Pepe Mapache

Pepe Mapache

 

.

Pensaba en el pasado sus dias de despojar y destripar a sus víctimas.

Él creía haber cambiado, proclamaba ser un mapache domestico y paseaba entre las gallinas sin atacarlas.

No se le vio nunca más morder, robar o destrozar a ninguno de los animales de la granja. 

Todos confiaban en Pepe mapache y lo creían inofensivo.

Aún Pepe, se consideraba un mapache transformado; pero no se daba cuenta qué transportaba en su piel y en su sangre la enfermedad que acabaría con el gallinero.

Un día comenzaron a morir las gallinas, se enfurecían, enloquecían y destruían todo a su pasó... Luego colapsaban y al poco tiempo morían.

Los granjeros no sabían que sucedía y solo muy tarde se percataron qué el mapache no solo mata con sus arpas y sus dientes; también puede enfermar a las gallinas y destruir la granja.

Un día un veterinario le dijo al granjero qué Pepe Mapache era el culpable de la mortandad, de la destrucción y el sufrimiento en esa granja.

Además, Pepe amaba y sentía nostalgia por el bosque; por esas incursiones que hacía con sus amigos mapaches y con otros depredadores... Él quería ayudarlos y tenerlos más cerca; por eso abría las rejas y las puertas de los gallineros por el que luego entraban los zorros a comerse las gallinas.

Ahora la disyuntiva era, que hacer con Pepe mapache? Con solo caminar, defecar o abrir su boca; esparcía el mal que mataba a muchos y ponía en peligro a todos al quitarle los cerrojos y tumbar las barreras que los protegían.

Habría que guardar a Pepe en una jaula o habría que soltarlo en el bosque para que enfermara otros animales?

Pepe mapache no quería ir al médico, no quería curarse de su enfermedad e ingenuamente pensaba qué no atacando a otros ya no estaba haciendo daño; pero cuando lamía las heridas de sus compañeros y cuándo consolaba a quién sufría; iba esparciendo su mal y destruyendo el gallinero con más efectividad que con sus garras y dientes.

¡Ya conocemos lo que haces! y ya conoces tu enfermedad... No se podrá decir qué no conocemos el mal que puede traer, Pepe Mapache.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales