De López y de su llanto

“De cómo él sufre tanto . . .”

 

. . .”

El circo de estreno y gala

un nuevo show nos regala,

López abre temporada

de lágrima derramada.

La del moco sin pañuelo

que se usa de vil señuelo,

la del llanto que se escupe

cual “Rosa de Guadalupe”.

“Lo que calla el Presidente”

de la falsedad cimiente

de un actuar la hipocresía

¿del peje, pues, quien se fía?

Al pueblo “sabio” hace maje

y poniéndose su traje

ese de piel de cordero,

se dio a fingir con esmero.

Así, haciéndose el sufrido,

casi llegando al gemido,

defendió a tres de sus hijos

en el penar muy prolijos.

Pues, dijo fueron espiados

mucho, en fin, atosigados

en tristes pasados tiempos

de Tabasco, sentimientos.

De su ayer “tan tormentoso”,

mas, hizo el terrible oso

porque sus tres “angelitos”

hoy ya están muy maduritos.

Amlo llora, clama piedad,

por su prole mayor de edad

conocidos por “trivagos”,

¡ay!, que momentos aciagos.

No le duele ni lastima

un niño sin medicina,

ni las víctimas del cáncer,

no se sabe estremecer.

Por tanto feminicidio,

por víctimas de homicidio,

por muertos de la pandemia,

con “valemadrismo” premia.

Al robado, secuestrado,

a todos los que han matado

y más si es un periodista,

López engaña a la vista.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 15 de febrero del 2022

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales