7 alimentos para prevenir un coágulo de sangre mortal



Un coágulo de sangre ocurre cuando un grupo de sangre se transforma de líquido a un estado de consistencia semisólida o similar a un gel. Aunque la coagulación de la sangre es un proceso vital para prevenir el sangrado excesivo durante una lesión, ciertos tipos de coágulos sanguíneos pueden ser bastante perjudiciales para su salud.

 


Uno de estos se conoce como trombosis venosa profunda o TVP, un coágulo de sangre que se aloja profundamente en las venas. Esto puede impedir el flujo de sangre al área afectada o incluso viajar a otras partes del cuerpo como el corazón o los pulmones, que pueden resultar incluso mortales.

Aquellos que tienen afecciones como cáncer, enfermedades cardíacas, síndrome del intestino irritable y trastornos hereditarios de la coagulación tienen un alto riesgo de contraer TVP. Pero incluso la gente común puede ser vulnerable a ella, por lo que es tan importante ser precavidos.

Una de las formas más fáciles de intentar reducir activamente el riesgo de tener un coágulo de sangre mortal es alterar su dieta. Aquí hay una lista de 7 alimentos que lo ayudarán a lograrlo; Además, ¡son muy fáciles de agregar a sus comidas diarias!

1. Beba más agua

La deshidratación es uno de los principales factores que contribuyen a la formación de un coágulo de sangre. Cuando no hay suficiente agua para mezclarse con la sangre, se espesa y es mucho más probable que se coagule. Aunque los científicos modernos han puesto en duda la recomendación de beber 6 vasos de agua todos los días, nadie discute el hecho de que es necesario beber mucha agua.

Uno de los mejores indicadores de si su cuerpo está recibiendo suficiente agua es verificar el color de su orina. La orina clara o de color amarillo claro transmite un cuerpo sano, mientras que la orina de color amarillo oscuro, naranja o marrón indica que no está recibiendo suficiente agua.

2. Come un kiwi

Una dieta saludable es aquella que abunda en frutas y verduras, de eso no hay duda. Pero el kiwi es especialmente poderoso cuando se trata de prevenir coágulos sanguíneos peligrosos. Según un estudio realizado en la Universidad de Oslo en Noruega, las personas que comían 2-3 kiwis por día tenían menor activación plaquetaria, el mecanismo por el cual la sangre se coagula, en comparación con quienes no comían ninguno. También tenían niveles más bajos de colesterol.

Si no eres particularmente fanático del kiwi, también puedes probar otras frutas ricas en salicilatos, que es el elemento que es eficaz para detener los coágulos de sangre, como naranjas, arándanos, pasas, fresas, arándanos y ciruelas pasas.

3. Agregue sabor a su vida

El ajo es uno de los ingredientes más utilizados en la medicina antigua. De hecho, los egipcios lo han estado usando por sus propiedades anticoagulantes durante siglos. Agregar mucho ajo en su dieta puede ayudar a reducir significativamente su riesgo de TVP.

El ajo puede darle muchos sabores a tu comida, pero no tienes por qué detenerte ahí. Muchas otras hierbas y especias como la cúrcuma, cayena, tomillo, pimentón, hojas de curry, menta y jengibre también son ricas en salicilatos. ¡Su comida no solo estará llena de sabor, sino también con una gran cantidad de beneficios para la salud!

4. Cambiar a aceite de oliva virgen

El aceite de oliva es una de las opciones que puede tomar para su dieta, mucho mejor que los aceites vegetales. Según el American Journal of Clinical Nutrition, los fenoles presentes en el aceite de oliva pueden ayudar a reducir la intensidad de ciertas sustancias en la sangre que promueven la formación de coágulos.

No solo es excelente para la salud de su corazón, sino que también es muy fácil de usar: ¡simplemente cambie su aceite de cocina habitual por él! También puede infundirlo con ajo y otras hierbas y especias saludables para usar como aderezo.

5. Disfrute de frutos secos y cereales integrales

Se ha demostrado que la vitamina E, un anticoagulante natural, reduce el riesgo de desarrollar TVP. Al mismo tiempo, también puede prevenir más coágulos de sangre para aquellos que ya han experimentado TVP.

Las nueces y los cereales integrales son una excelente fuente de vitamina E. Agregue muchas nueces, almendras, avellanas, avena, lentejas y trigo en su dieta.

6. Centrarse en el pescado

Según la investigación científica, agregar 1.8 gramos adicionales de ácidos grasos omega-3 en su dieta todos los días puede aumentar el flujo sanguíneo y disminuir significativamente el grosor de las arterias. Comer alimentos ricos en omega-3 no solo ayuda a reducir el riesgo de TVP, sino también de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

El pescado es una de las fuentes más abundantes y comunes de omega-3, especialmente tipos como el salmón, la caballa, la trucha, el arenque y las anchoas. Si no es un amante del pescado, también puede obtener su dosis de omega-3 de alimentos como las semillas de girasol y la linaza.

7. Beba vino tinto o jugo de uva

Una copa de vino tinto por la noche puede ser más que un simple eliminador de estrés. Las investigaciones indican que puede ayudar a prevenir el desarrollo de coágulos de sangre, gracias a su alto contenido de flavonoides. Estos funcionan controlando la producción de plaquetas, reduciendo los niveles de fibrinógeno (un agente de coagulación de la sangre) y acelerando la fibrinólisis (un proceso que disuelve los coágulos). Aquellos que no consumen alcohol también pueden obtener un efecto similar al beber jugo de uva roja.

Palabra final: limitar las grasas trans

Entonces, ahora que hemos hablado mucho sobre qué alimentos agregar a su dieta, es hora de considerar qué evitar. En concreto: alimentos ricos en grasas trans y saturadas.

Las grasas saturadas aumentan la inflamación, dificultan el flujo sanguíneo libre y aumentan el riesgo de coagulación sanguínea y TVP. Los alimentos que debe evitar incluyen productos lácteos enteros, cortes de carne grasos, comida chatarra, alimentos procesados, alimentos envasados, etc. ¡Siempre lea la lista de ingredientes antes de comprar cualquier cosa en la tienda!

La mayoría de nosotros tendemos a recurrir a los tipos de alimentos enumerados anteriormente cuando tenemos esos antojos repentinos. Si tuviéramos que seguir todo lo que mencionamos anteriormente, como beber mucha agua, comer granos integrales, nueces, frutas y verduras, puede reducir significativamente la probabilidad de un antojo fuera de tiempo. Tenga un alijo de bocadillos saludables en su hogar y oficina en caso de que aún ocurran.

Y la nota final es un estímulo para ponerse en forma y ser más activo físicamente. El ejercicio no solo es una parte esencial de una mente y un cuerpo saludables, sino que un estilo de vida sedentario también es otro factor importante que contribuye al desarrollo de la TVP.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






7 alimentos para prevenir un coágulo de sangre mortal


Un coágulo de sangre ocurre cuando un grupo de sangre se transforma de líquido a un estado de consistencia semisólida o similar a un gel. Aunque la coagulación de la sangre es un proceso vital para prevenir el sangrado excesivo durante una lesión, ciertos tipos de coágulos sanguíneos pueden ser bastante perjudiciales para su salud.

 


Uno de estos se conoce como trombosis venosa profunda o TVP, un coágulo de sangre que se aloja profundamente en las venas. Esto puede impedir el flujo de sangre al área afectada o incluso viajar a otras partes del cuerpo como el corazón o los pulmones, que pueden resultar incluso mortales.

Aquellos que tienen afecciones como cáncer, enfermedades cardíacas, síndrome del intestino irritable y trastornos hereditarios de la coagulación tienen un alto riesgo de contraer TVP. Pero incluso la gente común puede ser vulnerable a ella, por lo que es tan importante ser precavidos.

Una de las formas más fáciles de intentar reducir activamente el riesgo de tener un coágulo de sangre mortal es alterar su dieta. Aquí hay una lista de 7 alimentos que lo ayudarán a lograrlo; Además, ¡son muy fáciles de agregar a sus comidas diarias!

1. Beba más agua

La deshidratación es uno de los principales factores que contribuyen a la formación de un coágulo de sangre. Cuando no hay suficiente agua para mezclarse con la sangre, se espesa y es mucho más probable que se coagule. Aunque los científicos modernos han puesto en duda la recomendación de beber 6 vasos de agua todos los días, nadie discute el hecho de que es necesario beber mucha agua.

Uno de los mejores indicadores de si su cuerpo está recibiendo suficiente agua es verificar el color de su orina. La orina clara o de color amarillo claro transmite un cuerpo sano, mientras que la orina de color amarillo oscuro, naranja o marrón indica que no está recibiendo suficiente agua.

2. Come un kiwi

Una dieta saludable es aquella que abunda en frutas y verduras, de eso no hay duda. Pero el kiwi es especialmente poderoso cuando se trata de prevenir coágulos sanguíneos peligrosos. Según un estudio realizado en la Universidad de Oslo en Noruega, las personas que comían 2-3 kiwis por día tenían menor activación plaquetaria, el mecanismo por el cual la sangre se coagula, en comparación con quienes no comían ninguno. También tenían niveles más bajos de colesterol.

Si no eres particularmente fanático del kiwi, también puedes probar otras frutas ricas en salicilatos, que es el elemento que es eficaz para detener los coágulos de sangre, como naranjas, arándanos, pasas, fresas, arándanos y ciruelas pasas.

3. Agregue sabor a su vida

El ajo es uno de los ingredientes más utilizados en la medicina antigua. De hecho, los egipcios lo han estado usando por sus propiedades anticoagulantes durante siglos. Agregar mucho ajo en su dieta puede ayudar a reducir significativamente su riesgo de TVP.

El ajo puede darle muchos sabores a tu comida, pero no tienes por qué detenerte ahí. Muchas otras hierbas y especias como la cúrcuma, cayena, tomillo, pimentón, hojas de curry, menta y jengibre también son ricas en salicilatos. ¡Su comida no solo estará llena de sabor, sino también con una gran cantidad de beneficios para la salud!

4. Cambiar a aceite de oliva virgen

El aceite de oliva es una de las opciones que puede tomar para su dieta, mucho mejor que los aceites vegetales. Según el American Journal of Clinical Nutrition, los fenoles presentes en el aceite de oliva pueden ayudar a reducir la intensidad de ciertas sustancias en la sangre que promueven la formación de coágulos.

No solo es excelente para la salud de su corazón, sino que también es muy fácil de usar: ¡simplemente cambie su aceite de cocina habitual por él! También puede infundirlo con ajo y otras hierbas y especias saludables para usar como aderezo.

5. Disfrute de frutos secos y cereales integrales

Se ha demostrado que la vitamina E, un anticoagulante natural, reduce el riesgo de desarrollar TVP. Al mismo tiempo, también puede prevenir más coágulos de sangre para aquellos que ya han experimentado TVP.

Las nueces y los cereales integrales son una excelente fuente de vitamina E. Agregue muchas nueces, almendras, avellanas, avena, lentejas y trigo en su dieta.

6. Centrarse en el pescado

Según la investigación científica, agregar 1.8 gramos adicionales de ácidos grasos omega-3 en su dieta todos los días puede aumentar el flujo sanguíneo y disminuir significativamente el grosor de las arterias. Comer alimentos ricos en omega-3 no solo ayuda a reducir el riesgo de TVP, sino también de accidentes cerebrovasculares y ataques cardíacos.

El pescado es una de las fuentes más abundantes y comunes de omega-3, especialmente tipos como el salmón, la caballa, la trucha, el arenque y las anchoas. Si no es un amante del pescado, también puede obtener su dosis de omega-3 de alimentos como las semillas de girasol y la linaza.

7. Beba vino tinto o jugo de uva

Una copa de vino tinto por la noche puede ser más que un simple eliminador de estrés. Las investigaciones indican que puede ayudar a prevenir el desarrollo de coágulos de sangre, gracias a su alto contenido de flavonoides. Estos funcionan controlando la producción de plaquetas, reduciendo los niveles de fibrinógeno (un agente de coagulación de la sangre) y acelerando la fibrinólisis (un proceso que disuelve los coágulos). Aquellos que no consumen alcohol también pueden obtener un efecto similar al beber jugo de uva roja.

Palabra final: limitar las grasas trans

Entonces, ahora que hemos hablado mucho sobre qué alimentos agregar a su dieta, es hora de considerar qué evitar. En concreto: alimentos ricos en grasas trans y saturadas.

Las grasas saturadas aumentan la inflamación, dificultan el flujo sanguíneo libre y aumentan el riesgo de coagulación sanguínea y TVP. Los alimentos que debe evitar incluyen productos lácteos enteros, cortes de carne grasos, comida chatarra, alimentos procesados, alimentos envasados, etc. ¡Siempre lea la lista de ingredientes antes de comprar cualquier cosa en la tienda!

La mayoría de nosotros tendemos a recurrir a los tipos de alimentos enumerados anteriormente cuando tenemos esos antojos repentinos. Si tuviéramos que seguir todo lo que mencionamos anteriormente, como beber mucha agua, comer granos integrales, nueces, frutas y verduras, puede reducir significativamente la probabilidad de un antojo fuera de tiempo. Tenga un alijo de bocadillos saludables en su hogar y oficina en caso de que aún ocurran.

Y la nota final es un estímulo para ponerse en forma y ser más activo físicamente. El ejercicio no solo es una parte esencial de una mente y un cuerpo saludables, sino que un estilo de vida sedentario también es otro factor importante que contribuye al desarrollo de la TVP.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE