Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Pandemia   ·   Lectura   ·   Criptomonedas   ·   Bitcoin   ·   Salud   ·   Colombia



Dar el corazón al amor


Inicio > Ciudadanía
12/11/2011


1121 Visitas



En esta época que se aproxima ya la navidad, la polución propagandística no favorece el amor soñado, que está impregnado en los auténticos caminos de la vida. A lo largo de ella vivimos un sinfín de experiencias unas pasan desapercibidas otras parecen no querer marcharse y estas hacen que nuestro mundo gire en torno a estímulos engañosos que nos extravía de nuestra única necesidad que es amar,   formándose un rompecabezas difícil de armar. Realmente no existe tal necesidad de ser amados, ni de ser importantes, estas son solo necesidades del ego, nuestro yo no tiene interés en estas cosas, ya tiene todo lo que necesita para ser feliz, cuando logremos ver esto estaremos en camino a la libertad.  Somos analfabetos en la expresión de sentimientos.


Nos criaron y nos programaron para ser aprobados, alabados y para tener éxito y cuando no lo logramos llega el sufrimiento. El día que entremos a la realidad y que no nos neguemos a ver las cosas como son se nos irán desapareciendo las ceguedades, puede que aun sigamos teniendo apegos pero llamaremos apego a lo que es y a lo que creíamos amor seguramente ya no.

Si yo escribiera por una necesidad de aprobación seguramente fallaría en mis palabras y mis pensamientos y eso no querría decir que mis pensamientos y mis conocimientos se esfumaron pero me ocuparía de tener su valoración más que por decirles lo que yo quiero. Lo más difícil en la vida es ver, no queremos ver, ni escuchar, porque si lo hacemos podríamos cambiar y detestamos lo nuevo, lo que implica un cambio. Si miramos como que perdemos el control de la vida que tenemos tan precariamente armada. Podemos ganar el mundo con los aplausos pero perdemos la vida, entonces se nos convierte la vida en algo que se nos pasa mientras estamos ocupados haciendo cosas. Cuando sabes amar es señal que has descubierto a los demás semejantes a ti, es un estado de sensibilidad que te capacita para abrirte a todas las personas y a la vida.

 El amor de verdad es algo no personal, los demás no tienen más remedio que reaccionar porque él los impacta. Amar es ver a los demás claramente como son. Es necesario poner sobre el tamiz cada proceso vivido aunque de forma repetitiva pero no por eso carente de una convicción válida para lograr una renovada conciencia, menos vulnerable. 

 



Etiquetas:   Reflexión   ·   Navidad

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20621 publicaciones
5124 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora