La Libertad Contra el Libertinaje

Porque ahora no sois libres para hacer el pecado. Este es en suma el mensaje del apostol Pablo a lo largo de sus cartas evangelísticas. A las Iglesias de Asia les instaba a someterse a la voluntad de Jesucristo, asumiendo para sí la cruz del evangelio. Por ello les exigía que suprimiesen su libre advedrío y en adelante vivieran una vida santa que agradase a Dios. Si bien ejercitar una auténtica espiritualidad no dependia de que se aislasen del mundo y suprimieran las relaciones personales, laborales o comunitarias, sí era necesario apartarse de las impurezas de la carne y del vicio, sacrificar los apetitos del cuerpo y humillarse ante el Señor.En el Nuevo Pacto se resalta el tema de la Libertad que gozamos los Cristianos, no sometidos a los dogmas de la Ley mosaica, pero frente a esta Libertad se levanta la apostasia representada en forma de libertinaje, la cual en lugar de justificar al hombre y devoler la paz interior, le envuelve en la culpa. La unica forma de alcanzar libertad de conciencia es sometiendonos a la Gracia de Dios, la cual trae salvación para el pecador. La justicia de Dios se revela por fe y para fe y se manifiesta en los Hijos de Dios redimidos de las cargas de conciencia del pecado que muere en nuestros cuerpos.

 

. Este es en suma el mensaje del apostol Pablo a lo largo de sus cartas evangelísticas. A las Iglesias de Asia les instaba a someterse a la voluntad de Jesucristo, asumiendo para sí la cruz del evangelio. Por ello les exigía que suprimiesen su libre advedrío y en adelante vivieran una vida santa que agradase a Dios. Si bien ejercitar una auténtica espiritualidad no dependia de que se aislasen del mundo y suprimieran las relaciones personales, laborales o comunitarias, sí era necesario apartarse de las impurezas de la carne y del vicio, sacrificar los apetitos del cuerpo y humillarse ante el Señor.En el Nuevo Pacto se resalta el tema de la Libertad que gozamos los Cristianos, no sometidos a los dogmas de la Ley mosaica, pero frente a esta Libertad se levanta la apostasia representada en forma de libertinaje, la cual en lugar de justificar al hombre y devoler la paz interior, le envuelve en la culpa. La unica forma de alcanzar libertad de conciencia es sometiendonos a la Gracia de Dios, la cual trae salvación para el pecador. La justicia de Dios se revela por fe y para fe y se manifiesta en los Hijos de Dios redimidos de las cargas de conciencia del pecado que muere en nuestros cuerpos.
Nuestra libertad para actuar no debe ser entendida como un cheque en blanco o como un aval para violar las Leyes eternas de Dios. Sus mandamientos deben ser nuestro deleite en la vida y es nuestro compromiso hacer uso positivo de la Gracia y no revolcarnos en el fango. La libertad que el Hijo del Hombre compró para nosostros en al cruz nos liberó de nuestro villano anterior, el amo que se enseñoreaba de nuestra alma y nos destinaba a condenacion, no así de nuestro nuevo dueño, la verdad es que ahora servimos (como esclavos) a Jesús y por ello debemos presentarnos como ofrenda agradable en su presencia.

La moral esta siendo puesta en duda en nuestra época, una lucha intelectual de valores se libra y el campo de batalla es precisamente nuestra generación. Se habla ahora de relativismo moral, de reglas basadas en el Hombre y no en una verdad absoluta, ello causará sin duda, un circulo vicioso en la nueva Sociedad, donde las reglas de conducta seran solo un rudimento utilitario, un simple medio que cumple una funcion cosmetica sin solidez o contenido de fondo. Nada más peligroso para la Humanidad que fundamentar sus pilares en la nada. No puede haber justificacion de nuestros principios en nuestros semejantes, recurrir al mismo hombre (imperfecto) para explicar los principios es vulnerar la aplicación de estos en casos especificos hasta su caducidad definitiva.

Es hora de la reacción, de defender los valores de la civilización cristiana y de imponer con argumentos nuestra visión del mundo. Es hora de dejar de pensar "correctamente" y asumir el compromiso de rescatar a la sociedad del devacle que se avecina. Es una lástima que muchos aún no despiertan a las nuevas amenazas. Cristo lo dijo muy claro: "conocereis la Verdad y ella os hará libres". Aquí la utilizó como Sustantivo Propio,. refiriendose a sí mismo. Frente al Libertinaje contra natura, el Cristianismo eterno, frente a la anarquía la Ley, pero la Ley Justa y Perfecta de Dios.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales