Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Elecciones Municipales   ·   Quintana Roo   ·   Sociedad   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Corrupción   ·   Ciudadanía   ·   Andrés Manuel López Obrador



Tango, identificación cansadora


Inicio > Cultura
27/11/2011

1435 Visitas



Nadie discute la importancia del tango a nivel social en Argentina, todo lo que ha significado para los habitantes del río de La Plata en pasadas décadas lejanas, la discusión eterna con uruguayos en adjudicarse la "propiedad" del sensual baile. La existencia de lugares emblemáticos que alguna vez fueron reflejados en las letras de los más importantes escritores, que luego fueran interpretados magistralmente por cantantes con diversidad de tonos y acompañados por la música de no menos trascendentes maestros instrumentales. De eso no cabe ninguna duda.


Quizás esa haya sido  la identificación porteña de antaño, hoy es otra, lejos de los engaños amorosos, de la muerte bajo la farola, de aquel que ahoga sus penas en el bar del barrio, del cafetín donde se reúnen los hombres para contar sus hazañas, de la lejanía del país y el retorno luego del fracaso, o del caminito de la añoranza. Todo marcado por una constante, la depresión. 

Argentina no es eso, esa fue una época. Si bien como algún iluminado dijo una vez, Argentina siempre será un país de futuro, futuro que nunca llega. Uno está un poco cansado que todo programa turístico identifique a la perla del plata con el Tango, haciendo creer que Argentina es solo eso. Es una identificación equívoca, agotadora, que quienes hemos viajado por el mundo estamos cansados de esa identificación. ¿Eres argentino? que bien, debes bailar  tango entonces. Típica frase. Es como creer que todo español es torero o que a cada austríaco le gusta el vals.

El tango es una interpretación musical marcada por una época cultural en una determinada etapa. Válida, sí, importante, también. Pero ya está bien con esa identificación. Hoy no encuentras a nadie en la calle bailando tango, los establecimientos tangueros están para una minoría que aprenden o disfrutan del sonido del dos por cuatro, para el turismo y para aquellos que recuerdan sus momentos de juventud. 

El tango responde al proceso histórico concreto del mestizaje biológico y cultural de la población rioplatense pre-inmigración y la inmigración masiva, mayoritariamente europea, que reconstituyó completamente las sociedades rioplatenses, a partir de las últimas décadas del siglo XIX.

Pero en concreto, la identificación del tango con Argentina es un desfasaje histórico, molesto y anticuado. Es preferible que se identifique al tango como parte de una cultura rioplatense pasada pero no como, ¿argentino? ¡Me enseñas a bailar el tango¡. Existen otros tópicos al respecto pero será en otra oportunidad.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21499 publicaciones
5226 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora