Andalucía en la encrucijada

El Presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno ha terminado ya de deshojar la margarita de la convocatoria de elecciones. Ya hay fecha, el 19 de junio. Corrieron rumores de que podrían ser en día laborable, pero serán finalmente en un caluroso domingo, como es de prever en Andalucía. Moreno justifica el adelanto de las elecciones en la necesidad de aprobar los nuevos presupuestos antes de que acabe el año, pero todo indica que el verdadero motivo es que el presidente andaluz quiere aprovechar el “efecto Feijóo”, que según las encuestas está ya en un buen momento. Pero la apuesta es arriesgada sobre todo si el objetivo es que el Partido Popular gobierne en solitario. Veamos todos los factores que coinciden y pueden influir en esta cita electoral.

 

. Ya hay fecha, el 19 de junio. Corrieron rumores de que podrían ser en día laborable, pero serán finalmente en un caluroso domingo, como es de prever en Andalucía. Moreno justifica el adelanto de las elecciones en la necesidad de aprobar los nuevos presupuestos antes de que acabe el año, pero todo indica que el verdadero motivo es que el presidente andaluz quiere aprovechar el “efecto Feijóo”, que según las encuestas está ya en un buen momento. Pero la apuesta es arriesgada sobre todo si el objetivo es que el Partido Popular gobierne en solitario. Veamos todos los factores que coinciden y pueden influir en esta cita electoral.

Ciudadanos

El partido naranja está en claro declive en toda España. Se puede decir que el Ayuntamiento de Madrid y Andalucía son los únicos ámbitos de poder donde mantienen alguna fuerza. La simple convocatoria de las elecciones andaluzas ha provocado ya que cuatro diputados de Ciudadanos en el Parlamento de Andalucía abandonen el partido. A pesar de ello Juan Marín, Vicepresidente de la Junta de Andalucía, y líder del partido ya ha dicho que Ciudadanos no irá en una lista conjunta con el PP, algo que si ha ocurrido en otras comunidades autónomas. Salvo sorpresas, que Ciudadanos vaya en solitario a las urnas es un riesgo claro de desaparecer políticamente o quedar reducidos a la mínima expresión. Resulta evidente que Juanma Moreno sería el gran beneficiado de este presumible fracaso de Ciudadanos al recibir a manos llenas sus votos.

Vox al acecho

Tras su “entrada triunfal” en el gobierno de Castilla y León, el partido de Abascal persigue repetir la jugada en Andalucía. No debe olvidarse que el actual gobierno andaluz, está apuntalado por Vox. De hecho, el pasado mes de noviembre el voto en contra de Vox, el PSOE y Unidas Podemos impidieron la aprobación de los presupuestos. Juanma Moreno, como es natural, persigue gobernar en solitario, pero el auge de la extrema derecha, especialmente en las zonas rurales de Andalucía, hace difícil, por no decir imposible, este objetivo del líder popular. Además, cuando se escribe este artículo se confirma que Macarena Olona, será la candidata de Vox a la Junta de Andalucía. La presencia de esta emblemática líder del partido verde en las elecciones andaluzas pone las cosas más difíciles a Juanma Moreno, porque no es descartable que haya una fuga de votos populares a Vox.

El reto socialista

El PSOE andaluz acude a esta cita con un candidato, Juan Espadas, que a pesar del tiempo que ha transcurrido desde que gano las elecciones primarias a la ex lideresa, Susana Díaz, no tiene, a fecha de hoy, suficiente arraigo popular para competir con Juanma Moreno. Sin embargo, las campañas electorales suelen estar cargadas de sorpresas y no se debe descartar que el candidato socialista pueda remontar el vuelo. Además, no debe olvidarse que en las anteriores elecciones andaluzas muchos votantes socialistas se quedaron en casa confiados en la victoria del PSOE y también afectados por el enfrentamiento entre Susana Díaz y Pedro Sánchez que estaba en pleno auge en ese momento. Así pues, a pesar de las dificultades para los socialistas con las que empezará esta campaña electoral no debe descartarse nada.

El mosaico de la izquierda

A la izquierda del PSOE hay un auténtico mosaico de partidos entre los que destaca Adelante Andalucía y su candidata Teresa Rodríguez. Pero en esta cita electoral estarán también Unidas Podemos, Izquierda Unida y Más País. Sería deseable que hubiera una candidatura conjunta de estas organizaciones, pero no parece probable. Sin embargo, es previsible la presencia de Yolanda Díaz en la campaña electoral, a pesar de que en una reciente visita a Andalucía dijo que no le daba tiempo a tener preparado su proyecto político, “Ahora mismo no soy un proyecto político y es evidente que no voy a llegar a las elecciones andaluzas”, dijo la dirigente de Izquierda Unida.

 

Reflexión final

El riesgo de que la extrema derecha pueda entrar en el gobierno de Andalucía, especialmente después de conocerse la candidatura de Macarena Olona, va a motivar que la izquierda, esa izquierda que se quedó en casa en las elecciones de 2018, acuda ahora masivamente a las urnas. No debe olvidarse que, en las anteriores elecciones, a pesar de la desastrosa campaña que hizo Susana Díaz, el PSOE fue el partido más votado, aunque finalmente perdió el gobierno de Andalucía después de 40 años en el Palacio de San Telmo.

  

@rsanchezsa

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales