El Málaga de Al-Thani: Entre ilusión, desilusión y esperanza

A principios del verano de 2010 aterrizaba en Málaga Sheikh Abdullah Ben Nasser Al-Thani, miembro de la Familia Emiral Qatarí, inversor millonario y gran aficionado del fútbol. Su objetivo era sellar en la Rosaleda la adquisición del 97,5% de acciones del Málaga Club de Fútbol SAD por unos 36 Millones de euros, incluidos unos 14 Millones para sanear la deuda acumulada por el Club blanquiazul. Al hacerse efectiva la operación de compra, cesó el mandato de Fernando Sanz dejando el poder y mando del Málaga C.F. al nuevo propietario y Presidente: el Jeque Al-Thani.

 

. Su objetivo era sellar en la Rosaleda la adquisición del 97,5% de acciones del Málaga Club de Fútbol SAD por unos 36 Millones de euros, incluidos unos 14 Millones para sanear la deuda acumulada por el Club blanquiazul. Al hacerse efectiva la operación de compra, cesó el mandato de Fernando Sanz dejando el poder y mando del Málaga C.F. al nuevo propietario y Presidente: el Jeque Al-Thani.

  Hay figuras destacadas que empezaron a lucir como el vicepresidente Abdullah Ghubn, entonces mano derecha del Jeque, y a partir de la temporada 2010/11 se contó también con José Carlos Pérez, como gerente, y con Antonio Fernández en el puesto de director deportivo. También se ficharon jugadores de élite como Joaquín, Van Nistelrooy, Isco, W. Toledo, Baptista, R. Sta. Cruz, Demichelis, Toulalan, Cazorla y otros más…

  Sheikh Al-Thani no olvidó la importancia del “fútbol base” y fichó al mando de la Academia a Manel Casanova, en 2011, procedente del Espanyol. Gracias al técnico catalán y sus ojeadores, como David Vizcaíno y Pepe Calderón, se empezó a fichar entrenadores competentes y a jóvenes talentos del fútbol, que algunos después de su destacado paso por el Málaga CF han llegado a ser jugadores en otros Clubes españoles y europeos: Mula, Ibrahim, Juanmi, Fornals, S. Casado, Fabrice, Calero, Chakla, Ontiveros etc…

  Como entrenador destaca la figura de Manuel Pellegrini, que con él el Málaga CF quedó merecidamente clasificado 4° de 1ª División de La Liga 2011/12 clasificándose, por primera vez en su historia, a la EFA Champions League. Aquello fue un acontecimiento histórico sin precedentes para el malaguismo llegando el equipo, del Jeque y del Ingeniero, a Cuartos de Final (2012/13) pero cayó en la vuelta 3-2 ante el Dortmund en un polémico partido por culpa de un arbitraje nefasto del colegiado Craig Thomson. Esa pérdida dura e injusta considerada "un robo", por el fallo arbitral monumental, costó mucho tiempo digerirlo por el malaguismo, equipo técnico, jugadores y Presidente.

  En otro ámbito, el Jeque qatarí, a parte de su inversión de casi 200 Millones de euros en el Málaga CF, tenía proyectado una ampliación multimillonaria del puerto de Marbella que no llegó a concretarse ya por la burocracia administrativa o más bien por insuficiencia de financiación en los plazos fijados. Al haberse realizado dicho proyecto, podría además de facilitar una autosuficiencia para financiar al Club, también crearía cientos de puestos de trabajo y promovería el turismo en La Costa del Sol.

  De todas formas, el "fenómeno Al-Thani" desde su llegada causó un efecto en muchos proveedores, directivos, ojeadores y agentes intermediarios que se convirtieron en auténticos depredadores ya que la figura de Al-Thani representó, en el imaginario colectivo de ellos, el prototipo de jeque árabe generoso que, además de poseer reservas de hidrocarburos en su país, tiene un "pozo sin fondo" de miles de millones de dólares.

  Es verdad que Qatar está entre los países con PIB Per Cápita más alto del mundo (por delante de Suecia, Francia o Alemania), pero invertir en un Club de Fútbol es un negocio que ha de tener beneficios para seguir creciendo y progresar. Esta cuestión no la supieron manejar bien los directivos más próximos al Jeque porque, aunque sean bien formados en cuestiones de economía y derecho como Ghubn o Shatat (pese a su cuestionada lealtad al Jeque), tenían que haberse profundizado más en el día a día del Club para descubrir los pequeños detalles de gestión y los gastos innecesarios que se agrandaban como la “bola de nieve” y que la “vieja guardia” del Club, desde su "refundación" en 1994 como Sociedad Anónima Deportiva, taparía por negligencia, desidia o posibles intereses propios.

  La vieja guardia no sale en la tele o en la prensa pero son pocos de los antiguos empleados del Club que sabían todos los presuntos “chanchullos” que se hacen “bajo manga” sin que algunos directivos honestos y sobre todo Sheikh se enterasen de nada: desde cuántas camisetas o entradas se reparten gratuitamente o cuántos jugadores de la Academia usan el comedor de su Residencia hasta comisiones opulentas a los agentes, cláusulas desorbitadas en los contratos e incluso presuntos trucos, que se rumoreaban, en el recuento de entradas al Estadio.

  Por esto digo que la vieja guardia podría ser una de las partes causantes de la decadencia del Málaga CF, hecho que se sumó a la presunta traición a Al-Thani, por parte de algunos nuevos altos cargos, en la venta en 2013 por tan sólo 1 Euro (tan simbólico como enigmático) del 49% de acciones quedándose el Jeque con el 51% de NAS SPAIN 2000 SL, empresa que posee el 97,8% de acciones Club. Ante eso empezó el litigio en los Juzgados de Primera Instancia, Audiencia Provincial de Málaga llegando a un recurso de casación presentado por Al-Thani ante el Tribunal Supremo en 2021. Por consiguiente, Sheikh insiste en que fue víctima de una estafa por parte de sus directivos cercanos y alega que: las firmas del documento de compra-venta fueron falsificadas, el documento presentado por BlueBay es fotocopia y no original además de no llevar las correspondientes legalizaciones de los ministerios qataríes de Justicia y Exteriores ni tampoco la compulsa de la Embajada de España en Doha.

  También a la espera de saber cómo termina ese proceso judicial ante el Supremo; hay otro caso abierto en octubre de 2019 por la Asociación de Pequeños Accionistas (APA) contra Sheikh Al-Thani y tres de sus hijos que forman parte del Consejo de Administración del Club. Se trata de una querella criminal por supuestos delitos de “administración desleal, apropiación indebida e imposición de acuerdos societarios abusivos”. La APA posee en torno al 1% de acciones del Club (según algunas fuentes), pero hay otros pequeños accionistas no adheridos a la Asociación pero tienen un 1,2% de acciones; y el resto (97,8%) es de NAS SPAIN a la espera de la decisión sobre el recurso de casación contra Bluebay presentado, como ya hemos adelantado, ante el Supremo por los abogados del Jeque.

  Coincidiendo con la querella de APA, en noviembre de 2019, el Presidente Al-Thani nombró al estadounidense Richard Shaheen como nuevo director-gerente del Málaga CF; un economista experto con más de 20 años de experiencia en finanzas y gestión ejecutiva y también en el fútbol profesional, según un comunicado del Club. El objetivo fue dar forma al “plan de viabilidad” y reestructurar el Club que se encontraba ya desde la temporada 2018/19 en 2ª División y aspiraba a volver a Primera dentro de las capacidades económicas y deportivas de las que disponía. Igualmente el norteamericano despidió a Joaquín Jofre, (asesor jurídico), al director deportivo José L. P. Caminero y al más veterano de todos y gerente de la Academia José L. Ruiz. A parte de esto, Shaheen estaba pendiente de la querella presentada por la APA ya que en diciembre de 2019 el Ayuntamiento de Málaga, dirigido por el Alcalde Francisco de la Torre, se personó como “acusación particular” en el caso motivado por ser “titular (el ayuntamiento) de acciones del Club que representan el 0,34% del capital social de la referida entidad deportiva”, según precisó en una nota el mismo Consistorio.

  El proceso judicial siguió y dos meses más tarde, la jueza que lleva el caso apartó de la gestión del Club a Abdullah Al-Thani y sus hijos miembros del Consejo de Administración. También se nombró al economista José María Muñoz como Administrador Judicial por un periodo de seis meses renovables; un hecho que hizo inmediata la salida del Club del gerente Richard Shaheen.

  Han pasado ahora más de 2 años con el Club bajo Administración Judicial siguiendo su curso la querella de la APA en los Juzgados de Málaga, y el recurso de casación presentado por el Jeque por el caso Bluebay en el Supremo; son casos que pueden tardar en resolverse mucho tiempo vista la lentitud de procesos similares. Sin embargo, la afición malaguista espera impaciente una solución para que vuelva el Málaga CF a ser lo que fue entre 2010 y 2015. El administrador judicial llevó a cabo un ERE en 2020 despidiendo a unos 50 empleados y una docena de jugadores. Y actualmente (2022) el Club ha recibido 9,75 Millones de euros tras un acuerdo de La Liga con el fondo CVC y que supone el 20% de la cifra total que percibirá la entidad en los próximos años: un alivio actual para las arcas del Club pero que hipotecará su economía durante muchos años.

  A todo lo dicho en este artículo de opinión, anotamos las observaciones e interrogantes finales siguientes:

  1- ¿Se acuerda el malaguismo de todo lo logrado en beneficio del Club y diversión de su afición entusiasmada e ilusionada gracias a Sheikh Abdullah Al-Thani?

  2- ¿No creen que parte de la vieja guardia del Club hicieron que se tapasen supuestas irregularidades y gastos innecesarios para que el Jeque y su entorno no se enteraran?

  3- ¿Creen en la entera lealtad de los altos cargos al Presidente Al-Thani citando por ejemplo: Abdullah Ghubn, Moayad Shatat, Antonio Fernández, José C. Pérez, Mario Husillos, Vicente Casado, Manuel Novo, José L. Ruiz, F. Arnau…?

  4- ¿Creen que la poca relación y además turbia entre el Alcalde F. De La Torre y Sheikh Al-Thani desde años ha influido en la personación del Ayuntamiento, como acusación particular (con solo 0,34% de acciones) en la querella de la APA?

  5- ¿Ven normal que José Mª Muñoz fuera nombrado como Administrador Judicial aunque desde muchos años “presta servicios profesionales” en ProMálaga, Empresa municipal de promoción empresarial perteneciente al Ayuntamiento?

  6- ¿No ven ilógico e increíble que Sheikh vendiera el 49% de NAS Spain a Bluebay por tan solo 1 Euro?

  7- ¿Por qué no se toman en consideración las alegaciones de Sheikh de que el contrato de compra-venta que presenta Bluebay es una fotocopia, y no original, que además no lleva las debidas legalizaciones de las Autoridades qataríes y de la Embajada española?

  8- ¿No creen que la APA, con menos del 1% de acciones según algunas fuentes o 2% según otras, ha enredado los asuntos porque el Club puede mantenerse en 2ª División pidiendo préstamos y bajo Administración Judicial; pero sólo podrá crecer y volver a ser de los primeros de 1ª División con una inversión potente como la que hizo Sheikh Al-Thani?

  De todas formas, hay que confiar en la Justicia para depurar responsabilidades, posibles intereses ocultos y presuntas complicidades, si las hay, entre alguna parte u otra.

  Y no queda más que decir que: ¡VIVA EL MÁLAGA!

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales