Nuevas tecnologías en infraestructura sin conductor



La vida para los 3,5 millones de conductores de camiones de Estados Unidos no es fácil. Los conductores de camiones generalmente trabajan muchas horas en condiciones menos que ideales para llegar a fin de mes. La industria del transporte por carretera también se ve afectada por los costos de reparación, las preocupaciones sobre la eficiencia del combustible y las ineficiencias en la planificación de rutas. Pero en la próxima década, es posible que los humanos ya no estén al volante de nuestros vehículos de carga y personales, lo que aliviará algunos de estos problemas.

 


La investigación de vehículos sin conductor ha logrado grandes avances en los últimos años, acelerados en parte por la necesidad de Estados Unidos de carreteras menos congestionadas y servicios de taxis privados asequibles y bajo demanda. Si bien aún faltan datos, la infraestructura sin conductor tiene el potencial de transformar la forma en que hacemos negocios y nos ocupamos del transporte.

Preocupaciones de seguridad

Antes de alcanzar el nivel cuatro de automatización, la etapa en la que los vehículos pueden operar a un nivel de autosuficiencia extremadamente alto, se debe resolver el dilema de la ciberseguridad automotriz. Los altos niveles de automatización involucrados en los vehículos sin conductor en etapas posteriores, desafortunadamente, vienen con mayores riesgos de seguridad, ya que se realizan más conexiones tanto dentro como fuera del vehículo.

A medida que se introduce nuevo software todos los días, los ingenieros y fabricantes se enfrentan a resolver el problema de las preocupaciones de seguridad en los vehículos automatizados, desde los piratas informáticos hasta las conexiones vehiculares, quizás la forma más compleja de software interconectado jamás desarrollada.

Tecnología de sensores

Para navegar de manera segura y eficiente por las carreteras de nuestro país, los vehículos automatizados necesitan dispositivos de entrada y sensores precisos que les avisen de las condiciones de la carretera, vehículos cercanos, señales de alto y más. Recientemente, los científicos han desarrollado sistemas de sensores de radar láser, que colaboran con cámaras y radares de largo alcance para ayudar a los automóviles y camiones sin conductor a orientarse por la ciudad.

Comunicación de vehículo a infraestructura (V2R)

Los vehículos inteligentes prometen ser más seguros y más seguros que sus homólogos impulsados ​​por humanos. Eso es porque, sin conductor al volante, se elimina el error humano. No es probable que la inteligencia artificial se distraiga con un mensaje de texto o una vista en la carretera.

Pero este modelo solo puede funcionar con la asistencia de carreteras inteligentes y otra infraestructura inteligente. Desde los marcadores de la carretera hasta los semáforos y los topes de velocidad, la comunicación V2I constante es esencial para que la infraestructura sin conductor despegue en todo el país. Estas tecnologías ya se están incorporando a los nuevos vehículos, y el fabricante de automóviles Toyota planea incorporar sistemas de transporte inteligentes en los nuevos vehículos a partir de este año.

Sistemas avanzados de asistencia al conductor

Probablemente haya oído hablar de los sistemas avanzados de asistencia al conductor en forma de control de crucero adaptativo o asistencia de estacionamiento. Muchos de los automóviles más nuevos de hoy en día se fabrican con estas herramientas en mente, utilizando características de seguridad integradas para tener en cuenta los errores, como si el conductor no se rompe a tiempo o se sale de su carril.

Sin embargo, las tecnologías más nuevas incorporan un enfoque biométrico, que detecta los signos vitales del conductor y quizás incluso elimina por completo el volante. Estos sistemas son importantes en el desarrollo de un ecosistema de conducción autónoma porque garantizan que un automóvil pueda realizar maniobras de forma independiente mientras se registra con sus copilotos humanos.

Superar las barreras a la automatización de camiones

Cuando se trata de camiones autónomos, la tecnología debe ser impecable antes de su implementación. Se deben obtener permisos y regulaciones, y se deben establecer planes de respaldo para fallas del sistema y otros problemas imprevistos. Hasta ese momento, la industria del transporte por carretera puede integrar equipos de auto navegación y tecnología en la nube para mejorar su logística y aumentar las ganancias.

La telemática y la robótica son otras formas en las que las empresas de camiones pueden aumentar sus ingresos mientras se mantienen a la vanguardia de los desarrollos científicos. La tecnología de cosecha propia y la eficiencia de combustible avanzada también pueden ayudar, con un estudio de la American Trucking Association que encontró una diferencia del 35% en el consumo de combustible entre los conductores más y menos eficientes.

Los paneles solares se pueden instalar en camiones de largo recorrido, los vehículos se pueden adaptar a híbridos y las soluciones de combustibles alternativos como el gas natural comprimido pueden reducir el consumo de combustible, ahorrar dinero a las empresas de transporte y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Impactos en la carrera y el estilo de vida

No hace falta decir que la introducción de una tecnología tan futurista vendrá con algunos cambios sociales. Por ejemplo, el transporte por carretera sin conductor podría impulsar las carreras en tecnología, ya que los conductores de camiones se transforman en especialistas en TI y aumenta la escasez de conductores de camiones de larga distancia.

Actualmente, las industrias de envío y transporte están lastradas por las ineficiencias de la cadena de suministro y la falta de análisis de big data, todo lo cual se puede abordar a través de la integración de Internet de las cosas (IoT) y los sistemas automatizados.

Cuando se trata del futuro de los vehículos autónomos, es probable que aumente el uso compartido de vehículos y que disminuya la congestión del tráfico. Los vehículos que pueden comunicarse ocupan menos espacio que los automóviles y camiones tradicionales, lo que limita los atascos de tráfico, las consecuencias ambientales y las preocupaciones por la responsabilidad de los viajes compartidos.

El impacto de la nueva tecnología en el transporte público también promete autobuses, tranvías y sistemas de metro más eficientes, así como una mayor accesibilidad para todos. Una comunidad de jubilados australiana incluso ha hecho uso de autobuses sin conductor para proporcionar una mayor movilidad a los residentes.

Conclusión

El negocio de los camiones a menudo está plagado de accidentes, errores, tráfico y montones y montones de papeleo. Es más, casi la mitad de los camioneros trabajan más allá de la semana laboral estándar de 40 horas, lo que aumenta la incidencia de accidentes y falta de juicio.

Los automóviles y camiones sin conductor tienen el potencial de revertir todas estas tendencias dañinas si solo los ingenieros y desarrolladores de software pueden descubrir cómo brindar una experiencia de conducción automatizada segura. Si continúan las innovaciones actuales, el futuro de la industria del transporte por carretera podría verse muy diferente al actual.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Nuevas tecnologías en infraestructura sin conductor


La vida para los 3,5 millones de conductores de camiones de Estados Unidos no es fácil. Los conductores de camiones generalmente trabajan muchas horas en condiciones menos que ideales para llegar a fin de mes. La industria del transporte por carretera también se ve afectada por los costos de reparación, las preocupaciones sobre la eficiencia del combustible y las ineficiencias en la planificación de rutas. Pero en la próxima década, es posible que los humanos ya no estén al volante de nuestros vehículos de carga y personales, lo que aliviará algunos de estos problemas.

 


La investigación de vehículos sin conductor ha logrado grandes avances en los últimos años, acelerados en parte por la necesidad de Estados Unidos de carreteras menos congestionadas y servicios de taxis privados asequibles y bajo demanda. Si bien aún faltan datos, la infraestructura sin conductor tiene el potencial de transformar la forma en que hacemos negocios y nos ocupamos del transporte.

Preocupaciones de seguridad

Antes de alcanzar el nivel cuatro de automatización, la etapa en la que los vehículos pueden operar a un nivel de autosuficiencia extremadamente alto, se debe resolver el dilema de la ciberseguridad automotriz. Los altos niveles de automatización involucrados en los vehículos sin conductor en etapas posteriores, desafortunadamente, vienen con mayores riesgos de seguridad, ya que se realizan más conexiones tanto dentro como fuera del vehículo.

A medida que se introduce nuevo software todos los días, los ingenieros y fabricantes se enfrentan a resolver el problema de las preocupaciones de seguridad en los vehículos automatizados, desde los piratas informáticos hasta las conexiones vehiculares, quizás la forma más compleja de software interconectado jamás desarrollada.

Tecnología de sensores

Para navegar de manera segura y eficiente por las carreteras de nuestro país, los vehículos automatizados necesitan dispositivos de entrada y sensores precisos que les avisen de las condiciones de la carretera, vehículos cercanos, señales de alto y más. Recientemente, los científicos han desarrollado sistemas de sensores de radar láser, que colaboran con cámaras y radares de largo alcance para ayudar a los automóviles y camiones sin conductor a orientarse por la ciudad.

Comunicación de vehículo a infraestructura (V2R)

Los vehículos inteligentes prometen ser más seguros y más seguros que sus homólogos impulsados ​​por humanos. Eso es porque, sin conductor al volante, se elimina el error humano. No es probable que la inteligencia artificial se distraiga con un mensaje de texto o una vista en la carretera.

Pero este modelo solo puede funcionar con la asistencia de carreteras inteligentes y otra infraestructura inteligente. Desde los marcadores de la carretera hasta los semáforos y los topes de velocidad, la comunicación V2I constante es esencial para que la infraestructura sin conductor despegue en todo el país. Estas tecnologías ya se están incorporando a los nuevos vehículos, y el fabricante de automóviles Toyota planea incorporar sistemas de transporte inteligentes en los nuevos vehículos a partir de este año.

Sistemas avanzados de asistencia al conductor

Probablemente haya oído hablar de los sistemas avanzados de asistencia al conductor en forma de control de crucero adaptativo o asistencia de estacionamiento. Muchos de los automóviles más nuevos de hoy en día se fabrican con estas herramientas en mente, utilizando características de seguridad integradas para tener en cuenta los errores, como si el conductor no se rompe a tiempo o se sale de su carril.

Sin embargo, las tecnologías más nuevas incorporan un enfoque biométrico, que detecta los signos vitales del conductor y quizás incluso elimina por completo el volante. Estos sistemas son importantes en el desarrollo de un ecosistema de conducción autónoma porque garantizan que un automóvil pueda realizar maniobras de forma independiente mientras se registra con sus copilotos humanos.

Superar las barreras a la automatización de camiones

Cuando se trata de camiones autónomos, la tecnología debe ser impecable antes de su implementación. Se deben obtener permisos y regulaciones, y se deben establecer planes de respaldo para fallas del sistema y otros problemas imprevistos. Hasta ese momento, la industria del transporte por carretera puede integrar equipos de auto navegación y tecnología en la nube para mejorar su logística y aumentar las ganancias.

La telemática y la robótica son otras formas en las que las empresas de camiones pueden aumentar sus ingresos mientras se mantienen a la vanguardia de los desarrollos científicos. La tecnología de cosecha propia y la eficiencia de combustible avanzada también pueden ayudar, con un estudio de la American Trucking Association que encontró una diferencia del 35% en el consumo de combustible entre los conductores más y menos eficientes.

Los paneles solares se pueden instalar en camiones de largo recorrido, los vehículos se pueden adaptar a híbridos y las soluciones de combustibles alternativos como el gas natural comprimido pueden reducir el consumo de combustible, ahorrar dinero a las empresas de transporte y reducir las emisiones de gases de efecto invernadero.

Impactos en la carrera y el estilo de vida

No hace falta decir que la introducción de una tecnología tan futurista vendrá con algunos cambios sociales. Por ejemplo, el transporte por carretera sin conductor podría impulsar las carreras en tecnología, ya que los conductores de camiones se transforman en especialistas en TI y aumenta la escasez de conductores de camiones de larga distancia.

Actualmente, las industrias de envío y transporte están lastradas por las ineficiencias de la cadena de suministro y la falta de análisis de big data, todo lo cual se puede abordar a través de la integración de Internet de las cosas (IoT) y los sistemas automatizados.

Cuando se trata del futuro de los vehículos autónomos, es probable que aumente el uso compartido de vehículos y que disminuya la congestión del tráfico. Los vehículos que pueden comunicarse ocupan menos espacio que los automóviles y camiones tradicionales, lo que limita los atascos de tráfico, las consecuencias ambientales y las preocupaciones por la responsabilidad de los viajes compartidos.

El impacto de la nueva tecnología en el transporte público también promete autobuses, tranvías y sistemas de metro más eficientes, así como una mayor accesibilidad para todos. Una comunidad de jubilados australiana incluso ha hecho uso de autobuses sin conductor para proporcionar una mayor movilidad a los residentes.

Conclusión

El negocio de los camiones a menudo está plagado de accidentes, errores, tráfico y montones y montones de papeleo. Es más, casi la mitad de los camioneros trabajan más allá de la semana laboral estándar de 40 horas, lo que aumenta la incidencia de accidentes y falta de juicio.

Los automóviles y camiones sin conductor tienen el potencial de revertir todas estas tendencias dañinas si solo los ingenieros y desarrolladores de software pueden descubrir cómo brindar una experiencia de conducción automatizada segura. Si continúan las innovaciones actuales, el futuro de la industria del transporte por carretera podría verse muy diferente al actual.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE