Indulto a los presos de ETA




.

Era tan previsible Otegi que no va a dejar pasar ni un día más sin tener una respuesta clara y contundente del presidente Sánchez.

Pedro Sánchez se comprometió con Otegi y EH Bildu a indultar a los presos etarras tan pronto como estuvieran liberados los terroristas catalanes del golpe de Estado. Otegi acaba de solicitar reunión urgente con Pedro Sánchez, el ministro de Justicia y el de Interior. La hoja de ruta se escribe para cumplirla y Arnaldo no quiere perder ni un minuto.

Era un hecho que, tan pronto como salieran del 'trullo' los terroristas catalanes del golpe de Estado del 1-O, los dirigentes de EH Bildu también reclamarían al presidente, Pedro Sánchez, su cuota de favor. Si esta vez no se sale con la suya EH Bildu empezarán a caer naipes sobre la mesa. La exigencia es que salgan en libertad todos los presos de ETA que están dispersos por los 'trullos' penitenciarios de España; bien es verdad que, gracias a Pedro Sánchez y a Fernando Grande Marlasca, prácticamente están todos cerca del País Vasco o está en proyecto su aproximación.

La política de dispersión penitenciaria, que tanto y tan buen resultado ha dado, se difumina por los compromisos contraídos por el psicópata presidente, traidor a España y a su ciudadanía. Le horroriza perder el colchón de Moncloa sabiendo la que le espera. En la calle hace frío. Y una vez que los etarras ("erratas sociales" para la convivencia) estén en la calle, el siguiente paso será exigir a Sánchez la independencia del País Vasco.

Era tan previsible Otegi que no va a dejar pasar ni un día más sin tener una respuesta clara y contundente del presidente Sánchez. Y si este Rey ha tragado con los indultos de los golpistas --a pesar de que el Tribunal Supremo lo desaconsejaba, al igual que lo hacía la Fiscalía y dictámenes de Abogados del Estado-- no hay motivo para que no acceda a la petición y firme indultos etarras, sin entender que esos indultos son insultos a la ciudadanía, en general, y a la persona de bien, en particular.

El BOE tendrá que hablar, como ha hablado el 23 de junio, para la concesión de los indultos etarras. Sin duda, uno de los días más tristes de la democracia. y para la democracia. Y volveremos a llevarnos el berrinche todos los ciudadanos que trabajamos a diario por la paz, la convivencia, la concordia y el bien común. Se llevarán las manos a la cabeza y pondrán el grito en el cielo quienes se sienten represaliados en Cataluña desde hace años, por sentirse españoles y constitucionalistas. Ni que decir tiene que los familiares de las víctimas de ETA tienen un tratamiento aparte; no es de recibo, y mucho menos ético, que se encuentren por la calle con el asesino de su marido, hijo, padre, esposa....

Otegi no se va a dejar amilanar. Siente que Cataluña está siendo privilegiada por el Gobierno, tanto social, como política y económicamente. No ha tardado en reaccionar. Él quiere ir en el carro de los indultos. No se conforma con ir a pie, y menos en procesión sin rascar bola o tocar miga. "Es tiempo de sacar a los presos y no de meter más gente a la cárcel", repite sin cesar Arnaldo Otegi. Pedro Sánchez se está cargando el Estado de Derecho y el Rey parece haber aplaudido con las orejas porque el manoseado artículo 62, apartado "i" de la Carta Magna establece que pudiendo ejercer el derecho de gracia deberá hacerlo con arreglo a la ley (“Nosotros no hemos solicitado el indulto”, Junqueras, dixit. No se cumple la ley y todos informes han sido negativos para el trámite).

Y si lo que pretende el Rey (dejó de ser mi Rey al traicionarme hoy en el BOE) es ceñirse al apartado "f" del reseñado artículo 62, pues no lo necesitamos porque para "Expedir los decretos acordados en el Consejo de ministros, conferir los empleos civiles y militares y conceder honores y distinciones con arreglo a las leyes", puede servirnos un Alto funcionario. por ejemplo. Desde mi punto de vista ha optado por hacer las maletas, como las hicieron su tatarabuela y su bisabuelo. Pero hay una diferencia: nunca más habrá en España entronizaciones borbónicas que acaben traicionando a la ciudadanía y abandonando al pueblo.

En fin, no se pierdan el sentir de Arnaldo Otegi y la visión que tiene del día a día: "¿Qué hay hoy en la agenda del Estado español? Están los indultos, la amnistía y los presos políticos. Hoy nos alegramos enormemente de que los presos políticos catalanes salgan en libertad, sabemos que eso supone un alivio evidente para sus familiares y compañeros. Pero eso es una parte del camino que hay que recorrer". Para él, los terroristas golpistas son presos políticos, como deben de serlo los terroristas de la banda asesina etarra. Uno no sabe si llorar o tragar. Con Pedro Sánchez de promotor de traiciones sólo nos queda llorar, pero también hemos aprendido que hay que seguir trabajando para cambiar la tendencia de estos aciagos tiempos.

¿Ya vale todo tras los indultos publicados en el BOE? ¿Abriremos de una vez el melón constitucional y eliminaremos cuanto alude a la sucesión? Harto de leer a Aristóteles, no he olvidado que las revoluciones no se hacen por menudencias, pero nacen por menudencias.






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales