Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Pandemia   ·   Lectura   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Colombia   ·   Salud



La Debacle


Inicio > Economía
28/11/2011


1741 Visitas



De cierta manera, el Rock anticipa en 1969 el término de toda una era no sólo para la música, sino que para toda una estructura política-económica-social-cultural mundial. Hacia fines de la década de 1960, luego de la movimientos de mayo de 1968 frustrados por la incapacidad teórica y práctica del comunismo occidental para reunir en un solo gran movimiento político-social tanto a los estudiantes como a los "obreros proletarios", ya que en la praxis carecían de puntos de vista e intereses comunes; y luego de la Primavera de Praga, que mostró al planeta lo indeseable que resultaba para la URSS la perspectiva de Reformas Liberales en su Zona de Influencia Directa tras La Cortina de Hierro, la verdadera " Revolución de las Expectativas" que desató a lo largo de toda la década ´60 el éxito productivo y distributivo de los recursos de la "Edad de Oro" del Sistema Económico Mundial indica sus límites. El antagonismo básico entre el logro de mayores beneficios sociales ( Pleno Empleo, Alza Constante de Salarios, Servicios Públicos Gratuítos como Salud y Educación ), y la consecución de mayores beneficios mercantiles ( Alta Tasa de Ganancia ), comienza a notarse en toda su magnitud, porque el equilibrio que caracterizó a los años´60 respecto de ambos objetivos se desmorona. Esto trajo como resultado la creciente radicalización  de las opciones políticas que marcarían a los años ´70. La primeras señales de este desequilibrio aparecerían entre los años ´68 y ´69 con lo que se conoce como "El Estallido Salarial de Fines de Los ´60". El Pleno Empleo instaurado como un derecho en las economías occidentales, generaba al sector empresarial altos costos laborales, porque producía escasez de mano de obra en tiempos en que existía gran demanda de la misma, provocando alzas constantes en los salarios fijados por los estados y no por el mercado. De la misma manera, el Pleno Empleo jugaba en contra de la ganancia empresarial, porque al estar prácticamente toda la mano de obra disponible empleada, había un mayor acceso al circulante, lo cual causaba una gran demanda, y lo que a su vez, inducía a la inflación al alza. A mayor inflación menor valor del dinero y por ende, menor ganancia desde el punto de vista patronal. El equilibrio conseguido durante toda la década entre los costos salariales y el beneficio empresarial se fisura entre 1968 y 1969 a favor del sector asalariado, provocando el fenómeno del "Estallido Salarial Incontrolado Mercantilmente", elevando aún más las ya altas exigencias del sector asalariado, haciendo disminuír la tasa de ganancia empresarial, y generando en este sector un pánico que no podía resolverse por medios meramente economicistas. Posteriormente en 1971, y con el objetivo de paliar los desequilibrios cambiarios producidos por los enormes stocks de dólares americanos radicados en manos europeas y que eran convertidos al patrón oro en la Federal Reserve, problema monetario conocido como el de las "Eurodivisas"; la Administración Nixon se vio en la obligación de decretar la "Inconvertibilidad del Dólar" para evitar quedarse sin respaldo en oro para el dólar, lo que en la práctica devaluaba a la moneda estadounidense, y mucho más importante aún, ponía fin a los "Acuerdos de Bretton Woods" ( 1944 ) y a su régimen cambiario de paridades fijas basadas en el dólar americano, abriendo una fase de fluctuación que sería la antítesis completa de la estabilidad monetaria sobre la que descansó toda la "Edad de Oro" :  "Antes de que el Sistema ( de Bretton Woods ) fuera desmantelado por Richard Nixon, alrededor del 90% del Capital en intercambios internacionales era para Inversión y comercio, y el 10% para especulación" ( Noam Chomsky y Heinz Dieterich : "La Sociedad Global", 1996 ). El término de los Acuerdos de Bretton Woods provocó que la estabilidad de los flujos de capital característicos de los 25 años de la "Edad de Oro", se viera remplazada por una cada vez mayor especulación en los mercados financieros, la cual a su vez permitió que el dinero de los grandes inversionistas mundiales se multiplicara sin intervenir en los procesos productivos, recurriendo sólo a los mercados de divisas o los mercados accionarios. Con el propósito de intensificar la dinámica especulativa, se crearon a fines de los ´60 los denominados "Off Shore" o "Paraísos Fiscales", lugares donde el capital fluye sin restricciones y totalmente desregulado. A largo plazo, esta especulación jugará en contra de la Inversión, la Producción, y en definitiva, en contra del Empleo; introduciendo la inestabilidad económica característica de la era post años ´60. El hundimiento del sistema avanza otro paso más entre noviembre de 1972 y noviembre de 1973 debido al llamado "Boom de las Materias Primas", auge que hizo subir el precio de los "Commodities" en un 68% encareciendo todavía más los ya altos costos de producción ( Giuseppe Mammarella : "Historia de Europa Contemporánea", 1991 ). No obstante el golpe de gracia, y que a fin de cuentas precipitaría el fin del orden económico de la post segunda guerra; se produjo en 1973, como efecto indirecto de la Guerra del Yom Kippur entre Israel y algunos Países Árabes. El efecto indirecto del que hablamos, fue el alza a precios exorbitantes del energético por excelencia de la economía de la "Edad de Oro", sobretodo de su industria de punta, la industria automotriz; nos referimos al Petróleo. Hacia  1973, la entonces Comunidad Económica Europea-CEE cubría con el consumo del "Oro Negro" el 64% de sus necesidades energéticas. De improviso y en pocos meses, el precio del carburante se cuadruplicó ( Giuseppe Mammarella :  Ibidem, 1991 ). El alza en los precios del petróleo generó una inmensa espiral inflacionaria mezclada con un  estancamiento generalizado. Tanto es así, que la ciencia económica tuvo que inventar un nuevo concepto para describir y explicar la grave situación : "Estanflación", esto es, Estancamiento con Inflación, un momento inédito de la Historia Económica Mundial, y que en la teoría no era posible de suceder. A esta original situación, siguió la Recesión más profunda de los últimos 20 años.  La difícil coyuntura que se le presentó al Sistema del Social-Capitalismo inspirado en el Reformismo Keynesiano a finales de la década de 1960, ofreció la oportunidad a los partidarios de la Ortodoxia para imponer sus puntos de vista. Esta nueva hegemonía de "La Economía de Mercado" se expresó en los ganadores del Premio Nobel de Economía a partir de 1975. Todos ellos fueron teóricos relacionados con la escuela mercantil austriaca o con el monetarismo, y que habían polemizado con el Reformismo de Keynes durante "Los 25 Años Gloriosos" que disfrutó su modelo entre 1947-1973. De esta forma, regresó "La Economía de Mercado" y su Realismo Económico, sin apellidos y distinta del Liberalismo Económico Clásico, debido a que el Sistema Liberal Clásico ( David Ricardo ), proponía el Libre Cambio, la Libre Concurrencia, y la Libre Competencia; como pilares básicos e insustituíbles del Sistema Económico Liberal en la teoría y en la práctica; en tanto que "La Economía de Mercado", si bien es cierto que los señala como parte de la teoría, en la praxis económica sus ideas producen "ineficiencias económicas", ya que incentivan la creación de oligopolios, monopolios, y derroche de recursos fiscales y privados. Además, El Orden Económico Liberal Clásico del siglo XIX, integraba dentro de si a los flujos de capitales y los flujos comerciales; no llegando jamás a mundializar la producción de bienes y servicios, fundamentalmente debido a carecer de los avances tecnológicos en transportes y telecomunicaciones que lo hicieran posible. Son estas las grandes diferencias entre ·"El Liberalismo Económico Clásico" del siglo XIX, y el nuevo auge de "La Economía de Mercado" desde mediados de los años ´70 hasta la actualidad. Por lo anterior, la discusión económica cambia de centro de gravedad. Si la idea principal del Reformismo Keynesiano estaba constituída por un objetivo social, vale decir, la obtención del "Pleno Empleo de la Población en Edad de Trabajar", esto cambió con "La Economía de Mercado" al objetivo de alcanzar el mayor rendimiento del capital y los recursos mediante el uso intensivo del elemento tecnológico y la información, para de esta manera disminuír al mínimo los costos y maximizar cada vez más los beneficios. Este "Nuevo Mercantilismo" de fines del siglo XX ( y no Neoliberalismo como lo han llamado los adversarios ideológicos de La Libertad : Izquierdistas de todo tipo, y antetodo, Comunistas del estilo Soviético y Estalinista ), ha tenido como resultado una distribución de la riqueza desigual concentrada en la cúspide de la pirámide económica. Al mismo tiempo, han reaparecido fenómenos sociales que se pensaban superados, como el de los "Underclass" o "Subclase". La desregulación del Sector Financiero ha hecho aumentar cada vez más los flujos especulativos, lo cual ha producido altas ganancias, pero a la vez  ha creado un Mundo de escaso crecimiento económico, pésima distribución del producto, bajos salarios, y desempleo estructural entre el 6% y el 10%, fenómeno conocido como "Jobless Growth" o "Crecimiento sin Empleo", con el fin de mantener bajos los costos laborales. Este desempleo estructural no sólo afecta a los que no tienen trabajo, sino también a los que lo poseen, porque induce sus salarios a la baja. De este modo, el crecimiento es distribuído en pocas manos, lo que mantiene baja la inflación. Los teóricos de la Economía de Mercado indican que no existe otra altenativa que despedir cuando se producen los momentos recesivos del ciclo económico. Sin embargo quedan otras opciones, como por ejemplo una rebaja general de salarios para no concentrar las pérdidas en un solo sector social. Este es el planteamiento de la llamada "Economía Social de Mercado".  En retrospectiva, podemos afirmar desde la visión de la antigua y noble disciplina histórica, que la estructura política-económica-social-cultural que creó el Sistema Económico del Social-Capitalismo de la Segunda Post Guerra inspirado en el Reformismo de Keynes, promovió el concepto de la "Modernidad Social", esto es, más tiempo y más recursos para disminuír la alienación y desplegar la potencialidad humana; llegó a su fin a mediados de la década de 1970. Ulteriormente, se impone una nueva hegemonía proveniente del auge ideológico de la "Economía de Mercado" o "Nuevo Mercantilismo", postulando una especie de "Postmodernidad Tecnológica", vale decir, avances técnicos en transporte, informática, y telecomunicaciones; que permitirían una maximización continua de los beneficios a través de una reducción continua de los costos de producción de bienes y servicios.        




Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20621 publicaciones
5124 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora