Establecimiento de operaciones OTC de opciones en criptomonedas

Las operaciones financieras ligadas a las criptomonedas nos siguen sorprendiendo, alcanzando espacios que en algún momento se le consideraban ajenos. Así ha sucedido con las operaciones OTC de opciones sobre criptomonedas.

 

. Así ha sucedido con las operaciones OTC de opciones sobre criptomonedas.
Con gran expectación en el mundo de los negocios, particularmente de las inversiones, la gestión de riesgos y las criptomonedas, se conoció el lunes 21 de marzo de 2022 a través de un conocido medio de comunicación (https://www.df.cl/noticias/mercados/divisas/goldman-sachs-ofrecera-operaciones-otc-de-opciones-en-criptomonedas/2022-03-21/094631.html ), que la prestigiosa entidad bancaria de inversiones Goldman Sachs realizó en Estados Unidos la primera operación OTC de opciones en criptomonedas.

Esto viene a ratificar que las criptomonedas paso a paso, habiéndose visibilizado al mundo en enero de 2009 a través del bitcoin como la primera criptomoneda que surgía, siguen avanzando en su instalación y aceptación mundial de la mano de entidades que gozan de una dilatada historia en el mundo de las finanzas. Cabe señalar que años atrás las instituciones bancarias ligadas a Wall Street habían desechado al bitcoin.

Respecto de las operaciones OTC estas derivan de la expresión en inglés “over-the-counter”, o en español “sobre el mostrador”, lo que implica que pertenecen a un tipo de operación que se realiza fuera de una bolsa de valores o exchange, involucrando en consecuencia una operación entre privados. En este caso, el banco de inversión por una parte, y el usuario por la otra.

Para quienes no están familiarizados con las opciones, comentarles brevemente, que corresponden a uno de los cuatro tipo de transacciones que se categorizan dentro de lo que se denominan derivados o derivados financieros; esto es futuros, forwards, swaps y opciones.

Ahora bien, ¿por qué denominarlos derivados? Pues ello se debe a que el valor del derivado en este caso la opción se deriva o depende de un activo subyacente, que en este caso se trata de una criptomoneda en específico, el bitcoin.

Particularmente, el tipo de opciones del presente artículo son utilizadas esencialmente por inversionistas en criptomonedas para protegerse de los riesgos sobre la variabilidad de estos activos (aumentos o disminuciones de precios), o alternativamente, para intentar aumentar sus rentabilidades mediante la especulación.

Por otra parte, pensemos que en la actualidad dentro de los mercados de intercambio junto a los mercados OTC no están únicamente los mercados bursátiles, sino que también existen los denominados crypto Exchange (crE), que corresponden a plataformas digitales de intercambio orientados a las criptomonedas, que se visualizan como más accesibles para distintos públicos, y en los que ejemplo de ello son Binance y Coinbase.

Así, una inquietud que nos puede surgir, dejando de lado la posibilidad de realizar operaciones en los mercados bursátiles, es: ¿qué puede motivar a realizar operaciones vía un intermediario o bróker OTC en lugar de una crypto exchange? Pues algunos aspectos a considerar y que se pueden rescatar a partir del reporte “The OTC Crypto Market: At a Glance” preparado por la empresa Capco (2019) son:

· Carencia de liquidez, ya que las crE tienen baja liquidez en relación con los mercados OTC, lo cual va ligado a la capacidad de ejecutar grandes ordenes o transacciones.

· Protección de precio, ya que los mercados OTC son más favorables que los crE para movilizar grandes volúmenes evitando impactar en el precio.

· Evitar el deslizamiento de precios, lo cual se puede producir en los crE cuando el precio ejecutado es diferente del precio esperado.

· Evadir los prohibitivos límites en algunas de las operaciones que ofrecen los crE, los que pueden corresponder por ejemplo a límites de compras, retiros por día y/o semana, y/o mes.

No obstante, hay otros aspectos que creo relevantes de considerar cuando se trata de transacciones, y que no se encuentran incluidos en los puntos anteriores. Ello tiene que ver con disponer de un marco regulado para las operaciones, ofreciendo a quienes realizan las transacciones, una seguridad y/o tranquilidad respecto de la existencia de derechos y obligaciones que las partes asumen, particularmente en el caso de controversias, así como que se trate de instituciones que han sido autorizadas por organismos reguladores, como la SEC (Securities and Exchange Commission) en Estados Unidos o la CMF (Comisión para el Mercado Financiero) en Chile, para realizar operaciones dentro de un país. 

En esta línea, el panorama resulta más favorable para los actores que operan en los mercados OTC (por ejemplo, los bancos), mientras que tratándose de los crypto Exchange, se encuentran algo rezagadas al respecto, tratando algunas de ponerse al día en materias de este tipo, dada la mirada con recelo de parte de los organismos fiscalizadores de distintos países, que con el tiempo han generado listas negras de plataformas de intercambio. Ejemplo de ello es la siguiente publicación, https://www.cmfchile.cl/portal/prensa/615/w3-article-49167.html, generada por la CMF durante el 2021, respecto de las plataformas Omegapro, Binance y Swedencap.

Por lo anterior, resulta saludable y conveniente revisar, indagar y estudiar en torno al tema, permaneciendo atento a las alertas que surgen de los organismos fiscalizadores. Normalmente, estas entidades dentro de sus sitios webs disponen de espacio para comunicar situaciones de riesgos, no sólo a nivel nacional, sino también provenientes del extranjero. En el caso de nuestro país, lo podemos encontrar en: https://www.cmfchile.cl/portal/principal/613/w3-propertyvalue-43333.html.

Mauricio Andrés Burgos Navarrete

Director de la carrera de Auditoria e Ingeniería en Control de Gestión, Facultad de Administración y Negocios, Universidad Autónoma de Chile (Sede Temuco)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales