Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   PRI   ·   MORENA   ·   Quintana Roo   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Innovación   ·   México   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Lectura



Por qué Europa no entiende la sanidad ‘gratuita’ de España


Inicio > Ciudadanía
24/11/2011


5120 Visitas



Mirar alrededor suele ser la mejor manera para analizar el por qué de muchas cosas. Es lo que sucede al intentar explicarnos por qué Europa no comprende que España quiera seguir manteniendo una sanidad gratuita (entendiendo por gratuita no tener que pagar al utilizarla, aunque ya la estemos pagando con nuestros impuestos). No lo entienden por los problemas de nuestra economía y lo mucho que supone mantener la sanidad pública gratuita, un 9,5 % de nuestro PIB. Tampoco lo entienden porque en la inmensa mayoría de los países de la Unión Europa no existe la sanidad gratuita. El 80 por ciento de los países incluyen algún tipo de copago para mantener la cobertura sanitaria de los ciudadanos. Tan solo Reino Unido, Grecia (por poco tiempo, la UE ya le exige aplicar el copago para mejorar sus cuentas) y España mantienen sus servicios básicos gratuitos. Es decir, en ninguno de estos tres países el ciudadano debe pagar cuando utiliza la atención  primaria, las consultas especializadas y los ingresos hospitalarios. En todos sí tiene que pagar parte o todos los medicamentos que consume.


En el resto de la UE, ya funcionan medidas de copago sanitario. Los ciudadanos, además de con sus impuestos, deben pagar parte de su cobertura sanitaria.  El punto intermedio son solo tres países. En Holanda no hay que pagar por la atención primaria (pero es necesario tener un seguro privado); en Dinamarca no se cobra la atención hospitalaria pero sí las consultas primarias y las especializadas; y en Hungría se paga el ingreso en hospitales pero no la atención primaria y la consulta a los especialistas.

Si al leer estos párrafos han conseguido ir creando un mapa de Europa en su cabeza con cada una de las opciones verán como solo España, Grecia y Reino Unido mantienen la sanidad gratuita. Y España no se puede comparar a uno ni otro por argumentos opuestos. Por eso, no entienden que queramos seguir manteniéndolo así cuando la tendencia global, que además ahorra muchos miles de millones de euros, es la contraria.

En Europa manda el copago moderador. Esto significa que los ciudadanos tienen que pagar cuando utilizar alguno o todos los servicios básicos sanitarios. En Francia, por ejemplo, hay que pagar unos 23 euros por consulta médica y 18 euros por hospitalización. Otro ejemplo más… en Alemania se pagan 10 euros al mes para poder ir a las consultas primarias y de especialistas, y otros 10 euros al día si se necesita hospitalización.

Desde todos estos países nos empujan e incluso presionan a utilizar este sistema de financiación de la sanidad. Aseguran que mejora mucho las cuentas públicas y que no daña la cobertura sanitaria de los ciudadanos. En todos estos países quedan exentos de pagar los pensionistas, parados, personas con muy bajos ingresos y los enfermos crónicos. Dicen que esto impide que nadie se quede fuera de la cobertura sanitaria imprescindible. Desde luego esta argumentación se puede rebatir fácilmente. Quizá es posible que no podamos permitirnos seguir manteniendo la sanidad gratuita como hasta ahora. Quizá no sea viable según nuestro poder económico. Quizá nos veamos obligados a tener que implantarlo. Pero estoy convencido de que en todos estos países, y también en España si se pone en marcha este tipo de copago, hay muchas familias que se encontrarían en serios apuros si necesitan acudir al médico. No solo pasan estrecheces económicas los parados y las personas con salarios mínimos. En las familias de clase baja y media, donde a pesar de tener un trabajo, llegar a fin de mes es toda una odisea, imaginar el tener que pagar a entre 5 – 20 euros de consultas más otros 10 euros diarios por hospitalización de un familiar  es meterles en un grave apuro. Y en España, más del 60% de los trabajadores son mileuristas… así que esos problemas podrían llegar para la mayoría.

Los defensores del copago sanitario también dicen que tener que pagar ‘algo’ ayuda a utilizar más racionalmente la sanidad. Se acude al médico solo si es necesario. Desde luego, si llegar a fin de mes depende de ello. Quizá haya otras formas de concienciar de lo que nos cuesta mantener el sistema.

Entiendo por qué Europa nos exige implantar el copago sanitario para mejorar nuestras cuentas. Pero también entiendo que intentemos defender unas prestaciones que ellos ya no tienen.  Piensan que están pagando nuestro despilfarro en muchas cosas, también en la sanidad. En España, cada trabajador aporta con sus impuestos y con una parte de su sueldo mensual el dinero para poder luego hacer uso de la sanidad. Nos obligan a creer que así solo, este sistema es inviable. Que esa parte de nuestros salarios dará solo para ciertas prestaciones, y que otras, habrá que copagarlas cuando las necesitemos utilizar. A lo mejor tienen razón… pero habría que pensar y pensar nuevas fórmulas antes de despedirnos de la sanidad gratuita.

¿Qué ha sucedido en todos estos países? Que los ciudadanos se han visto abocados a tener que contratar seguros privados para poderse garantizar toda la cobertura sanitaria que necesiten cuando la necesiten. Y ese es un ‘nuevo’ gran negocio.





Etiquetas:   Salud   ·   Estado del Bienestar

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

2 comentarios  Deja tu comentario


Sebastián Betanzo, Ingeniería Industrial en busca de nuevos proyectos ¿Por qué Europa no entiende la gratuidad en Sanidad? La respuesta dependerá del año en que nos hagamos esta pregunta.
Es evidente que este 2011 la respuesta pasa por la necesidad de reducir el gasto público, y en ese sentido resulta admisible plantear un nuevo modelo.
Pero esta respuesta cambia al mirar el 2009, y ver que el –actualmente cuestionado- sistema sanidad español (7% PIB) era superado por Alemania (8,6% PIB), Francia (9% PIB), Inglaterra (7,8% PIB), Irlanda (7,8% PIB) e Italia (7,3% PIB).
Entonces, cambio la pregunta a: ¿Se debe modificar el sistema de salud por un problema coyuntural?



, El actual y futuro panorama económico, hace prever ineludible la instauración del sistema de copago sanitario en España.

Por lo pronto la tarea que debe abordar el ejecutivo es estudiar la experiencia del resto de la EU, para establecer las medidas que consigan reducir el costo estatal en salud (principalmente concientizando sobre el correcto uso de las prestaciones) y asegurar el acceso a todos los ciudadanos (como ejemplificas para los casos de parados, pensionistas o de bajos ingresos).

Una medida impopular, pero necesaria.





Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
19070 publicaciones
4777 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora