¡Compañero Presidente, nos creemos el cuento!

Escribo esta columna propositiva teniendo presente la invitación del Presidente Gabriel Boric, en su primer discurso desde la Moneda, en el que planteó que los cambios se harán con nosotros, con el pueblo de a pie, llamando a una participación responsable de la ciudadanía, para ser parte del camino de largo plazo que Chile afronta.

 

.
Recogiendo el guante, pensando en la necesidad de dar pasos sólidos que demuestren que este Gobierno tiene la voluntad política de cumplir de manera consecuente con lo que importa a la ciudadanía. Creo que es el momento en que se deben poner en práctica las facultades que invisten a nuestro Presidente de la República, en términos de usar su poder institucional para avanzar en todos los espacios que son de competencia del Ejecutivo, sin que requiera una gestión legislativa.

En este sentido, pienso que se puede avanzar en medidas efectivas, que pueden tener un alto impacto,  atendiendo sus urgencias objetivas y también la percepción y ánimo de la gente, pasando de la esperanza inicial  a una confianza cierta, sustentada en la comprobación de decisiones concretas del gobierno, que apuntan en la dirección esperada.

A modo de ejercicio, observando áreas en las cuales, a través de Decretos del Ejecutivo, se podría enmendar situaciones que han perjudicado a las personas,  apunto las siguientes propuestas, convencido que esto puede extenderse por la vía administrativa a otros temas que también se pueden abordar.

·        En materia de cálculo de las pensiones, es de conocimiento público que las AFP usan una tabla de esperanza de vida, que toma 110 años y bastaría decretar que se vuelva a utilizar la tabla del INE, que llega a 85 años, para una mejoría inmediata de las pensiones. Fundación Sol y Felices y Forrados han propuesto esta medida en los últimos años.

·        En materia de Subsidio Forestal, el DL 701/1974 cuenta con cuatro reglamentos que complementan sus contenidos, que son Decretos Supremos N° 259 de 1980; 192, 193 y 1.341 de 1998. Por una norma reglamentaria, en el marco de la emergencia climática y la mega sequía, el Gobierno podría dar un gran golpe de timón en materia de subsidio a la reforestación y protección de dunas, orientando, con un Decreto Supremo del Ministerio de Agricultura,  el subsidio a las comunidades locales que desarrollen la recuperación de bosque nativo y de bosque esclerófilo, para frenar la sequía en sus territorios. El bosque esclerófilo es un tipo de vegetación mejor adaptada a largos periodos de sequía y calor. Cortar el subsidio histórico a monocultivos de pinos y eucaliptos, de consecuencias depredadoras para la tierra, sería una señal potente para cortar el flujo de recursos públicos a dos grupos económicos, Matte y Angelini, que han profitado de este subsidio, inventado por Ponce Lerou y mantenido incólume desde esa fecha, con prácticamente nula fiscalización asociada.

·        En materia de organismos fiscalizadores de Hacienda, donde se ubican SII, Aduanas y Tesorería, se propone recuperar una impronta descentralizadora que fortalezca los Servicios en las diferentes regiones. Estos Servicios operan en regiones con mucha mayor complementación y es oportuno darles ese espacio para planificar colaborativamente su accionar. Para ello, se sugiere fortalecer las Direcciones Regionales y ampliar sus facultades, exigiendo que los llamados Grandes Contribuyentes tributen y sean fiscalizados en las regiones donde se produce el hecho económico. Estas medidas, que sólo dependen de la voluntad política del Ejecutivo, contarían con el respaldo de los funcionarios y daría una señal sólida para una participación proactiva y de un compromiso anti evasión.

·        En materia Habitacional, la industria inmobiliaria ha concentrado los subsidios , vale decir todas las políticas de viviendas sociales son subsidios que van a las inmobiliarias, lo que excluye la autoconstrucción o la construcción cooperativa. Un Decreto del Minvu podría eliminar esta limitante y canalizar los subsidios a soluciones habitacionales gestadas por las personas o colectivos organizados en cooperativismo o autoconstrucción. Después del gran incendio de Valparaíso, se intentó esta solución asociativa, pero el sistema ha mercantilizado totalmente la solución habitacional. Por ende, el Ministerio de Vivienda, rompiendo cajas negras, podría rescatar la experiencia histórica de Chile, que viene de los 60 en esta materia, lo que ayudaría a la solución social de los campamentos. Un asunto también de competencia del Ejecutivo.

·        En materia del Ministerio de Bienes Nacionales, sería posible reasignar inmuebles o terrenos que están subutilizados por algunos organismos o instituciones, para que sean utilizados por otros servicios públicos. Pienso en edificios como el antiguo Hospital Naval de Valparaíso, ubicado en Playa Ancha, que hoy no funciona y que podría ponerse a disposición del Servicio de Salud regional para atenuar el déficit de hospitales de la ciudad de Valparaíso, que  ha perdido en las últimas décadas, alrededor de 5 establecimientos.

·        En materia medio ambiental y de salud pública, siguiendo estudios y criterios científicos, se podría regular la norma de contaminantes llevándola a estándares internacionales, lo cual también es materia abordable con actos administrativos y un Decreto Supremo que enmarque la adecuación reglamentaria a tales parámetros.

Los puntos que he identificado este artículo, desde una percepción ciudadana, son ejemplos de  ámbitos en los que el Ejecutivo podría  avanzar si se lo propone, es decir si existe la voluntad política de abordarlos y capacidad profesional y técnica en los equipos designados para implementarlos. Se debe superar la inercia del sistema, en la cual el Ejecutivo sólo administra lo que hay, sin alterar nada sustantivo. Los cambios propuestos no tendrían que esperar una discusión legislativa, pues son de resorte presidencial y pueden marcar la diferencia de gestión que la ciudadanía espera.

Cambios que es factible alcanzar, con impacto social positivo porque apuntan al interés general y van en beneficio directo o indirecto de los habitantes de Chile.

Hernán Narbona Véliz, Corresponsal Diario La Razón.cl. Secretario de la Mesa Coordinadora de DDHH de Valparaíso. 14.03.2022.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales