Aseguramiento de la Calidad en los Sistemas de Información



Calidad de sistemas de información es sinónimo de excelencia, de valor, de alineación con las especificaciones internas y, también, de cumplimiento de las expectativas de los clientes. Conseguir llegar a este nivel depende de saber utilizar la tecnología adecuada, aplicar las mejores prácticas de la industria y minimizar los errores en el desempeño. Las organizaciones que aseguran estos estándares de calidad consiguen aumentar sus márgenes de beneficios, disfrutan de aplicaciones más accesibles y útiles y son capaces de ajustarse a los requisitos de la demanda de manera más rápida y efectiva.

 


Un dato de calidad es aquél que se ajusta al uso para el que se destina y cumple con los requisitos de exactitud, fiabilidad, completitud, actualización y consistencia. Pero, para salvaguardarlos, es necesario que la organización dicte las políticas necesarias al respecto.

Para asegurar la calidad de sistemas de información, está claro que es preciso trabajar la calidad del dato en primer lugar. Las fuentes de datos, tipos, volumen, requisitos de calidad, criterios de evaluación y las especificaciones, así como los objetivos esperados, tienen que ser fijados de antemano.

Con el fin de evaluar de forma efectiva la calidad de sistemas de información hace falta elegir los indicadores de evaluación específicos para cada área y en virtud de sus características y del entorno empresarial real.

Para lograr esa optimización, es importante investigar el impacto de la información de calidad en el desempeño de los usuarios, o las consecuencias de la falta de ella en los resultados de sus acciones. Una forma de llevar a cabo este análisis es en base a la medición de la influencia de seis variables que relacionan el impacto de la calidad de sistemas de información sobre los beneficios individuales.

En las áreas u organizaciones la principal responsabilidad del aseguramiento de calidad es determinar si las necesidades de los usuarios han sido satisfechas adecuadamente. Pero éstas deben ser vistas bajo su perspectiva en conjunto con las necesidades de otros usuarios y sobre todo en conjunto con los objetivos y metas de la organización.

Según la norma ISO 9000:2000, el aseguramiento de la calidad es la parte de la gestión de la calidad orientada a proporcionar confianza en que se cumplirán los requisitos de calidad.

El Aseguramiento de la Calidad del Software es el conjunto de actividades planificadas y sistemáticas necesarias para aportar la confianza que el software satisfará los requisitos dados de calidad. Este aseguramiento se diseña para cada aplicación antes de comenzar a desarrollarla y no después.

El aseguramiento de calidad se refiere a validar los procesos usados para crear los productos. Es una herramienta especialmente útil, ya que permite discutir los procesos usados para determinar si los productos creados son razonables. Es importante que en el transcurso de la revisión se sigan las directrices que estableció́ el responsable del grupo de aseguramiento de calidad, con el fin de que sea productiva y no se pierda tiempo en discusiones o ataques al responsable del producto.

El término producto se utiliza para referirse a las especificaciones, a los diseños y a los listados del código. Los valores de las métricas no se obtienen sólo por mediciones. Algunos valores de métricas se derivan de los requisitos del cliente o de los usuarios y, por lo tanto, actúan como restricciones dentro del proyecto.

Las métricas son escalas de unidades sobre las cuales puede medirse un atributo cuantificable. Cuando se habla de software nos referimos a la disciplina de recopilar y analizar datos basándonos en mediciones reales de software, así como a las escalas de medición.

Las medidas de Calidad del Software deben comenzar desde la especificación y terminar con la implementación, implantación y mantenimiento o post-implantación. Debe aplicarse a lo largo de todo el proceso de Ingeniería de Software. Básicamente, la medición es una fase normal de cualquier actividad industrial. Sin mediciones es imposible perseguir objetivos comerciales normales de una manera racional.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Aseguramiento de la Calidad en los Sistemas de Información


Calidad de sistemas de información es sinónimo de excelencia, de valor, de alineación con las especificaciones internas y, también, de cumplimiento de las expectativas de los clientes. Conseguir llegar a este nivel depende de saber utilizar la tecnología adecuada, aplicar las mejores prácticas de la industria y minimizar los errores en el desempeño. Las organizaciones que aseguran estos estándares de calidad consiguen aumentar sus márgenes de beneficios, disfrutan de aplicaciones más accesibles y útiles y son capaces de ajustarse a los requisitos de la demanda de manera más rápida y efectiva.

 


Un dato de calidad es aquél que se ajusta al uso para el que se destina y cumple con los requisitos de exactitud, fiabilidad, completitud, actualización y consistencia. Pero, para salvaguardarlos, es necesario que la organización dicte las políticas necesarias al respecto.

Para asegurar la calidad de sistemas de información, está claro que es preciso trabajar la calidad del dato en primer lugar. Las fuentes de datos, tipos, volumen, requisitos de calidad, criterios de evaluación y las especificaciones, así como los objetivos esperados, tienen que ser fijados de antemano.

Con el fin de evaluar de forma efectiva la calidad de sistemas de información hace falta elegir los indicadores de evaluación específicos para cada área y en virtud de sus características y del entorno empresarial real.

Para lograr esa optimización, es importante investigar el impacto de la información de calidad en el desempeño de los usuarios, o las consecuencias de la falta de ella en los resultados de sus acciones. Una forma de llevar a cabo este análisis es en base a la medición de la influencia de seis variables que relacionan el impacto de la calidad de sistemas de información sobre los beneficios individuales.

En las áreas u organizaciones la principal responsabilidad del aseguramiento de calidad es determinar si las necesidades de los usuarios han sido satisfechas adecuadamente. Pero éstas deben ser vistas bajo su perspectiva en conjunto con las necesidades de otros usuarios y sobre todo en conjunto con los objetivos y metas de la organización.

Según la norma ISO 9000:2000, el aseguramiento de la calidad es la parte de la gestión de la calidad orientada a proporcionar confianza en que se cumplirán los requisitos de calidad.

El Aseguramiento de la Calidad del Software es el conjunto de actividades planificadas y sistemáticas necesarias para aportar la confianza que el software satisfará los requisitos dados de calidad. Este aseguramiento se diseña para cada aplicación antes de comenzar a desarrollarla y no después.

El aseguramiento de calidad se refiere a validar los procesos usados para crear los productos. Es una herramienta especialmente útil, ya que permite discutir los procesos usados para determinar si los productos creados son razonables. Es importante que en el transcurso de la revisión se sigan las directrices que estableció́ el responsable del grupo de aseguramiento de calidad, con el fin de que sea productiva y no se pierda tiempo en discusiones o ataques al responsable del producto.

El término producto se utiliza para referirse a las especificaciones, a los diseños y a los listados del código. Los valores de las métricas no se obtienen sólo por mediciones. Algunos valores de métricas se derivan de los requisitos del cliente o de los usuarios y, por lo tanto, actúan como restricciones dentro del proyecto.

Las métricas son escalas de unidades sobre las cuales puede medirse un atributo cuantificable. Cuando se habla de software nos referimos a la disciplina de recopilar y analizar datos basándonos en mediciones reales de software, así como a las escalas de medición.

Las medidas de Calidad del Software deben comenzar desde la especificación y terminar con la implementación, implantación y mantenimiento o post-implantación. Debe aplicarse a lo largo de todo el proceso de Ingeniería de Software. Básicamente, la medición es una fase normal de cualquier actividad industrial. Sin mediciones es imposible perseguir objetivos comerciales normales de una manera racional.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE