Reseña "La anomalía" Hervé Le Tellier



¿Qué harías frente a tu doble, con una vida idéntica a la tuya? La anomalía desmenuza este galimatías hasta sus últimas consecuencias. Esta hipótesis inquietante ofrece una magnífica experiencia lectora que acaba siendo una potente reflexión sobre el sentido de la vida. Te rompe la cabeza. Es de esos libros brillantes que perturban y absorben.

 

Esta hipótesis inquietante ofrece una magnífica experiencia lectora que acaba siendo una potente reflexión sobre el sentido de la vida. Te rompe la cabeza. Es de esos libros brillantes que perturban y absorben.
  Los 243 pasajeros de un vuelo procedente de París aterrizan el 10 de marzo de 2021 en Nueva York tras atravesar una tormenta. Tres meses después se repite la historia. Los mismos pasajeros en un avión idéntico vuelan por Nueva York. Una réplica exacta del grupo y el avión. Hervé Le Tellier avanza y desarrolla la trama hasta el encuentro de los dobles. ¿Se imaginan el shock?

  Lo que al principio parece una anécdota enrevesada da lugar a situaciones increíbles con cada una de las historias particulares de los personajes. Por cierto, a mi entender, demasiados. El tema ya es suficientemente complejo como para enfrentarse a las cantidades. Pero dejemos esta cuestión a un lado.

  En tres meses pueden ocurrir muchas cosas. Entre marzo y junio las posibilidades en cuanto a vivencias son infinitas y por supuesto, el autor ha buscado circunstancias y contextos personales, algunos especialmente delicados, para que la trama incremente la zozobra y a veces la angustia que transmiten algunos. Esta inaudita aventura de ciencia ficción llega a límites insospechados, que al iniciar la novela, tu cabeza aún no es capaz de imaginar.

  Es la primera que leo a este escritor. No sólo me ha sorprendido el argumento. Había que desarrollar bien el enredo y lo ha resuelto muy bien. Su mérito es doble. Un grupo de 243 personas dentro de la población mundial es una nimiedad. Pero aquí no se trata de cifras sino de vidas, de todo el universo que orbita alrededor de un humano. Se encontrarán con matrimonios “repetidos”, hijos con progenitores por duplicado, una única vivienda de pronto para dos personas que son exactamente, ¡la misma!

  La llegada del segundo avión y sus tripulantes, copia de los primeros, plantea una encrucijada –supuestamente sin precedentes– que tocará de lleno a lo más alto de la esfera política, generará debates a nivel científico y religioso, también filosófico que terminan por zarandear la estabilidad de foros de primer orden. Me parece excepcional la manera en la que Le Tellier conduce al lector hasta la cima de quienes nos gobiernan y mangonean desde “allá arriba”.

  Pese a los dramas provocados por la increíble situación el escritor tiene “tiempo para reírse”. No desperdicia la ocasión de intercalar, llamémoslo chistes, en mitad de esta rayadura literaria. Me parece absolutamente genial, sean más o menos graciosos los toquecitos de humor.

  Puede que hechos insólitos similares se hayan planteado en guiones televisivos o cinematográficos bajo el paraguas de distopías desquiciantes. Lo desconozco. Yo desde luego, nunca había leído nada igual. Me ha dejado alucinada, me ha encantado descubrir esta historia, imaginar al autor preparando el esquema, su borrador: ¡ha debido ser una locura! Y encima, la guinda del cierre me ha parecido genial. La anomalía pedía algo contundente.

  La novela ha recibido el Premio Goncourt, uno de los que hasta el momento, sí me ha deparado maravillosas sorpresas. Con este descubrimiento me pongo a la cola para el próximo libro de Hervé Le Tellier.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Reseña "La anomalía" Hervé Le Tellier


¿Qué harías frente a tu doble, con una vida idéntica a la tuya? La anomalía desmenuza este galimatías hasta sus últimas consecuencias. Esta hipótesis inquietante ofrece una magnífica experiencia lectora que acaba siendo una potente reflexión sobre el sentido de la vida. Te rompe la cabeza. Es de esos libros brillantes que perturban y absorben.

 

Esta hipótesis inquietante ofrece una magnífica experiencia lectora que acaba siendo una potente reflexión sobre el sentido de la vida. Te rompe la cabeza. Es de esos libros brillantes que perturban y absorben.
  Los 243 pasajeros de un vuelo procedente de París aterrizan el 10 de marzo de 2021 en Nueva York tras atravesar una tormenta. Tres meses después se repite la historia. Los mismos pasajeros en un avión idéntico vuelan por Nueva York. Una réplica exacta del grupo y el avión. Hervé Le Tellier avanza y desarrolla la trama hasta el encuentro de los dobles. ¿Se imaginan el shock?

  Lo que al principio parece una anécdota enrevesada da lugar a situaciones increíbles con cada una de las historias particulares de los personajes. Por cierto, a mi entender, demasiados. El tema ya es suficientemente complejo como para enfrentarse a las cantidades. Pero dejemos esta cuestión a un lado.

  En tres meses pueden ocurrir muchas cosas. Entre marzo y junio las posibilidades en cuanto a vivencias son infinitas y por supuesto, el autor ha buscado circunstancias y contextos personales, algunos especialmente delicados, para que la trama incremente la zozobra y a veces la angustia que transmiten algunos. Esta inaudita aventura de ciencia ficción llega a límites insospechados, que al iniciar la novela, tu cabeza aún no es capaz de imaginar.

  Es la primera que leo a este escritor. No sólo me ha sorprendido el argumento. Había que desarrollar bien el enredo y lo ha resuelto muy bien. Su mérito es doble. Un grupo de 243 personas dentro de la población mundial es una nimiedad. Pero aquí no se trata de cifras sino de vidas, de todo el universo que orbita alrededor de un humano. Se encontrarán con matrimonios “repetidos”, hijos con progenitores por duplicado, una única vivienda de pronto para dos personas que son exactamente, ¡la misma!

  La llegada del segundo avión y sus tripulantes, copia de los primeros, plantea una encrucijada –supuestamente sin precedentes– que tocará de lleno a lo más alto de la esfera política, generará debates a nivel científico y religioso, también filosófico que terminan por zarandear la estabilidad de foros de primer orden. Me parece excepcional la manera en la que Le Tellier conduce al lector hasta la cima de quienes nos gobiernan y mangonean desde “allá arriba”.

  Pese a los dramas provocados por la increíble situación el escritor tiene “tiempo para reírse”. No desperdicia la ocasión de intercalar, llamémoslo chistes, en mitad de esta rayadura literaria. Me parece absolutamente genial, sean más o menos graciosos los toquecitos de humor.

  Puede que hechos insólitos similares se hayan planteado en guiones televisivos o cinematográficos bajo el paraguas de distopías desquiciantes. Lo desconozco. Yo desde luego, nunca había leído nada igual. Me ha dejado alucinada, me ha encantado descubrir esta historia, imaginar al autor preparando el esquema, su borrador: ¡ha debido ser una locura! Y encima, la guinda del cierre me ha parecido genial. La anomalía pedía algo contundente.

  La novela ha recibido el Premio Goncourt, uno de los que hasta el momento, sí me ha deparado maravillosas sorpresas. Con este descubrimiento me pongo a la cola para el próximo libro de Hervé Le Tellier.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE