dentro de un contexto ético” (Julio Herminio Pimienta Prieto, 2012)

En si sería el: Saber conocer (conocimientos factuales y declarativos); Saber hacer (habilidades, destrezas y procedimientos) y el Saber ser (actitudes y valores) de los docentes que imparte, apoya, motivan, moldean y sirven de modelos a esa fuerza productiva capaz de generar crecimiento y equidad.

Como se lee en el párrafo anterior el docente es el motor de la trasformación de vida, naciones y hasta del mundo; por lo tanto, sus competencias deben ser mejoradas constantemente para poder resolver problemas y situaciones cambiante, como son el avance de la tecnología, cambios curriculares y en estos dos últimos años hasta una pandemia,

 En este sentido se deben dar más incentivo, apoyo, información financiamiento y más nexos con las empresas nacionales e internacionales para impulsar el desarrollo del estudiante universitario en la inserción del mundo laboral; además de impulsar emprendedores en base al respecto, igualdad y desarrollo de potencialidades alternativas.

En resumen, los organismos internacionales no solo deben enfocarse en los que reciben la educación, en palabra de la UNESCO a quienes se van a transformar la vida; debe involucrarse a los que transforman esas vidas, pues como se indicó en párrafos anteriores estos son el motor generador, impulsor o como deseen llamarlo de dichas transformaciones.

Aundado a lo anterior, en este siglo XXI, se debe ampliar los objetivos hasta transformarlos pues nuestras condiciones económicas, ecológicas, políticas hasta como seres vivos han cambiado y para ello debemos fortalecer nuestras competencias en este caso la docente para alcanzar la igualdad y minimizar la pobreza

 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales