Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Libros   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Pandemia   ·   Lectura   ·   Reseña   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Periodismo



La formación para el empleo


Inicio > Empresas
17/11/2011

1163 Visitas



Hace unos días en Expansión el especial de las 50 medidas para la recuperación, proponía una serie de reformas económicas complementarias a la impuesta austeridad presupuestaria. Ordenadas en distintos apartados (reforma laboral, competencia, administraciones públicas, medidas fiscales, etc.) se explicitaban medidas dispares en cuanto a su ambición; desde la inhabilitación de cargos públicos que sobrepasen el endeudamiento, o el establecimiento del copago sanitario, a deseos genéricos del tipo “mejorar la formación profesional” o “impulsar el comercio exterior”…Con la llegada de la campaña nos tendremos que ir acostumbrándonos...


En todo caso me sorprendió el nulo papel que la jugaba la formación continua en las propuestas de recuperación. Ninguna medida sobre el tema en particular, sólo se la mencionaba de “refilón” en alguna de ellas. Tampoco en las cuatro propuestas educativas (calidad de la educación, enseñanza del castellano, colaboración universidad-empresa y formación profesional) se le da un papel a la formación corporativa y su capacidad para mejorar el principal problemas que tenemos: el desempleo.En el rumbo de la recuperación está necesariamente el cambio de la formación continua para crear un nuevo modelo, más eficiente en recursos y  potenciado con nuevas capacidades que permitan crear “habilidades para la empleabilidad”, tal como se menciona en el informe de Pearson sobre “la educación efectiva para el empleo”.

Aunque en la actualidad hay aún una preferencia por el aprendizaje meramente académico, la situación económica está poniendo de manifiesto que se necesitan generar nuevas habilidades para desenvolverse en el trabajo, y es ahí donde la formación continua juega su papel. El sistema académico y la formación corporativa deben estar coordinados y ser coherentes, de forma que se pueda ofrecer a cualquier persona (empleada o en paro) la capacidad de planear su desarrollo profesional. No se puede pretender cambiar la educación sin cambiar la formación continua. El cambio implica generar nuevas capacidades en la formación continua para, por un lado proveer de una mejor orientación sobre la carrera profesional, particularmente en términos de conocimientos, habilidades y actitudes demandados por el mercado laboral, y por otro mejorar la capacidad de ofrecer dentro de los sectores información y oferta en relación a la calidad y la relevancia de las cualificaciones.

Esperemos que con independencia del color del nuevo gobierno se adopte entre sus medidas una apuesta por un nuevo modelo de formación continua para el empleo.



Etiquetas:   Desempleo   ·   Crisis Económica

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21846 publicaciones
5255 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora