Estatus epistemológico de las Políticas públicas de seguridad ciudadana

Estatus epistemológico de las Políticas públicas de seguridad ciudadana.

 

.
 El tema de la seguridad ciudadana constituye uno de los principales problemas sociales de casi todos los países de América Latina, cuyos ciudadanos están hondamente preocupados por fuertes incrementos de las tasas de criminalidad, se sienten cada vez más inseguros en sus personas y bienes y expresan su insatisfacción respecto a la respuesta estatal ante el fenómeno delictivo.

Las sociedades latinoamericanas y caribeñas están entre las más violentas del planeta. El problema parece estar empeorando una de las causas es la impactante de la desigualdad y de la impunidad crónica, gran parte del problema se origina en enfoques represivos y punitivos para hacer frente a la criminalidad. 

La violencia en las ciudades latinoamericana los patrones de violencia pueden cambiar a lo largo del tiempo, estos tienden a concentrarse en ciudades específicas y dentro de ellas en vecindarios y cuadras específicas, o zonas críticas. En la mayoría de los países, gran parte de la violencia ocurre solo en unos cuantos rincones de la ciudad.

Para establecer el estatus epistemológico de un área equivale conocer dos elementos, por un lado, implica determinar qué es y cómo es una disciplina, de requiere saber sobre el ser de ese campo del saber, por otro lado, es necesario saber qué tipo de conocimiento se construye desde ese campo o disciplina. 

La seguridad ciudadana no trata simplemente de la reducción de los delitos sino de una estrategia exhaustiva y multifacética para mejorar la calidad de vida de la población, de una acción comunitaria para prevenir la criminalidad, del acceso a un sistema de justicia eficaz, y de una educación que esté basada en los valores, el respeto por la ley y la tolerancia, es el estado de sosiego, certidumbre y confianza que debe proporcionarse a la población, residente o de tránsito, mediante acciones dirigidas a proteger su integridad física y propiedades.

La seguridad ciudadana en ámbito de los órganos del estado y de las políticas que deben orientarse a proteger los derechos y la convivencia práctica, tiene estrecha relación con las conductas humanas.

Vinculación Social Eje transversal, inter relacional con principios de dialogo, emancipación, en articulación de conocimientos con las organizaciones sociales capaz de reconstruir elementos inherentes en materia de seguridad ciudadana, para transformar la realidad y satisfacer necesidades. 

En Venezuela, como en muchos países poseen una modelo legal, con características similares a temas de seguridad ciudadana, social y político nuestro marco legal y máxima jerarquía suprema se llama Constitución de la República Bolivariana de Venezuela 1999: en la cual se establece que: “toda persona tiene derecho a la protección por parte del Estado a través de los órganos de seguridad ciudadana regulados por ley, frente a situaciones que constituyan amenaza, vulnerabilidad o riesgo para la integridad física de las personas art. 55, frente a posibles situaciones que constituyan amenazas, es necesario decir que los órganos de seguridad ciudadana de Venezuela, como Cuerpos de Policías, Cuerpo de Investigaciones Científicas y Criminalísticas (CICPC), Bomberos, Protección Civil y Guardas Parques, entre otros órganos para la protección de la sociedad y combatir estas amenazas, las podemos considerar como parte de una inseguridad y a la vez se puede ver como un nido que empieza a crecer y que formará una delincuencia.

 La seguridad ciudadana en Venezuela, en los actuales momentos ha pasado a ser uno de los temas centrales de preocupación de los ciudadanos y siendo objeto de cuestionamiento por parte de las autoridades ministeriales afirmando que todos los problemas delictuales que ha tenido un auge en los últimos tiempos son ajustes de cuentas y no dándole la importancia que merece este flagelo.

Las políticas públicas en materia de Seguridad Ciudadana y Convivencia que ha adoptado el Estado venezolano para hacer frente al delito, la violencia y las inconvivencia, debido a que el fenómeno de inseguridad presenta distintas causas y múltiples efectos, es necesario que todos los órganos y entes del Estado venezolano, así como las instituciones u organizaciones que intervengan activamente en la materia colectivos, consejos comunales, ong’s, participen de una manera coordinada en la lucha por garantizar el mayor nivel de seguridad ciudadana a todos los y las venezolanas.

La gestión pública en materia de seguridad ciudadana hablamos de instituciones del Estado que ejecutan acciones dirigidas a lograr objetivos concretos en las materias, como la reducción del delito y la violencia, así como también, fomentar una cultura de paz. La acción de cada una de las instituciones debe estar debidamente coordinada e integrada para obtener los resultados deseados. 

La seguridad ciudadana es uno de los conceptos en construcción que adopta la visión integral de otorgar todos los satisfactores a los ciudadanos. Deriva del respeto a los derechos humanos y de una mirada integral para entender el pacto social. Surge de los organismos internacionales como la Organización de las Naciones Unidas y la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos. 

Uno de los factores decisivos en el aumento de la de la delincuencia y la inseguridad, es la inadecuada intervención de las instituciones gubernamentales encargadas de la administración de justicia, la mala implementación de programas de prevención del delito que lleguen a los sectores más necesitados, la corrupción existente en algunos empleados públicos que se aprovechan de este problema para aumentar sus ingresos pidiendo sobornos a los delincuentes y familiares, contribuyendo que esas personas que cometen un delito siga haciendo sus fechorías y no sea sancionado por el delito cometido. 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales