Los votantes abandonan al PSOE

Se acercan las elecciones generales y todas las encuestas dan ganador al Partido Popular de Mariano Rajoy. Reconozco que el primer sorprendido soy yo aunque solo relativamente. Hace tiempo vengo recordando eso de que "¡Con Rajoy es imposible!".  Pero dejemos que pase el tiempo y comprobarán la razón de ello, aunque ahora parezca que la derecha barre sin remisión, a pesar de la imagen política de don Mariano.

 

.wordpress.com/2011/11/09/la-derecha-se-compromete-a-actualizar-las-pensiones/">Mariano Rajoy. Reconozco que el primer sorprendido soy yo aunque solo relativamente. Hace tiempo vengo recordando eso de que "¡Con Rajoy es imposible!".  Pero dejemos que pase el tiempo y comprobarán la razón de ello, aunque ahora parezca que la derecha barre sin remisión, a pesar de la imagen política de don Mariano.
Recuerden que en las votaciones al Congreso de los Diputados no hay democracia directa sino ‘partitocracia’ apoyada por la Ley D'Hondt. Una ley que hay que modificar cuanto antes, con el fin no seguir generando  más fraude social y engaño distendido. La situación de caos causada por el PSOE y el Gobierno al que apoya,  precisa con urgencia seriedad y trabajo. Va siendo el momento de impedir que se beneficie a unos pocos a pesar de muchos.

Hace unos días nos llamaba la atención una escena de González y Guerra con Griñán y Rubalcaba en una localidad sevillana. Con ella el PSOE pretendía capturar votos y hacer olvidar el daño y las miserias a los que ha condenado a la ciudadanía. Esa apertura de campaña se ha convertido en un chasco con una dimensión inimaginable, porque los contribuyentes han vuelto a recordar que la última legislatura de Felipe González fue la de la corrupción, la ruina de la Seguridad Social, la sanción a los jubilados que cobraban el complemento de "cónyuge a cargo", el hundimiento de la Sanidad, el incumplimiento de los criterios de convergencia con Europa  y el afianzamiento de la enseñanza concertada, restando fondos a la enseñanza pública. Precisamente, esos daños (hay muchos más, no lo duden) han hecho que la ciudadanía se espante de miedo, cierre los ojos y enfoque su voto hacia donde se difunde serenidad, tranquilidad, trabajo, buenos modos, fin del terrorismo sin negociación, fomento de la educación y reconversión ordenada de la sanidad.

El PSOE ha generado excesivo fiasco entre sus propios votantes. Amenaza con la desinversión de la derecha en  la enseñanza y la sanidad pero resulta que desde las filas del socialismo se tiene muy claro el copago en la sanidad, a través del céntimo sanitario y la contribución por consulta médica. Tras el programa de falsos, existe el programa oculto que tanto daño ha hecho siempre que el socialismo ha tocado poder. Y vamos más allá: lo que nunca ha conseguido la derecha, lo ha conseguido la izquierda socialista; es decir, congelar las pensiones, reducir las becas, reducir el sueldo de los funcionarios hasta un 9,75%, disminuir las ayudas a los parados y distribuir mal la miseria de la Renta Básica de Ciudadanía a unos pocos. No olvidemos que en su programa oculto lleva la paulatina desaparición de lo que conocemos como “pagas extraordinarias”.

Las mentiras del PSOE en campaña y la no explicación de su programa oculto, apenas han cambiado las expectativas del partido que ha arruinado a tres generaciones, como consecuencia de la LOGSE del año 1990, la negociación con ETA durante los últimos siete  años y la desestructuración del tejido empresarial español. A ello habría que añadir otras medidas de dudosa integridad moral, ética, política, económica y comercial. ¡Que son muchas y muy graves!

Ahora mismo se precisa que alguien afiance con fuerza el timón e iniciemos la salida de la crisis. No creo que Rajoy sea el más indicado pero, si gana, está obligado a intentarlo. No nos cansaremos de repetirlo. Y así venimos anunciándolo desde la celebración del Congreso a la búlgara que el PP celebró en Valencia.

El PSOE precisa prescindir del dañino Rubalcaba y, aunque sigan las peleas internas entre Patxi López, Carmen Chacón y el extremeño Vara, comenzar una renovación que no puede esperar. Lo que está claro es que  España no puede perder más tiempo y cuanto antes tenga una oposición fuerte, antes podrá  iniciar el equilibrio que requiere, prescindiendo de los desmanes de mediocres como los que ha apoyado el PSOE, incluso en sede ministerial, así como precisa con urgencia redefinir el concepto de igualdad, justicia social y apoyo a los más desfavorecidos.

A pesar de las necesidades urgentes que requiere nuestra España, troceada y despreciada por la despendolada ignorancia de quienes han dirigido el PSOE en los últimos años, las elecciones están a la vuelta de la esquina y, de la misma forma que hubo un 11-M, aún persiste nuestro temor a que Rubalcaba saque de la chistera un conejo desorejado que vuelva a llevar a España al sufrimiento permanente, fruto del  engaño teñido de fraude político y de sus ilimitadas ambiciones.

 ¡Que nadie cierre los ojos por si intentan volver a engañarnos por el camino de la sorpresa y de lo impredecible!

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales