Los vientos con nueva energía



Si bien se espera que la capacidad de generación de energía eólica en México se duplique en 2011 con respecto al año pasado, aún enfrenta dificultades de financiamiento y de infraestructura que permitan su aprovechamiento en todo el país.

 


 

Al cierre de 2010 México producía cerca de 510 megawatts (MW) de electricidad gracias a la fuerza del viento, y se espera llegar a 1,000 MW en 2011, lo que representaría cerca de 2% de la capacidad de generación total del país. Asimismo, se estima que hacia el 2014 se generarán alrededor de 2,600 MW, para alcanzar una proporción de 5%.

 

Destaca el potencial de México para continuar con el desarrollo de la industria eólica, al contar con regiones importantes para su generación. Sin embargo existen ciertos obstáculos que dificultan un mejor desempeño, tales como tener una mayor seguridad jurídica para el desarrollo de esta tecnología en el país.

 

Actualmente lo que se ha desarrollado en México ha sido a través de la  manufactura foránea, por lo que es necesario dar mayor certidumbre que atraiga el capital necesario para impulsar a la industria eólica nacional.

 

 En México existen tres grandes grupos que componen el sector, incluidos los desarrolladores de proyectos que realizan estudios y obtienen financiamiento, además de los fabricantes de equipo y los proveedores de servicio.

 

 Se debe trabajar en aspectos regulatorios y de infraestructura, que impiden alcanzar el verdadero potencial de ciertas regiones en el país. Aunque no se tiene un avance importante aún, se ha logrado el trabajo conjunto entre la iniciativa privada y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el desarrollo de nuevas líneas de electricidad.

 

 El Istmo de Tehuantepec se posiciona como una de las regiones más importantes para el desarrollo de energía eólica. Asimismo, se cuenta con un pequeño proyecto en Mexicali y planes para la construcción en Chiapas, Jalisco, Veracruz, Zacatecas, Nuevo León, Baja California, San Luis Potosí y Tamaulipas.

 

La energía eólica como una de las principales tecnologías de fuentes de energía renovable, presenta ventajas contra el uso de combustibles fósiles, tales como tarifas más competitivas, ya sea a través de proyectos a gran escala o incluso para el autoconsumo, logrando con ello un mejor mundo en donde vivir.



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE






Los vientos con nueva energía


Si bien se espera que la capacidad de generación de energía eólica en México se duplique en 2011 con respecto al año pasado, aún enfrenta dificultades de financiamiento y de infraestructura que permitan su aprovechamiento en todo el país.

 


 

Al cierre de 2010 México producía cerca de 510 megawatts (MW) de electricidad gracias a la fuerza del viento, y se espera llegar a 1,000 MW en 2011, lo que representaría cerca de 2% de la capacidad de generación total del país. Asimismo, se estima que hacia el 2014 se generarán alrededor de 2,600 MW, para alcanzar una proporción de 5%.

 

Destaca el potencial de México para continuar con el desarrollo de la industria eólica, al contar con regiones importantes para su generación. Sin embargo existen ciertos obstáculos que dificultan un mejor desempeño, tales como tener una mayor seguridad jurídica para el desarrollo de esta tecnología en el país.

 

Actualmente lo que se ha desarrollado en México ha sido a través de la  manufactura foránea, por lo que es necesario dar mayor certidumbre que atraiga el capital necesario para impulsar a la industria eólica nacional.

 

 En México existen tres grandes grupos que componen el sector, incluidos los desarrolladores de proyectos que realizan estudios y obtienen financiamiento, además de los fabricantes de equipo y los proveedores de servicio.

 

 Se debe trabajar en aspectos regulatorios y de infraestructura, que impiden alcanzar el verdadero potencial de ciertas regiones en el país. Aunque no se tiene un avance importante aún, se ha logrado el trabajo conjunto entre la iniciativa privada y la Comisión Federal de Electricidad (CFE) en el desarrollo de nuevas líneas de electricidad.

 

 El Istmo de Tehuantepec se posiciona como una de las regiones más importantes para el desarrollo de energía eólica. Asimismo, se cuenta con un pequeño proyecto en Mexicali y planes para la construcción en Chiapas, Jalisco, Veracruz, Zacatecas, Nuevo León, Baja California, San Luis Potosí y Tamaulipas.

 

La energía eólica como una de las principales tecnologías de fuentes de energía renovable, presenta ventajas contra el uso de combustibles fósiles, tales como tarifas más competitivas, ya sea a través de proyectos a gran escala o incluso para el autoconsumo, logrando con ello un mejor mundo en donde vivir.




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE