Los impuestos y la Educación

No consigo entender la predisposición de algunos individuos de pagar más y más impuestos, cada vez mas altos y cada día menos eficientes. Pues si la meta era crear un estado elefantiásico, ese fin ya se alcanzo hace mucho. Y es que día a día me topo con individuos que parecen cada día más dispuesto y con gusto a seguir pagando la fiesta a los políticos de turno. Y es que la gran argumentación de estos individuos se resume a tres palabras, hospitales, carreteras y colegios, como si la gestión de un estado se tratase del un simple juego, en el que no existen problemas multifactoriales y complejos, que se tienen que tratar con sumo cuidado. Y es que a veces parece que para esta gente la economía es tirar de una palanca, solo tienes que crear más dinero y todo solucionado, buen en nuestro caso pedírselo a papa BCE.

 

. Pues si la meta era crear un estado elefantiásico, ese fin ya se alcanzo hace mucho. Y es que día a día me topo con individuos que parecen cada día más dispuesto y con gusto a seguir pagando la fiesta a los políticos de turno. Y es que la gran argumentación de estos individuos se resume a tres palabras, hospitales, carreteras y colegios, como si la gestión de un estado se tratase del un simple juego, en el que no existen problemas multifactoriales y complejos, que se tienen que tratar con sumo cuidado. Y es que a veces parece que para esta gente la economía es tirar de una palanca, solo tienes que crear más dinero y todo solucionado, buen en nuestro caso pedírselo a papa BCE.
Y es que de esta nefasta argumentación solo quiero coger una parte, la de los colegios, institutos, centros de formación o universidades. Ya que yo en estos momentos, me encuentro en ese paso intermedio entre la adolescencia y la edad adulta, justo en ese momento en el que te toca estudiar. En mi caso como habrán supuesto estudio en un centro público, por eso es por lo que actualmente, esa parte de la argumentación me toca muy de cerca.

Debido a esta, esta excusa de que una parte los impuestos, van a mantener la educación pública, voy a hacer un pequeño análisis de mi experiencia en el público.

Desde 1980 han estado en vigor 8 leyes educativas, todas ellas con sus peculiaridades, pero siempre estando sujetas a una ideología, la que tuviese el partido que estaba en ese momento en le poder, y agradezcan que son 8 y no son más, esto se debe a que en la época del bipartidismo, era normal el doble mandato por parte de un solo partido. Y es que ha mi personalmente me ha tocado vivir cuatro de estas ocho leyes educativas. Se podría decir que cada paso de daba, algo cambiaba, en primaria me toco la Ley Orgánica de Calidad de la Educación (LOCE) de 2002, mas tarde al paso entre primaria y secundaria me toco Ley Orgánica de Educación (LOE) 2006 y la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa (LOMCE) 2013. Y para bachillerato y estudios superiores entre la nombrada anteriormente la (LOMCE) y Ley Orgánica de Modificación de la LOE (LOMLOE) 2020. Y es que como yo todos los que son de mi quinta, y es que de chavales no te das cuenta de esto, no te das cuenta de nada, un año ves Ética o Ciudadanía y al siguiente ya no existen, un año una cosa otro año otra. Ablando con gente con una edad mas corta que la tuya, te explican cómo le calificaban a ellos o como se les examinaba y no se parecen en nada a tus vivencias y luego razonas y ves que solo hay cuatro años de diferencia entre ustedes. En estos pequeños detalles es donde empiezas a ver el elefante en la habitación.

Y es que, y me pregunto, como vamos a ser competentes, como vamos a competir con los demás países, si no conseguimos crear una ley general de educación, competente y que se deje a un lado los intereses partidistas. Por que para ellos solo son cuatro años y luego a vivir del cuento, pero para nosotros fue nuestra educación primaria, secundaria o cualquier otra etapa en la que te tocase vivir bajo sus mandatos. Y es que con el paso de los tiempos este intento descarado de politizar la educación se ha vuelto mas y más presente.

Nos encontramos en un punto en el que se intenta adoctrinar primero y educar después, el pensar por ti mismo ya no esta bien visto, el preguntarse el porque de las cosas o el como ya no se lleva en la educación. Ahora lo que se llevan son los sentimientos y los buenísimos, la ecología y el feminismo. Y es que aparte de puntuales excepciones en el que el profesor, es una persona recta y sabe que no se debe de jugar con el futuro de sus alumnos, hay otros que se pliegan a las bajezas que se le exigen desde sus órganos superiores y antes de empezar el curso, se leen el manual de ochenta páginas sobre lenguaje inclusivo, y luego en clase de dicen, el planeta se muere, abajo los micromachismos o desde ahora seremos compañere. Y es que ha esto se ha resumido la educación pública, de tanto zarandear de un lado para otro, de una ley en otra se ha convertido mas en un instinto político de adoctrinamiento, y es que solo hay que echar un corto vistazo al panorama, para percatarse de que algo va mal en la educación. Se nos ha mentido durante años diciéndonos que cuanto más gato en educación, más resultados daría, pero en mi opinión personal esta mas que demostrado que no es así, y que eso es la respuesta fácil a un problema multifactorial, esta escusa esta a la altura de pagar más impuestos por hospitales, carreteras, colegios. Que le digan eso al sistema educativo Estonia, ya que con la mitad de gasto que el nuestro, tiene unos resultados muchísimo mas positivos. Y es que el secreto ha estado en no utilizar la educación para politizar a tus jóvenes, el futuro de tu país. El secreto ha estado en liberalizar el mercado escolar y dejar una libre competencia entre los diferentes centros educativos, el propio estado se ha echado a un lado y ha dejado de influir en la educación de sus jóvenes. No a sido una salida total solo parcial, pero ya ha hecho bastante, en un punto medio para el buen funcionamiento del mercado, ya que la base del sistema es a resultados positivo igual a más subvención estatal. Los propios centros se ocupan de la calidad la enseñanza que se imparte. Los propios centros en parte se autofinancian y ellos mismo en función de sus necesidades reinvierten el dinero. No están sujetos a un sistema piramidal, sujetos a un superior y este a su vez a otro, y es que la respuesta para unos resultados positivos vuelve a ser de nuevo la libertad y la autonomía de los mandos, la meritocracia como base para la elección de los mas competentes para la gestión de algo tan importante como puede ser la educación de nuestros hijos.

Para mi todo el problema viene de un mismo punto, y se trata de un problema de gestión por parte de los políticos. Y es que la democracia se ha podrido por dentro, estamos viviendo su peor cara, en la que las ansias de poder por parte de los gestores del dinero publico han empezado a afectar seriamente a la población, se alimentan del odio que crean entre la sociedad, y por desgracia la educación es una las victimas más claras de estas tendencias dictatoriales que nos toca vivir. 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales