Por qué debemos incluir el ajo en la dieta de invierno



Beneficios para la salud del ajo: Se sabe que el ajo es un depósito de nutrientes y puede ser una gran adición a su dieta de invierno.

 


El invierno casi está aquí y también es el momento de disfrutar de guantes calientes, gud, chocolate caliente y más. La temporada trae consigo una variada gama de elementos para disfrutar. Sin embargo, también acompaña el resfriado, la gripe y otras enfermedades estacionales. Es por eso que los expertos en salud siempre sugieren modificar nuestra dieta con cada temporada que pasa para mantener la inmunidad y ayudarnos a nutrirnos desde adentro. Por ejemplo, siempre se sugieren alimentos ligeros y refrescantes durante los veranos; mientras que la dieta de invierno debe incluir siempre alimentos calientes y nutritivos. Además, también se pueden incluir varias hierbas y especias que ayudarán a mejorar la salud en general. Y uno de esos ejemplos perfectos es el ajo. Uno de los ingredientes alimentarios más comunes en todas las cocinas, el ajo es conocido por su rico aroma y fuerte sabor que ayuda a mejorar cualquier plato en muy poco tiempo. Desde agregarlo a tadka hasta usarlo como elemento de decoración, puede usarlo de múltiples maneras en sus necesidades diarias de cocina.

Eso no es todo. Lo que se suma a su popularidad es el rico perfil de nutrientes del ajo. Está cargado de propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antivirales y antibacterianas. El ajo también está enriquecido con vitaminas B, vitamina C, ácido fólico, calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc. Según USDA, cada 100 gramos de ajo nos sirven con aprox. 150 calorías, 33 gramos de carbohidratos, 6.36 gramos de proteína. Averigüemos por qué se debe incluir el ajo en la dieta de invierno.

Consejos de salud para el invierno: Aquí hay 5 beneficios para la salud del ajo:

1. Previene el resfriado y la tos:

La temporada trae consigo resfriado, tos, dolor de garganta y otros. Se sabe que el ajo le brinda alivio de esos problemas de salud estacionales. Según el Dr. Shikha Sharma, Experimento de Salud y Bienestar con sede en Delhi, "Tradicionalmente, se creía que el ajo podía prevenir infecciones y otras enfermedades. Puede agregar ajo a guisos calientes, caldos y sopas para combatir la sinusitis, el resfriado y la gripe. Sin embargo, el ajo sirve mejor cuando lo tienes crudo".

2. Aumentar la pérdida de peso:

Perder peso durante los inviernos puede ser una tarea. Aquí, un diente de ajo puede ayudarlo a facilitarle las cosas. El ajo es un depósito de antioxidantes que lo ayudan a desintoxicarse y promover un metabolismo saludable. Estos factores le ayudarán aún más a perder peso. Los expertos en salud sugieren comer ajo crudo y miel por la mañana para promover la pérdida de peso.

3. Mejore la salud respiratoria:

Se sabe que las propiedades antiinflamatorias del ajo ayudan a la respiración y la salud pulmonar, que a menudo se ven afectadas debido a la fiebre, la congestión y el dolor de garganta durante los inviernos.

Otros beneficios para la salud del ajo:

4. El ajo ayuda a promover la salud de la piel y el cabello.

5. El ajo ayuda a prevenir enfermedades cardíacas.

¡Come sano, mantente en forma! Y recuerde siempre, la moderación es la clave.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Por qué debemos incluir el ajo en la dieta de invierno


Beneficios para la salud del ajo: Se sabe que el ajo es un depósito de nutrientes y puede ser una gran adición a su dieta de invierno.

 


El invierno casi está aquí y también es el momento de disfrutar de guantes calientes, gud, chocolate caliente y más. La temporada trae consigo una variada gama de elementos para disfrutar. Sin embargo, también acompaña el resfriado, la gripe y otras enfermedades estacionales. Es por eso que los expertos en salud siempre sugieren modificar nuestra dieta con cada temporada que pasa para mantener la inmunidad y ayudarnos a nutrirnos desde adentro. Por ejemplo, siempre se sugieren alimentos ligeros y refrescantes durante los veranos; mientras que la dieta de invierno debe incluir siempre alimentos calientes y nutritivos. Además, también se pueden incluir varias hierbas y especias que ayudarán a mejorar la salud en general. Y uno de esos ejemplos perfectos es el ajo. Uno de los ingredientes alimentarios más comunes en todas las cocinas, el ajo es conocido por su rico aroma y fuerte sabor que ayuda a mejorar cualquier plato en muy poco tiempo. Desde agregarlo a tadka hasta usarlo como elemento de decoración, puede usarlo de múltiples maneras en sus necesidades diarias de cocina.

Eso no es todo. Lo que se suma a su popularidad es el rico perfil de nutrientes del ajo. Está cargado de propiedades antioxidantes, antiinflamatorias, antivirales y antibacterianas. El ajo también está enriquecido con vitaminas B, vitamina C, ácido fólico, calcio, hierro, magnesio, manganeso, fósforo, potasio, sodio y zinc. Según USDA, cada 100 gramos de ajo nos sirven con aprox. 150 calorías, 33 gramos de carbohidratos, 6.36 gramos de proteína. Averigüemos por qué se debe incluir el ajo en la dieta de invierno.

Consejos de salud para el invierno: Aquí hay 5 beneficios para la salud del ajo:

1. Previene el resfriado y la tos:

La temporada trae consigo resfriado, tos, dolor de garganta y otros. Se sabe que el ajo le brinda alivio de esos problemas de salud estacionales. Según el Dr. Shikha Sharma, Experimento de Salud y Bienestar con sede en Delhi, "Tradicionalmente, se creía que el ajo podía prevenir infecciones y otras enfermedades. Puede agregar ajo a guisos calientes, caldos y sopas para combatir la sinusitis, el resfriado y la gripe. Sin embargo, el ajo sirve mejor cuando lo tienes crudo".

2. Aumentar la pérdida de peso:

Perder peso durante los inviernos puede ser una tarea. Aquí, un diente de ajo puede ayudarlo a facilitarle las cosas. El ajo es un depósito de antioxidantes que lo ayudan a desintoxicarse y promover un metabolismo saludable. Estos factores le ayudarán aún más a perder peso. Los expertos en salud sugieren comer ajo crudo y miel por la mañana para promover la pérdida de peso.

3. Mejore la salud respiratoria:

Se sabe que las propiedades antiinflamatorias del ajo ayudan a la respiración y la salud pulmonar, que a menudo se ven afectadas debido a la fiebre, la congestión y el dolor de garganta durante los inviernos.

Otros beneficios para la salud del ajo:

4. El ajo ayuda a promover la salud de la piel y el cabello.

5. El ajo ayuda a prevenir enfermedades cardíacas.

¡Come sano, mantente en forma! Y recuerde siempre, la moderación es la clave.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE