Consejos Comunales, La visión de Revolucionar Las Comunidades

     En estos tiempos que se viven en Venezuela, los consejos comunales  han pasado por varias circunstancias que han provocado que la ciudadanía este apática a los procesos revolucionarios, la euforia y agitación activista por parte del colectivo ha disminuido, ya que el pueblo está viviendo un periodo de transformación critico, que se escapa de las manos de las personas que llevan el liderazgo a nivel nacional, el motivo es que en Venezuela vivimos un proceso no tradicional donde  hacer política  no llena las expectativas de los ciudadanos, Venezuela viene trayendo consigo este conocimiento de cómo hacer política de la herencia de Europa y Estados Unidos.     Cuando  nuestros antepasados  querían  ser partícipe de algún cargo relacionado a la política,  tenían que ser personas muy acaudaladas o ser terratenientes importantes para poder ejercer un cargo de envergadura política , y es por ello que aun en Venezuela algunos de los candidatos que desean tomar un cargo político de importancia,  pide ayuda monetaria  a otros países  para hacer su campaña, así sea que esté vendiendo su país,  lo que los obliga de alguna manera a compartir intereses a sus aleados políticos internacionales,  así lo expresa Eduardo Alvares, 1992. En su aporte sobre políticas públicas, esto aunado al mal procedimiento que se vive por las carencias que tiene el País debido a la guerra económica que nuestros adversarios han impuesto en nuestro territorio Nacional,  arrastrando consigo gran parte del colectivo, si tan solo desde un pequeño espacio geográfico comenzamos a direccionar con inteligencia y capacidad, podemos incentivar desde abajo a esa persona que esta desmotivada a participar en tales procesos revolucionarios, si atendemos la problemática de las comunidades podemos incentivar a la participación de los ciudadanos, y así de un granito de arena podemos construir murallas solidas que pueden dar peso a estos espacios que hemos dejado desasistido, ayudando a nuestro proceso revolucionario a creer mas y a crecer como masa para así poder tener peso a la hora de sumarnos y tener un País con más fuerza para seguir luchando en revolución, si bien es cierto que los ciudadanos bien organizados son escuchados, si su voz  desde un sector pequeño son atendidos, cuanto mejoraría los sectores, las parroquias, los distritos, los estados, y hasta construir un País. Cuando hablamos de Venezuela y sus grandes problemáticas nos envuelve un deseo inmerso en nuestra mente y corazón, en ese latir individual que nos oprime, viendo cada situación existentes en el entorno del día a día, es allí, en ese preciso momento que pensamos en aportar un granito de arena, “inventamos o erramos” si, inventamos*, tendremos sueños y metas por alcanzar, formar una investigación que nos permita ayudar de manera formal, plasmando nuestro sentir en beneficio a desarrollar una comunidad, eso es una buena inventiva, o erramos*      quedándonos plantados observando y criticando sin aportar cosa alguna a innovar, crear o ejecutar una pequeña pero grande ayuda a nuestra amada patria que tanto lo necesita.

 

.     Cuando  nuestros antepasados  querían  ser partícipe de algún cargo relacionado a la política,  tenían que ser personas muy acaudaladas o ser terratenientes importantes para poder ejercer un cargo de envergadura política , y es por ello que aun en Venezuela algunos de los candidatos que desean tomar un cargo político de importancia,  pide ayuda monetaria  a otros países  para hacer su campaña, así sea que esté vendiendo su país,  lo que los obliga de alguna manera a compartir intereses a sus aleados políticos internacionales,  así lo expresa Eduardo Alvares, 1992. En su aporte sobre políticas públicas, esto aunado al mal procedimiento que se vive por las carencias que tiene el País debido a la guerra económica que nuestros adversarios han impuesto en nuestro territorio Nacional,  arrastrando consigo gran parte del colectivo, si tan solo desde un pequeño espacio geográfico comenzamos a direccionar con inteligencia y capacidad, podemos incentivar desde abajo a esa persona que esta desmotivada a participar en tales procesos revolucionarios, si atendemos la problemática de las comunidades podemos incentivar a la participación de los ciudadanos, y así de un granito de arena podemos construir murallas solidas que pueden dar peso a estos espacios que hemos dejado desasistido, ayudando a nuestro proceso revolucionario a creer mas y a crecer como masa para así poder tener peso a la hora de sumarnos y tener un País con más fuerza para seguir luchando en revolución, si bien es cierto que los ciudadanos bien organizados son escuchados, si su voz  desde un sector pequeño son atendidos, cuanto mejoraría los sectores, las parroquias, los distritos, los estados, y hasta construir un País. Cuando hablamos de Venezuela y sus grandes problemáticas nos envuelve un deseo inmerso en nuestra mente y corazón, en ese latir individual que nos oprime, viendo cada situación existentes en el entorno del día a día, es allí, en ese preciso momento que pensamos en aportar un granito de arena, “inventamos o erramos” si, inventamos*, tendremos sueños y metas por alcanzar, formar una investigación que nos permita ayudar de manera formal, plasmando nuestro sentir en beneficio a desarrollar una comunidad, eso es una buena inventiva, o erramos*      quedándonos plantados observando y criticando sin aportar cosa alguna a innovar, crear o ejecutar una pequeña pero grande ayuda a nuestra amada patria que tanto lo necesita.
     La gran  problemática de descontento por parte de los habitantes de las diferentes comunidades se basan  más que todo en la desorganización de los consejos comunales porque  no atacan directamente la problemática que viven las mismas, si bien es cierto que, el fallecido Presidente Hugo Chávez, diseño un modelo de plan de la patria socialista donde el pueblo definía su integridad social,  y la máxima felicidad social, entonces de ahí parte la interrogante ¿Por qué no participa el pueblo?, ¿Por qué ese descontento en las comunidades?, ¿Por qué la lucha se hace más difícil cada día?, ¿Por qué las personas tienen apatía a la hora de acudir a una asamblea de ciudadanos en una comunidad?, y vemos con preocupación la inasistencia de los ciudadanos, y luego nos damos cuenta  que los responsables de que las comunidades estén mal organizadas y no apoyen justamente todo lo relacionado con su entorno son los mismos consejos comunales, Si bien es cierto por la falta de conocimiento y la capacitación que tienen los integrantes de los consejos comunales no aportan beneficios de aceptación a la masa existencial en una comunidad, ya sea porque no se adecuan correctamente a las necesidades lineales que requiere el buen funcionamiento del consejo comunal, o tal vez sea la falta de conocimiento para accionar la mesa técnica el cual fueron elegidos para que los procesos puedan ser eficaces y efectivos a la hora de hacer las tomas de decisiones que beneficien la comunidad.

 Por eso es preciso accionar, detonar el conocimiento interno, individual para cambiar la manera de pensar y de actuar, con el fin de impulsar la credibilidad honesta y participativa,  para así lograr que el colectivo se avoque  de manera voluntaria a la hora de presentarse una situación que llene de beneficios a la comunidad.

 
UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales