Alimentos saludables que deben comer las personas con enfermedad renal



Piensas en el corazón y el cerebro como las potencias del cuerpo humano, pero tus riñones desempeñan varias funciones que son igualmente esenciales. Estos órganos con forma de frijol son responsables de todo, desde filtrar los desechos de la sangre hasta regular la presión arterial, equilibrar los fluidos corporales y crear orina.

 


Hay varias razones por las que alguien puede verse afectado por una enfermedad renal. Estos factores incluyen la edad, el sexo, la obesidad, otras afecciones médicas o simplemente el hecho de que usted sacó la pajita al nacer en una familia con antecedentes de la enfermedad.

Sin embargo, la dieta juega un papel importante en el mantenimiento de la enfermedad renal. Es posible que se le apliquen diferentes restricciones dietéticas dependiendo de qué tan avanzada esté su afección, por lo que siempre es mejor hablar con un médico antes de realizar cualquier cambio en los alimentos que consume. Pero lo hemos comenzado con una lista de alimentos seguros y saludables que son bajos en sodio, potasio y fósforo, tres de los mayores inconvenientes para cualquier persona con enfermedad renal.

1. Coliflor

Una verdura versátil que se puede disfrutar cocida, asada, triturada o incluso cruda, la coliflor está llena de nutrientes esenciales como vitamina C, vitamina K y ácido fólico (una vitamina B). También es una buena fuente de fibra, que es vital para la función digestiva adecuada y contiene ciertos compuestos antiinflamatorios llamados indoles.

Una taza de coliflor cocida (aproximadamente 12 g) contiene:

- Sodio: 19 mg

- Potasio: 176 mg

- Fósforo: 40 mg

2. Arándanos

La fruta es siempre una opción fantástica, pero los arándanos especialmente. Con un alto contenido de antioxidantes llamados antocianinas, se sabe que estos pequeños paquetes de delicia reducen el riesgo de varias enfermedades, desde diabetes y cáncer hasta afecciones cardíacas y disminución de la función cerebral. Son especialmente beneficiosos para los pacientes con enfermedad renal porque son bajos en sodio, fósforo y potasio.

Una taza de arándanos frescos (148 gramos) contiene:

- Sodio: 1,5 mg

- Potasio: 114 mg

- Fósforo: 18 mg

3. Lubina

Una dieta rica en ácidos grasos omega-3 es esencial para un cuerpo y una mente saludables, ya que ayuda a evitar el deterioro cognitivo, la depresión y la ansiedad. Pero muchos mariscos, que es donde obtendría una gran cantidad de omega-3, también tienen un alto contenido de fósforo.

Por eso, la lubina es una de las mejores opciones para ti. Pero a pesar de que es una proteína que contiene ácidos grasos omega-3 saludables con un nivel significativamente más bajo de fósforo en comparación con otros mariscos, aún debe tomarse con moderación.

Tres onzas de lubina cocida (85 gramos) contienen:

- Sodio: 74 mg

- Potasio: 279 mg

- Fósforo: 211 mg

4. Uvas rojas

Con un alto contenido de vitamina C y antioxidantes, las uvas rojas pueden ser extremadamente beneficiosas para los pacientes renales. Se sabe que los antioxidantes de las uvas rojas, llamados flavonoides, reducen la inflamación en el cuerpo. Además, también se sabe que un tipo específico de flavonoide llamado resveratrol es bueno para la salud del corazón, regula el azúcar en la sangre, retrasa el deterioro cognitivo y protege la piel de los efectos del envejecimiento y el daño solar.

Media taza de uvas rojas contiene:

- Sodio: 1,5 mg

- Potasio: 144 mg

- Fósforo: 15 mg

5. Claras de huevo

Se recomienda a los pacientes renales en etapa avanzada y especialmente a los sometidos a diálisis que consuman más proteínas, pero muchos alimentos ricos en proteínas tienen un alto contenido de sodio. Una de las mejores formas de evitar esto, pero también de obtener una buena dosis de proteína, es consumir más claras de huevo. También son bajos en fósforo, a diferencia de sus contrapartes (las yemas de huevo).

Dos claras de huevo grandes (66 gramos) contienen:

- Sodio: 110 mg

- Potasio: 108 mg

- Fósforo: 10 mg

6. Ajo

Se recomienda a los pacientes renales que reduzcan su ingesta de sodio o sal, pero eso tampoco significa que esté obligado a seguir una dieta blanda y sin sabor. El ajo es una gran adición a cualquier plato sabroso que puede ayudar a levantarlo y hacerlo delicioso. Pero el sabor no es todo lo que proporciona, ya que también tiene un impacto nutricional con vitamina C, vitamina B6, manganeso y ciertos compuestos de azufre que son antiinflamatorios.

Tres dientes de ajo (9 gramos) contienen:

- Sodio: 1,5 mg

- Potasio: 36 mg

- Fósforo: 14 mg

7. Alforfón

Como las personas con enfermedad renal deben mirar más allá de las dietas saludables tradicionales, los alimentos integrales también se convierten en un motivo de preocupación, ya que pueden tener un alto contenido de fósforo. Es por eso que el trigo sarraceno es una excelente alternativa sin gluten con cantidades muy bajas de los 3 grandes nutrientes que se deben evitar. Al mismo tiempo, tiene un alto contenido de hierro, fibra, magnesio y vitaminas B.

Media taza de trigo sarraceno cocido (84 gramos) contiene:

- Sodio: 3,5 mg

- Potasio: 74 mg

- Fósforo: 59 mg

8. Aceite de oliva

Muchas personas con enfermedad renal tienen problemas para controlar su peso, por lo que el aceite de oliva es la mejor opción para ellos. Las grasas del aceite de oliva se consideran naturales y saludables, y contienen principalmente de un tipo mono-saturado llamado ácido oleico.

Se sabe que el ácido oleico reduce la inflamación y el aceite está completamente libre de fósforo. El aceite de oliva también es bastante versátil ya que se puede utilizar en la cocina debido a su capacidad para soportar altas temperaturas, pero también es excelente en repostería, postres, ensaladas, etc.

Una onza de aceite de oliva (28 gramos) contiene:

- Sodio: 0,6 mg

- Potasio: 0,3 mg

- Fósforo: 0 mg

9. Rúcula

Siempre se recomiendan las verduras de hojas verdes oscuras, independientemente de la mayoría de los tipos de enfermedades o afecciones. Pero las variedades más consumidas como la col rizada y las espinacas no son ideales en una dieta renal debido a su alto contenido de potasio.

En su lugar, puede comprar rúcula, que no solo es baja en potasio, sino que también tiene un alto contenido de calcio, manganeso y vitamina K. Además, la rúcula también es una buena fuente de nitratos, que son buenos para bajar la presión arterial. , otro problema con el que muchas personas con enfermedad renal tienen problemas.

Una taza de rúcula cruda (20 gramos) contiene:

- Sodio: 6 mg

- Potasio: 74 mg

- Fósforo: 10 mg



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Alimentos saludables que deben comer las personas con enfermedad renal


Piensas en el corazón y el cerebro como las potencias del cuerpo humano, pero tus riñones desempeñan varias funciones que son igualmente esenciales. Estos órganos con forma de frijol son responsables de todo, desde filtrar los desechos de la sangre hasta regular la presión arterial, equilibrar los fluidos corporales y crear orina.

 


Hay varias razones por las que alguien puede verse afectado por una enfermedad renal. Estos factores incluyen la edad, el sexo, la obesidad, otras afecciones médicas o simplemente el hecho de que usted sacó la pajita al nacer en una familia con antecedentes de la enfermedad.

Sin embargo, la dieta juega un papel importante en el mantenimiento de la enfermedad renal. Es posible que se le apliquen diferentes restricciones dietéticas dependiendo de qué tan avanzada esté su afección, por lo que siempre es mejor hablar con un médico antes de realizar cualquier cambio en los alimentos que consume. Pero lo hemos comenzado con una lista de alimentos seguros y saludables que son bajos en sodio, potasio y fósforo, tres de los mayores inconvenientes para cualquier persona con enfermedad renal.

1. Coliflor

Una verdura versátil que se puede disfrutar cocida, asada, triturada o incluso cruda, la coliflor está llena de nutrientes esenciales como vitamina C, vitamina K y ácido fólico (una vitamina B). También es una buena fuente de fibra, que es vital para la función digestiva adecuada y contiene ciertos compuestos antiinflamatorios llamados indoles.

Una taza de coliflor cocida (aproximadamente 12 g) contiene:

- Sodio: 19 mg

- Potasio: 176 mg

- Fósforo: 40 mg

2. Arándanos

La fruta es siempre una opción fantástica, pero los arándanos especialmente. Con un alto contenido de antioxidantes llamados antocianinas, se sabe que estos pequeños paquetes de delicia reducen el riesgo de varias enfermedades, desde diabetes y cáncer hasta afecciones cardíacas y disminución de la función cerebral. Son especialmente beneficiosos para los pacientes con enfermedad renal porque son bajos en sodio, fósforo y potasio.

Una taza de arándanos frescos (148 gramos) contiene:

- Sodio: 1,5 mg

- Potasio: 114 mg

- Fósforo: 18 mg

3. Lubina

Una dieta rica en ácidos grasos omega-3 es esencial para un cuerpo y una mente saludables, ya que ayuda a evitar el deterioro cognitivo, la depresión y la ansiedad. Pero muchos mariscos, que es donde obtendría una gran cantidad de omega-3, también tienen un alto contenido de fósforo.

Por eso, la lubina es una de las mejores opciones para ti. Pero a pesar de que es una proteína que contiene ácidos grasos omega-3 saludables con un nivel significativamente más bajo de fósforo en comparación con otros mariscos, aún debe tomarse con moderación.

Tres onzas de lubina cocida (85 gramos) contienen:

- Sodio: 74 mg

- Potasio: 279 mg

- Fósforo: 211 mg

4. Uvas rojas

Con un alto contenido de vitamina C y antioxidantes, las uvas rojas pueden ser extremadamente beneficiosas para los pacientes renales. Se sabe que los antioxidantes de las uvas rojas, llamados flavonoides, reducen la inflamación en el cuerpo. Además, también se sabe que un tipo específico de flavonoide llamado resveratrol es bueno para la salud del corazón, regula el azúcar en la sangre, retrasa el deterioro cognitivo y protege la piel de los efectos del envejecimiento y el daño solar.

Media taza de uvas rojas contiene:

- Sodio: 1,5 mg

- Potasio: 144 mg

- Fósforo: 15 mg

5. Claras de huevo

Se recomienda a los pacientes renales en etapa avanzada y especialmente a los sometidos a diálisis que consuman más proteínas, pero muchos alimentos ricos en proteínas tienen un alto contenido de sodio. Una de las mejores formas de evitar esto, pero también de obtener una buena dosis de proteína, es consumir más claras de huevo. También son bajos en fósforo, a diferencia de sus contrapartes (las yemas de huevo).

Dos claras de huevo grandes (66 gramos) contienen:

- Sodio: 110 mg

- Potasio: 108 mg

- Fósforo: 10 mg

6. Ajo

Se recomienda a los pacientes renales que reduzcan su ingesta de sodio o sal, pero eso tampoco significa que esté obligado a seguir una dieta blanda y sin sabor. El ajo es una gran adición a cualquier plato sabroso que puede ayudar a levantarlo y hacerlo delicioso. Pero el sabor no es todo lo que proporciona, ya que también tiene un impacto nutricional con vitamina C, vitamina B6, manganeso y ciertos compuestos de azufre que son antiinflamatorios.

Tres dientes de ajo (9 gramos) contienen:

- Sodio: 1,5 mg

- Potasio: 36 mg

- Fósforo: 14 mg

7. Alforfón

Como las personas con enfermedad renal deben mirar más allá de las dietas saludables tradicionales, los alimentos integrales también se convierten en un motivo de preocupación, ya que pueden tener un alto contenido de fósforo. Es por eso que el trigo sarraceno es una excelente alternativa sin gluten con cantidades muy bajas de los 3 grandes nutrientes que se deben evitar. Al mismo tiempo, tiene un alto contenido de hierro, fibra, magnesio y vitaminas B.

Media taza de trigo sarraceno cocido (84 gramos) contiene:

- Sodio: 3,5 mg

- Potasio: 74 mg

- Fósforo: 59 mg

8. Aceite de oliva

Muchas personas con enfermedad renal tienen problemas para controlar su peso, por lo que el aceite de oliva es la mejor opción para ellos. Las grasas del aceite de oliva se consideran naturales y saludables, y contienen principalmente de un tipo mono-saturado llamado ácido oleico.

Se sabe que el ácido oleico reduce la inflamación y el aceite está completamente libre de fósforo. El aceite de oliva también es bastante versátil ya que se puede utilizar en la cocina debido a su capacidad para soportar altas temperaturas, pero también es excelente en repostería, postres, ensaladas, etc.

Una onza de aceite de oliva (28 gramos) contiene:

- Sodio: 0,6 mg

- Potasio: 0,3 mg

- Fósforo: 0 mg

9. Rúcula

Siempre se recomiendan las verduras de hojas verdes oscuras, independientemente de la mayoría de los tipos de enfermedades o afecciones. Pero las variedades más consumidas como la col rizada y las espinacas no son ideales en una dieta renal debido a su alto contenido de potasio.

En su lugar, puede comprar rúcula, que no solo es baja en potasio, sino que también tiene un alto contenido de calcio, manganeso y vitamina K. Además, la rúcula también es una buena fuente de nitratos, que son buenos para bajar la presión arterial. , otro problema con el que muchas personas con enfermedad renal tienen problemas.

Una taza de rúcula cruda (20 gramos) contiene:

- Sodio: 6 mg

- Potasio: 74 mg

- Fósforo: 10 mg




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE