Retorno a clases, felices y seguros

Como madres, padres y apoderados tenemos un rol fundamental en la educación de nuestros hijos e hijas, porque somos un referente en su proceso de desarrollo y nos une el vinculo afectivo que puede ayudar en su aprendizaje. Una madre, un padre o un familiar comprometido con el proceso educativo de niños, niñas y adolescentes conoce el proyecto educativo Institucional y de convivencia del colegio que los alberga, está informado sobre las actividades, resultados y logros de su comunidad escolar, mantiene conversaciones o diálogos constructivos con los distintos estamentos de su colegio, sobre las necesidades de formación académica y de infraestructura de su escuela, liceo o colegio y por sobre todo en tiempos de crisis sanitaria colabora redoblando esfuerzos en materias de seguridad sanitaria y calidad de la educación.El ambiente familiar y el comportamiento parental en tiempos de crisis sanitaria, las expectativas y disposición de los padres son aspectos relevantes que pueden contribuir a formar un entorno feliz entre hogar y escuela. El involucramiento parental pro positivo no solo como acompañamiento de sus hijos en las tareas académicas sino además en aspectos socioemocionales por medio del traspaso de creencias y expectativas son centrales para el desarrollo de habilidades para la vida y conocimientos, tanto académico  como empírico. 


. Una madre, un padre o un familiar comprometido con el proceso educativo de niños, niñas y adolescentes conoce el proyecto educativo Institucional y de convivencia del colegio que los alberga, está informado sobre las actividades, resultados y logros de su comunidad escolar, mantiene conversaciones o diálogos constructivos con los distintos estamentos de su colegio, sobre las necesidades de formación académica y de infraestructura de su escuela, liceo o colegio y por sobre todo en tiempos de crisis sanitaria colabora redoblando esfuerzos en materias de seguridad sanitaria y calidad de la educación.El ambiente familiar y el comportamiento parental en tiempos de crisis sanitaria, las expectativas y disposición de los padres son aspectos relevantes que pueden contribuir a formar un entorno feliz entre hogar y escuela. El involucramiento parental pro positivo no solo como acompañamiento de sus hijos en las tareas académicas sino además en aspectos socioemocionales por medio del traspaso de creencias y expectativas son centrales para el desarrollo de habilidades para la vida y conocimientos, tanto académico  como empírico. 
Todos los estamentos de escuelas, colegios y liceos, padres, apoderados, docentes, auxiliares, administrativos y directivos estamos aprendiendo a reconocernos y convivir en esta nueva forma de vida, retornando con protocolos tales como la sanitización diaria, aseguramiento del distanciamiento físico en espacios comunes, ventilación cruzada y permanente, horarios diferidos de recreos, ingresos y salidas, eliminación de la exquisita cultura del beso y el abrazo, el uso obligatorio de la mascarilla, la rutina del lavado de mano cada 2 a 3 hrs, es por ello que, se hace necesario que como madres, padres y apoderados sigamos aprendiendo para apoyar a la comunidad escolar que acoge a nuestros hijos con rutinas de toma de temperaturas antes de salir de casa y la constante revisión de los protocolos del establecimiento educacional que eligió para sus hijos.

Deseo un feliz y seguro proceso de retorno a todos y todas.

UNETE
Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales