Cómo hacer que las frutas y verduras duren más y reducir el desperdicio de cocina



Es una buena idea idear técnicas que hagan que los productos de cocina existentes duren más para que puedan usarse sin tener que preocuparse de que se desperdicien.

 


Una cocina ideal es aquella que hace el mejor uso de los ingredientes disponibles. La forma correcta de construir una cocina respetuosa con el medio ambiente es hacerla sostenible, lo que implica maximizar la utilidad y minimizar el desperdicio. La lucha por mantener una cocina que no genere demasiados desperdicios es bastante real, ya que siempre hay algo que se desperdicia y hay que tirarlo. Ya sea que se trate de plátanos demasiado maduros o tomates en mal estado, descartar frutas y verduras frescas es, lamentablemente, una práctica común.

La mejor manera es idear técnicas que hagan que los productos de cocina existentes duren más tiempo para que puedan usarse durante un período de tiempo más largo sin tener que preocuparse de que se desperdicien. Esto se puede hacer fácilmente con una serie de trucos que ayudan a mantener la frescura de los productos existentes en la cocina. El producto es de naturaleza perecedera, lo que significa que debe utilizarse lo antes posible. Pero con estos secretos y consejos de cocina, no hay necesidad de preocuparse por no consumir frutas y verduras.

Aquí hay algunos trucos de cocina para hacer que las frutas y verduras duren más:

Lechuga - Lavar la lechuga en una mezcla de agua y vinagre en una proporción de 10: 1 para conservar la máxima frescura. Sécalo con la ayuda de una toalla de papel y guárdalo en una bolsa de plástico para obtener mejores resultados.

Patata - La forma de mantener las patatas frescas es almacenarlas con manzanas. Esto evitará que broten.

Champiñones - Simplemente guárdelos en una bolsa de papel marrón.

Tomates - Deben almacenarse con el tallo hacia abajo para que duren más

Limones - Guarde siempre los limones en una bolsa de plástico y refrigérelos para mantenerlos frescos en todo momento.

Plátanos - Para evitar que los plátanos maduren, simplemente envuelva el tallo del plátano en una película adhesiva.

Por lo tanto, con estos trucos rápidos, las frutas y verduras se mantienen en uso sin perder su textura y sabor originales. Los productos existentes que se encuentran en su cocina pueden durar mucho más de lo normal con su frescura intacta.