Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Lectores   ·   Lectura   ·   Cultura   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Libros   ·   Criptomonedas



¿Hacia un modelo ibero-mediterráneo de emprendimiento?


Inicio > Economía
26/11/2011

1305 Visitas



En nuestro país fomentar el emprendimiento empresarial y apoyar a los autónomos y pequeños empresarios es un objetivo compartido por todos los partidos parlamentarios, las organizaciones empresariales y los sindicatos.


Sin embargo, echo en falta un debate más a fondo acerca de cuales son las políticas adecuadas para avanzar hacia este objetivo.

En particular, creo que es tiempo de empezar a hablar acerca de los distintos modelos de emprendimiento en los que esas políticas se están inspirando o pueden hacerlo en el futuro.

Como tendencia general observo que el modelo de emprendimiento que se está difundiendo en nuestro país tiene a menudo como referente la cultura de emprendimiento estadounidense. En ella se predica que el ciudadano "nace empresario", que con entusiasmo, trabajo y esfuerzo cualquiera puede llegar a conquistar sus sueños, se rechazan el intervencionismo estatal y los impuestos y se aplaude la desregulación de las relaciones entre Capital y Trabajo.

Pero este discurso tiene un fuerte carácter ideológico. La realidad en Estados Unidos es más compleja y contradictoria. En cualquier caso, los valores y las formas que inspiran el emprendimiento norteamericano tienen su propia historia y su propio contexto, que explican tanto sus éxitos como sus fracasos (por ejemplo, a la hora de generar equidad, protección y bienestar social).

¿Por qué no mirar hacia otros países de nuestro entorno? ¿Cómo se impulsa el emprendimiento en Finlandia, en Suecia, en Noruega, en Dinamarca, en los Países Bajos, en Alemania...? ¿Qué apoyos reciben los emprendedores y los empresarios en estos países? ¿Cómo se les forma? ¿Cómo se articulan en estas políticas la iniciativa pública y privada?

Estoy hablando de países capitalistas, ricos, competitivos a nivel global, con altos niveles de renta y con bajas tasas de desempleo; sin embargo ¿por qué nos inspira tanto el modelo norteamericano y no nos miramos más en el espejo del emprendimiento europeo?

Cierto, también los países europeos a los que he hecho mención tienen su propia historia y circunstancias. Podemos aprender de los norteamericanos, estoy convencido; como también de lo que pasa en el norte de Europa, que deberíamos valorar más y conocer mejor (algo estamos haciendo ya cuando miramos hacia Finlandia para aprender de sus sistema educativo o a Alemania para aprender de sus políticas de Formación Profesional).

Sin embargo, creo que en los países ibéricos y mediterráneos deberíamos reflexionar más acerca del modelo de emprendimiento que puede ser más adecuado a nuestra historia, fortalezas y valores. Pienso, por ejemplo, en todo el potencial que tenemos en el campo de las energías renovables, en nuestras poderosas capacidades conversacionales y en nuestra capacidad de construir relaciones distribuidas y redes de colaboración.

Pero para hacerlo con eficacia hace falta una visión de futuro esperanzadora y un relato acerca de nosotros mismos que refuerce nuestra autoestima. La conjunción de ambos factores nos colocará proactivamente ante los retos que debemos afrontar, y no de manera sumisa ni tampoco a la defensiva frente a las exigencias de los mercados, extremos ambos que no conducen a ningún lado más que a la ruina económica y al fracaso rotundo de nuestra sociedad.

Tenemos potencial para estar en la vanguardia de una Tercera Revolución Industrial; a la cabeza de un cambio de paradigma económico basado en las energías renovables, Internet, la gestión del conocimiento y el protagonismo y participación distribuida de los ciudadanos con el apoyo de su Estado, un Estado social y democrático que debe regenerarse mediante el protagonismo, la iniciativa y la cooperación de y entre sus ciudadanos.

Este camino no me parece tanto una alternativa de izquierdas o de derechas, sino una expresión de inteligencia social y política.

(+ información en www.javiermalagon.com)







Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22175 publicaciones
5292 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora