El Neoliberalismo de Hayek según Contreras Páez.

Jaime Contreras Páez (1947-2010) fue Doctor en Filosofía de la Universidad Católica de Lovaina y su tesis doctoral versó sobre el pensamiento de Friedrich August von Hayek. En el undécimo aniversario de su abrupta partida, mientras dictaba clases de Ética Social en la Escuela de Sociología de la Universidad de Valparaíso, el lunes 6 de diciembre de 2010, se realizó una ceremonia de conmemoración, para iniciar el rescate de su historia y su legado.

 

. En el undécimo aniversario de su abrupta partida, mientras dictaba clases de Ética Social en la Escuela de Sociología de la Universidad de Valparaíso, el lunes 6 de diciembre de 2010, se realizó una ceremonia de conmemoración, para iniciar el rescate de su historia y su legado.
Jaime Contreras Páez estudió sus humanidades en el Colegio Experimental Rubén Castro y prosiguió sus estudios de Filosofía en la Universidad Católica de Valparaíso. Desde su regreso a Chile, en los noventa, en su cátedra dejó al desnudo el pensamiento deshumanizado y materialista del modelo neoliberal, usando para ello el profundo conocimiento de quien fuera su inspirador ideológico, Friedrich von Hayek. El acto de conmemoración destacó el pensamiento político anti neoliberal de Contreras Páez y se cerró con un compromiso “la lucha contra el neoliberalismo, continúa”.

Según el Doctor Jaime Contreras Páez , en el pensamiento de Hayek hay una fragmentación del hombre, sólo importa “lo económico”, lo que impide tratar los problemas socio-económicos en su globalidad, en su contexto, en su complejidad. La sociedad es vista como una suma de individuos. Visión difícilmente aceptable cuando se recorre la historia del pensamiento de occidente. Individuo y sociedad forman un todo indisociable, en interacción permanente y la individuación sólo es posible en sociedad.

En su tesis, el Doctor Jaime Contreras Páez señala el desacuerdo de Hayek con los artículos 22 al 28 de la Declaración Universal de Derechos Humanos. Estos artículos se refieren al derecho a la seguridad social, a un trabajo y un salario digno, a la protección contra el desempleo, al derecho al descanso y a vacaciones periódicas pagadas, a un nivel de vida adecuado y a la educación gratuita. Además, para Hayek los fines , los planes , las acciones tienen un carácter individual, ni social ni común.

El año 1994, de regreso a Chile, dictamos en equipo los Seminarios “Los Jóvenes en el Proyecto Exportador” en la PUCV y “El pensamiento de Hayek y las Negociaciones Internacionales” en la Universidad de Magallanes. En estos programas, el objetivo era ver cómo los planteamientos de Hayek empapaban la acción del Estado, imponiendo su carácter de subsidiario y propiciando la traslación de competencia a un espacio supranacional, donde priman los intereses corporativos a escala global. El Estado abandona en la escalada neoliberal, sus objetivos fundacionales de protección social de sus habitantes y queda sometido a un orden económico globalizado en el cual la concentración de la riqueza ha sido la tónica.

La propuesta que planteábamos era de resistencia al individualismo hayeksiano, promoviendo, como alternativa al materialismo neoliberal y su capitalismo salvaje, las experiencias asociativas que han permitido competir mejor en los espacios ampliados, llámese cooperativas, consorcios, joint ventures en su amplia gama. Las alternativas asociativas en el ámbito económico internacional constituyeron una acción marginal, propiciada especialmente por el mundo de las organizaciones no gubernamentales. En los 90 se estaba reestructurando el Comercio Mundial y en ese tiempo, yo integraba el Centro Interamericano de Comercialización, CICOM, que fue un proyecto de la Fundación Getulio Vargas, de Brasil, y de la OEA, para prestar asistencia técnica a los gobiernos, las cámaras y las universidades para fortalecer su capacidad negociadora, y sumar capacidades de gestión para salir a los mercados ampliados, generando proyectos exportadores, con economías de escala y bases comunitarias y asociativas. Esta propuesta la difundimos en toda la región latinoamericana y del Caribe y quedó plasmada en el libro que escribimos en equipo 3 consultores, Daniel Avaro, Marilda Rosado y yo, más el Director de CICOM, el Doctor Juan Luis Colaiácovo. El libro que editó Machi Editores, “Joint Ventures y Otras Formas de Cooperación Empresarial”, fue el instrumento para una praxis distinta a la ideología dominante.

En estas circunstancias, trabajamos en colaboración con Jaime Contreras Páez, por eso pudimos complementar una visión crítica de Hayek, con sus dogmas de fe dominantes, demostrando que otra forma de relaciones económicas a escala humana y justa es posible, que el neoliberalismo es depredador por esencia, pues busca dominar, imponerse, destruir, absorber, concentrar. 

Ese capitalismo salvaje se estaba instalando en Chile, de verdad un laboratorio de ensayo a disposición de esta ideología desde la dictadura cívico militar, con la complicidad intelectual de conspicuos ex políticos revolucionarios, y, por eso, lo que exponía Jaime Contreras al desnudar a Hayek en su profundo materialismo, se traducía en verdades incómodas, pero indesmentibles, porque estaban dichas por el propio Hayek, desde su filosofía y pensamiento.

Cuando conmemoramos la partida de este profesor consecuente, invisibilizado por la academia oficial, siento, como su compañero de ruta, la premura por mostrar a los chilenos su Tesis y su práctica de vida, en total consecuencia con sus principios. Porque el Doctor Jaime Contreras Páez fue el único académico que se atrevió a adherir a la causa mapuche, sumándose a la huelga de hambre, la que cumplió allí, en las aulas, en el mismo salón de honor de la Escuela de Sociología, donde, dictando clases, recibiría el infarto fulminante del 6 de diciembre de 2010.

Sin embargo, la muerte es derrotada por la palabra y por el ejemplo que ha dejado Jaime Contreras Páez, porque siempre se planteó valiente contra el modelo, sobre todo cuando los más callaban y muchos se mimetizaban como camaleones con el neoliberalismo imperante.

En ese sentido, la obra del Doctor Jaime Contreras Páez amerita ser rescatada como insumo educacional de las nuevas generaciones, porque llevar a la práctica sus ideas es necesario y, hoy, más necesario que nunca. Cuando con Jaime analizábamos el aterrizaje práctico del pensamiento neoliberal, en momentos en que toda disidencia a ese dogma económico era silenciada por el sistema, desde la tribuna académica pudimos presentar una posición contestaria a esta doctrina dominante, demostrando que la colaboración, la complementación, la cooperación, la lealtad y los equilibrios justos, son conceptos que se pueden plasmar en una interrelación positiva para todos los actores de un conflicto de intereses. 

Y esta cosmovisión de democracia profunda, debemos fortalecerla con trabajos intelectuales de la talla del Doctor Jaime Contreras Páez, para que empape los nuevos tiempos que Chile está construyendo. Otro mundo es posible, la lucha continúa.

Hernán Narbona Véliz, Corresponsal Diario La Razón.cl en Valparaíso

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales