Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Reseña   ·   Libros   ·   Amor   ·   Psicología   ·   Diccionario   ·   Cultura   ·   Sentimientos



Eros y Civilización por Herbert Marcuse


Inicio > Filosofía
15/11/2011


14434 Visitas



En la conceptualización perteneciente a Freud, el aparato síquico humano consta de 2 basamentos claves : Por una parte Eros, el instinto de la vida, cuya energía emana de la líbido, que a su vez es la energía sexual que impulsa a los hombres y a las mujeres a actuar. Como contrapartida de Eros, se ubica Tanatos ( Represión Básica ), el instinto de muerte y destrucción que equilibra al vital Eros. Ahora bien. Eros está ligado a la líbido, y se traduce en expresión de aquella, y por tanto, del denominado "Principio del Placer", que asimismo esta relacionado a una serie de valores tales como : 1- La satisfacción inmediata de las necesidades. 2- Gozo ( Juego ). 3- Receptividad. 4- Ausencia de Represión.  Debido a su conexión con el "Principio del Placer", Eros aspira a covertirse en el dominador de la vida mental, para así conseguir un estado de gratificación permanente. Sin embargo, tal estado de gratificación continua no puede ser permitida por la Cultura, esencialmente por motivaciones económicas. Si las personas fueran guiadas sólo por Eros ( "Principio del Placer" ), sus energías ( Líbido ), estarían dirigidas en gran medida hacia la actividad sexual, la que tendría como resultado un aumento de la población, por una parte, y el descenso de la productividad laboral, por otra parte; ambas consecuencias provocadas por el uso del tiempo y energía en otras actividades distintas del trabajo. Por lo anterior, y conducida por la eterna lucha de la Humanidad contra la escasez ( Lebensnot, Ananke ) y la necesidad, la Cultura prohíbe la acción de Eros incontrolado, usando para ello al instinto opositor de la vida, es decir, Tanatos. Mediante la influencia de Tanatos, los valores adscritos a Eros sufren cambios de forma, fondo, y duración; transformándose en valores útiles económica y socialmente. La enumeración anterior quedaría así : 1- Satisfacción de las necesidades retardada. 2- Fatiga ( Trabajo ). 3- Productividad. 4- Seguridad.  Este proceso de restricción de Eros por parte de Tanatos, se denomina también como el remplazo del "Principio del Placer" por el "Principio de la Realidad". En palabras de Marcuse : "La sustitución del Principio del Placer por el Principio de la Realidad, es el gran suceso traumático en el desarrollo del hombre; en el desarrollo del Género ( Filogénesis ), tanto como en el Individuo ( Ontogénesis ). De acuerdo con Freud, este suceso no es único, sino que se repite a través de la Historia de la Humanidad y en cada individuo. Filogenéticamente, ocurrió primero en la "Horda Original", cuando el padre original monopolizaba el poder y el placer, y obligaba a la renunciación a sus hijos. Ontogenéticamente, ocurre durante el periodo de la primera infancia, cuando la sumisión al Principio de la Realidad es impuesta por los padres y otros educadores. Pero tanto en el nivel genérico como en el individual, la sumisión se reproduce continuamente ( ... ) El Principio de la Realidad se materializa en un Sistema de Instituciones. Y el individuo, creciendo dentro de tal sistema, aprende los requerimientos del Principio de la Realidad, como los de la Ley y el Orden, y los transmite a la siguiente generación". ( Herbert Marcuse : "Eros y Civilización", 1955. ). Como vemos, la distinción entre sicología individual y social es inexistente, ambas caminan de la mano, en forma paralela. El sicologismo freudiano nos muestra que la subyugación de los instintos es llevada a cabo por la Humanidad, no por la Naturaleza : "...La Represión desde afuera ha sido sostenida por la Represión desde dentro. El individuo sin libertad, introyecta a sus dominadores y sus mandamientos dentro de su propio aparato mental. La lucha contra la libertad se reproduce a si misma en la psique del hombre, como la propia Represión del individuo reprimido, y a su vez, su propia Represión sostiene a sus dominadores y sus instituciones. Es esta Dinámica Mental la que Freud revela como la Dinámica de la Civilización". ( Herbert Marcuse : Op. Cit. 1955 ). La represión ejercida por el Sistema Social sobre las personas, y la represión dirigida contra si mismos por los individuos, es una represión impuesta por el sector dominante de la sociedad para sostenerse en una posición privilegiada. Este sector fundamenta la utilidad de la represión con el argumento de la escasez. Sin esta represión, la Humanidad quedaría a la deriva, en una inseguridad económica y social completa, la que no le permitiría desarrollarse ni proyectarse en el futuro. No obstante, el argumento se convierte en falacia cuando analizamos la distribución de la escasez y las formas del trabajo. Ambas han variado formalmente en los distintos Sistemas Sociales, pero en lo fundamental, coinciden en estar organizados de manera tal, que favorezcan a un sector social determinado : " La pobreza que prevalece todavía en vastas áreas del Mundo, ya no se debe principalmente a la pobreza de los recursos humanos y naturales, sino a la manera en que éstos son distribuídos y utilizados ( ... ) Mientras más cercana está la posibilidad de liberar al individuo de las restricciones justificadas en otra época por la escasez y la falta de madurez, mayor es la necesidad de mantener y extremar estas restricciones; para que no se disuelva el orden de dominación establecido. La Civilización tiene que defenderse a si misma del fantasma de un Mundo que pueda ser libre. Si la sociedad no puede usar su creciente productividad para reducir la Represión ( porque tal cosa destruiría la Jerarquía del Statu Quo ), la productividad debe ser vuelta contra los individuos; llega a ser en si misma un instrumento de control universal". ( Herbert Marcuse : Ibidem 1955 ). El término de la represión representa el objetivo más sobresaliente en el pensamiento de Marcuse, pero no lo mal interpretemos. La Civilización realmente no sería una posibilidad sin la acción de Tanatos, esto es, la represión básica, ya que sin esta influencia la Cultura se sumiría en un hedonismo carente de sentido y en la subsiguiente falta de recursos. Por esta razón, Herbert Marcuse específicamente apunta a la eliminación de la llamada Represión Excedente ( "Surplus Repression", distinta de la Represión Básica o Tanatos ); fruto de las restricciones provocadas e intensificadas por la dominación social. Consecuentemente, el fin de la Represión Excedente no acabaría con la Civilización, ni tampoco con la Cultura; sino que pondría final a la organización de toda la existencia humana como un instrumento de trabajo. Para realizar esto, el gran pensador judío-germano de la Escuela de Frankfurt, experto en dialéctica hegeliana, y cuya tesis hizo junto a Martin Heidegger; propone 3 puntos : 1-Una transformación que debe ser la transformación de la Fatiga ( El Trabajo ) en Juego, y de la Productividad Represiva en Despliegue, precedida por la Conquista de la Necesidad ( La Escasez ), como el factor determinante de la Civilización. 2- La Autosublimación de la Sensualidad ( del Impulso Sensual ), y la Desublimación de la Razón ( del Impulso de la Forma ); para Reconciliar a los dos impulsos antagónicos básicos. 3- La Conquista del Tiempo, en tanto que el tiempo destruye la gratificación duradera. En síntesis, el primer objetivo a conseguir es derribar la columna principal que sostiene a la Represión Excedente, es decir, terminar con la necesidad económica, lo cual desde ese momento ( 1955 ), ya era completamente posible, dados los recursos humanos y materiales de los que dispone la Civilización. Recordemos que la necesidad, la escasez, y en definitiva la pobreza; son el resultado de la distribución de los recursos motivada por el tipo de organización social, la cual está hecha deliberadamente para favorecer al sector dominante de la sociedad. Luego de dominar a la necesidad, la Civilización entera podría dedicarse a convertir al Trabajo en Juego. De esta forma, la productividad represiva pasaría a ser despliegue. ¿ Cómo se transforma al Trabajo en Juego ?. Aquí Marcuse se refiere al concepto de Sublimación. Para Freud, la sublimación es el mecanismo mental mediante el cual, Tanatos ejerce su acción sobre Eros. La sublimación permite que la Humanidad modifique y desvíe su líbido hacia los valores que constituyen el "Principio de la Realidad". En consecuencia, en el instante en que Marcuse indica como camino posible para transformar al Trabajo en Juego a la Autosublimación de la Sensualidad ( sensualidad que tendería según el modelo freudiano a no resistir control alguno ), y a la Desublimación de la Razón (  razón que tendería a no soportar el descontrol ); está poniendo la discusión en el centro mismo de la dinámica mental sicológica humana, ya que por medio de esta variación, llegaría a su fin la oposición básica del funcionamiento síquico individual y social, vale decir, la contradicción total existente entre el "Principio del Placer" y el "Principio de la Realidad"; contradicción causante del malestar en la Cultura y la Humanidad. Al eliminar tal contradicción, el Trabajo podría convertirse en Juego, y al convertirse en Juego, la Humanidad podría disponer de mayor cantidad y calidad de tiempo y energía, que le son arrebatados en nombre de la productividad; para de esta manera quedar en condiciones de desplegar todas sus potencialidades libremente, sin miedo a la necesidad económica y sin sufrir los efectos de la represión excedente. Habría sublimación, y por tanto, Cultura; pero tal sublimación modificaría al instinto libidinal sin desviarlo de sus objetivos, por lo cual, Eros se expandería autosublimándose en relaciones duraderas que aumentarían la gratificación instintiva. Sin embargo, este aumento de la gratificación instintiva todavía sería presa del tiempo. Para terminar con la angustia causada por la brevedad del goce, Marcuse declara que : "La restauración de los derechos de la memoria es un vehículo de liberación ( ... ) Sin la liberación del contenido reprimido de la memoria, sin la liberación de su poder liberador; la sublimación no represiva es inimaginable ( ... ) El Tiempo pierde su poder cuando el recuerdo redime al pasado". ( Herbert Marcuse : Op. Cit. 1955 ).




Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

1 comentario  Deja tu comentario


, Un detalle sin importancia. Me parece que no es posible identificar la represesion del princio de realidad con la accion de thanatos, por ser thanatos en primer lugar antes que el princio de realidad, y en segundo, también reprimido y dirigido hacia lo socialmente util.




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
17576 publicaciones
4495 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora