Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Psicología   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Cultura   ·   Trastorno de Personalidad   ·   Psicoterapia   ·   Psicoanálisis   ·   Tratamiento Psicológico   ·   Psiquiatría   ·   Psicopatología



El registro y la cargada


Inicio > Política Nacional
28/11/2011

1141 Visitas



Durante los largos años que duraron los gobiernos priistas, desde su conformación como partido político, para reorganizar los cacicazgos emanados de la revolución y darles un formato institucional y hasta su derrota en el año dos mil, se acuñaron formas y frases como parte de una metodología del ejercicio del poder, una de ellas, de las más características, la cargada.


Los gobiernos priistas post revolucionarios, diseñaron un esquema de funcionamiento gubernamental y político, que fuera capaz de unir a todas las expresiones de fuerza regionales en torno a la figura del partido, pero sobre todo del presidente de la república, que adicionalmente al arribo de los civiles en sustitución de los militares, imponía decíamos la implantación de formas y fondos, que no solo simbolizaran ese poder, sino que esas prácticas se convirtieran en mecanismos de su administración, la cargada es precisamente la herramienta más usada para consolidar los liderazgos, porque a pesar de ser inducida tiene un carácter definitorio y absolutista, vamos hasta cierto punto convincente en alguna medida.

A pesar del gran poder concentrado en la investidura presidencial, los equilibrios naturales de esa fuerza obligaban a la consecución de estrategias para mantenerlo, la cargada sirve como una manifestación de esa voluntad, que se relaciona con la institucionalidad de los integrantes del partido en la sumisa aceptación de esa prerrogativa.

Ayer domingo la situación no podía ser diferente, en el registro de la precandidatura de Enrique Peña Nieto, para competir por la presidencia de la república, las instalaciones del comité ejecutivo nacional, del partido revolucionario institucional, fueron el escenario para cumplir con la forma protocolaria, tanto como para evocar las épocas de gloria del imperio priista.

Poco más de diez mil asistentes para atestiguar la ceremonia, en la que el ex gobernador del estado de México, en su calidad de único aspirante registrado, se convierte de hecho, una vez que se cumplan los plazos establecidos para el propósito, en el virtual abanderado de su partido para los comicios federales del año siguiente.

Sin embargo vale la pena apuntar, que ahora que tanto el precandidato, como la maltrecha dirigencia partidista encabezada por Humberto Moreira, insisten en que estos son los tiempos de un nuevo PRI, las formas tienen una esencia añeja, la escenificación del montaje, el recuerdo imborrable de prácticas que se contraponen al discurso que pretende ser innovador.

Primero porque una convocatoria de esa magnitud, solo puede conseguirse con el apoyo y el financiamiento de los diez y nueve gobiernos estatales emanados del PRI. Es imposible pensar que la presencia en el evento, de esa cantidad de militantes y simpatizantes corrió a cargo del peculio personal de los convocados, la cargada a la que tanto temía Manlio Fabio Beltrones, se expuso el domingo en la magnitud que corresponde a la imagen de fuerza que se quiere y pretende presentar.

El número de asistentes deja de ser importante si se tratara solamente de una cuestión numérica, trasciende como muestra de la determinación del priismo por parecer fuertes y unidos, para eso y evidentemente para lo que venga en los comicios, harán todo lo que este a su mano para lograr el objetivo, sin límite de recursos o esfuerzo.

La cargada simboliza por un lado el compromiso de los gobernadores con quien será eventualmente de conseguir el triunfo, su nuevo Tlatoani, por el otro significa el retorno del culto a la personalidad expresada en la manifestación de una concentración masiva, como para entronizar al mesías que se erija como el salvador de sus causas e intereses, ejercicio tan fastuoso como innecesario, sin embargo para algunos priistas las formas siguen siendo muy importantes y ayer era necesario sacar a relucir el musculo.

La inutilidad de la cargada se relaciona con la falta de competencia, es decir que al haber solo un aspirante registrado y no existir la posibilidad de ningún tipo de contienda interna, el esfuerzo logístico y económico para transportar a tanta gente hasta la capital del país, bien puede considerarse un exceso, que de cualquier manera decíamos es parte inherente del ceremonial.

Porque por otro lado habrá quien pueda defender la movilización, considerando la parte motivacional que representa la asistencia de la estructura que operara en el proceso electoral, toda vez que el acudir a este tipo de celebraciones, les hace refrendar su compromiso, a pesar incluso de la arrogancia con la que se conducen la mayoría de estos grupos, que como ya hemos apuntado en otras ocasiones, claman anticipadamente una victoria, que si dependiera de sus actitudes y desempeño, no sería posible.

Sobre todo en el momento en que precisamente es la militancia, la que más ha puesto en tela de juicio la decisión de su dirigencia, por haber consumado la alianza con el partido verde ecologista de México y el PANAL, sobre todo por la cantidad de espacios que se les otorgaron a esos partidos, en candidaturas para diputaciones federales y senadurías, que en opinión de esa gran mayoría, es demasiado generosa e injustificada, lo que en algunas entidades puede causar enfrentamientos internos y desbandadas.

De cualquier manera, para el priismo el registro de su precandidato era un día de fiesta y había que celebrarlo en todo lo alto sin importar los costos, después vendrán las preocupaciones correspondientes a la campaña y la propia elección, había pues que echar a andar la maquinaria con todas la herramientas y recursos disponibles, con diez mil asistentes que pudieron haber sido más todavía, porque para eso no hay condicionante.

 

Posadas construirá Fiesta Inn en Chetumal.

 

A pesar de la complicada situación por la que atraviesa, la principal cadena hotelera nacional, grupo Posadas, inmersa en la sombra de la quiebra y en proceso de venta, ha anunciado la construcción de un hotel de su segmento Fiesta Inn en la ciudad de Chetumal, capital del estado.

Se habla de una inversión de ciento treinta millones de pesos, que implican la edificación de 125 habitaciones, suites de lujo y área de convenciones, que se espera genere trescientos empleos directos y ciento cincuenta indirectos.

El día de mañana el gobernador del estado, Roberto Borge Angulo, acompañado por directivos del consorcio hotelero, pondrá la primera piedra de la obra, que se espera estará terminada y lista para entrar en operaciones a finales del años próximo.

Vale la pena resaltar que aun y con los enormes problemas internos, que grupo Posadas enfrenta, que incluso ponen en entredicho su continuidad en las condiciones actuales, el hecho de confiar en invertir en la capital de Quintana Roo.

Porque independientemente de su situación interna, para el sur de la entidad, esta es una buena noticia que involucra generación de puestos de trabajo y el síntoma de confianza que esta región provoca en corporativos de la magnitud de Posadas.

Esta inversión puede significar la expectativa de que mas empresas, siguiendo el ejemplo de Posadas, se animen a invertir en el sur de la entidad, como ha venido sucediendo recientemente sobre todo en el sector de las tiendas de autoservicio y departamentales.

 

guillermovazquez991@msn.com

twitter@vazquezhandall



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
18750 publicaciones
4729 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora