Biblioteca del Monasterio de Admont



La Biblioteca del Monasterio de Admont (setenta metros de largo, catorce metros de ancho y trece metros de altura) es la biblioteca monacal más grande del mundo. Está localizada en la pequeña localidad austriaca de Admont, perteneciente al distrito de Liezen en el estado de Estiria. Fue construida en 1776 con diseño del arquitecto Joseph Hueber, siguiendo el encargo del monarca Abbot Matthäus Offner e inspirándose en la Librería Imperial de Viena la cual se conoce en la actualidad como la Biblioteca Nacional de Austria.

 

vidió internamente la biblioteca en tres partes las cuales estarían acompañando a una gran sala central que estaría adornada con una gran cúpula y dos salas laterales las cuales son parte de la división que realizó Hueber.

El techo situado a trece metros de altura lo constituyen siete cúpulas, decoradas por el que fuera pintor barroco austríaco Bartolomeo Altomonte, que son de una belleza excepcional, a través de las que lo divino y de lo humano se confunden. El suelo es de mármol en tablero, salpicado de esculturas que representan a la Muerte, el último juicio, el Paraíso y el Infierno. Amén de las cúpulas del techo, en la biblioteca en cuestión se encuentran esculturas que obedecen al nombre de Las Últimas Cuatro Cosas, cuyo autor es Josef Stammel.

La luz llega a través de 48 ventanas y la arquitectura y el diseño vienen a darnos a conocer los ideales de la ilustración, dando lugar a un sugestivo contraste, rompiendo la tradición de que las bibliotecas tendían a ser lugares oscuros, algo que no ocurre con este deliciosa biblioteca en la que triunfa la luz.

Alberga alrededor de 200.000 volúmenes, que nos permiten disfrutar de un total recorrido por la historia universal. Del total de estos 200.000 libros, 70.000 han sido ya restaurados, y ello sin contar 1.400 de manuscritos, siendo el más antiguo el procedente de la Abadía de San Pedro en Salzburgo, regalo de su fundador, el arzobispo Gebhard, quien acompañó a los primeros monjes cuando se asentaron en el monasterio, así como una biblia gigante del siglo XI, la biblia de Lutero y la edición original de 1758 de la Enciclopedia de D´Alembert y Diderot y un total de 900 incunables que podemos encontrar en sus estanterías. Entre otras joyas artísticas se encuentra el manuscrito iluminado conocido con la Biblia de Admont.

Y todo ello sin perjuicio de una más que destacada sección dedicada a las ciencias y la historia que es consultada habitualmente por numerosos investigadores.

La Abadía fue asolada en 1865 por un incendio del que, afortunadamente, se salvó la biblioteca, lo que llevó a la consiguiente restauración de todo el edificio.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue requisada por los nazis, más gracias a la ayuda recibida por la Unión Europea, todo el conjunto fue, una vez más, restaurado en 2004, y se restringió el número de visitantes al año, no pudiendo superar la cifra de 70.000, con la finalidad de preservar la belleza artística del conjunto.

En la actualidad la comunidad  de la Abadía de Admont consta de más de 27 monjes bajo las órdenes de Bruno Hubl. Esta abadía es responsable de 27 parroquias, además es responsable de la dirección de una escuela secundaria que cuenta con más de 600 alumnos los cuales hacen la mayor parte de sus investigaciones en la Biblioteca de la Abadía de Admont.

Fuentes Wikipedia purakastiga.blogspot

“Bibliotecas del mundo” por Mariángeles Salas.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Biblioteca del Monasterio de Admont


La Biblioteca del Monasterio de Admont (setenta metros de largo, catorce metros de ancho y trece metros de altura) es la biblioteca monacal más grande del mundo. Está localizada en la pequeña localidad austriaca de Admont, perteneciente al distrito de Liezen en el estado de Estiria. Fue construida en 1776 con diseño del arquitecto Joseph Hueber, siguiendo el encargo del monarca Abbot Matthäus Offner e inspirándose en la Librería Imperial de Viena la cual se conoce en la actualidad como la Biblioteca Nacional de Austria.

 

 (setenta metros de largo, catorce metros de ancho y trece metros de altura) es la biblioteca monacal más grande del mundo. Está localizada en la pequeña localidad austriaca de Admont, perteneciente al distrito de Liezen en el estado de Estiria. Fue construida en 1776 con diseño del arquitecto Joseph Hueber, siguiendo el encargo del monarca Abbot Matthäus Offner e inspirándose en la Librería Imperial de Viena la cual se conoce en la actualidad como la Biblioteca Nacional de Austria.
Inicialmente Hueber dividió internamente la biblioteca en tres partes las cuales estarían acompañando a una gran sala central que estaría adornada con una gran cúpula y dos salas laterales las cuales son parte de la división que realizó Hueber.

El techo situado a trece metros de altura lo constituyen siete cúpulas, decoradas por el que fuera pintor barroco austríaco Bartolomeo Altomonte, que son de una belleza excepcional, a través de las que lo divino y de lo humano se confunden. El suelo es de mármol en tablero, salpicado de esculturas que representan a la Muerte, el último juicio, el Paraíso y el Infierno. Amén de las cúpulas del techo, en la biblioteca en cuestión se encuentran esculturas que obedecen al nombre de Las Últimas Cuatro Cosas, cuyo autor es Josef Stammel.

La luz llega a través de 48 ventanas y la arquitectura y el diseño vienen a darnos a conocer los ideales de la ilustración, dando lugar a un sugestivo contraste, rompiendo la tradición de que las bibliotecas tendían a ser lugares oscuros, algo que no ocurre con este deliciosa biblioteca en la que triunfa la luz.

Alberga alrededor de 200.000 volúmenes, que nos permiten disfrutar de un total recorrido por la historia universal. Del total de estos 200.000 libros, 70.000 han sido ya restaurados, y ello sin contar 1.400 de manuscritos, siendo el más antiguo el procedente de la Abadía de San Pedro en Salzburgo, regalo de su fundador, el arzobispo Gebhard, quien acompañó a los primeros monjes cuando se asentaron en el monasterio, así como una biblia gigante del siglo XI, la biblia de Lutero y la edición original de 1758 de la Enciclopedia de D´Alembert y Diderot y un total de 900 incunables que podemos encontrar en sus estanterías. Entre otras joyas artísticas se encuentra el manuscrito iluminado conocido con la Biblia de Admont.

Y todo ello sin perjuicio de una más que destacada sección dedicada a las ciencias y la historia que es consultada habitualmente por numerosos investigadores.

La Abadía fue asolada en 1865 por un incendio del que, afortunadamente, se salvó la biblioteca, lo que llevó a la consiguiente restauración de todo el edificio.

Durante la Segunda Guerra Mundial fue requisada por los nazis, más gracias a la ayuda recibida por la Unión Europea, todo el conjunto fue, una vez más, restaurado en 2004, y se restringió el número de visitantes al año, no pudiendo superar la cifra de 70.000, con la finalidad de preservar la belleza artística del conjunto.

En la actualidad la comunidad  de la Abadía de Admont consta de más de 27 monjes bajo las órdenes de Bruno Hubl. Esta abadía es responsable de 27 parroquias, además es responsable de la dirección de una escuela secundaria que cuenta con más de 600 alumnos los cuales hacen la mayor parte de sus investigaciones en la Biblioteca de la Abadía de Admont.

Fuentes Wikipedia purakastiga.blogspot

“Bibliotecas del mundo” por Mariángeles Salas.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE