Reseña "Ferox" de José Gil y Goretti Irisarri

https://ellibrodurmiente.org/ferox-jose-gil-y-goretti-irisarri/

 

.org/ferox-jose-gil-y-goretti-irisarri/
Reseña realizada por Begoña Curiel.

Me ha sabido a deliciosa novela juvenil de aventuras con una excelente ambientación histórica. Lo más fascinante de este libro es por qué llego hasta él. Nunca habría sido por el anuncio apocalíptico de su sinopsis pero el misterio de la autoría de esta novela lo trae a mi casa. Enseguida explicaré por qué me pone “tan enigmática Ferox”. Primero vamos con ella.

  El año 1000 tiene en vilo a la humanidad. Puede estar a las puertas del fin del mundo. Más novelesco, imposible. Micaela Mediaespada vive aislada con su padre en el bosque, ignorante de todo salvo de la cultura de la supervivencia en la que se ha criado con Mathías Nuevededos. Él sabe la verdad de su hija y por eso la resguarda del peligro. Ella desconoce que la persiguen desde que nació.

  Se enciende la trama con la huida de ambos por motivos que por mí no van a saber. Micaela va encontrando respuestas sobre la marcha; es una errante en fuga alentada por la supuesta existencia de una comunidad de mujeres junto a la playa de los hombres de piedra, que paradójicamente sólo encuentra la libertad en su encierro. Es la única manera de soltarse de las cadenas que impone el género masculino. Ferox es un hermoso canto a la fuerza y determinación de la mujer en una época donde su figura era menos que secundaria. Cuánto he disfrutado de esta alegoría en un mundo donde se impone el gobierno del varón.

  Qué fantástica contradicción para la heroína Micaela de la que cantan leyendas los juglares, en un tiempo donde las supersticiones, algún que otro ser fantástico y los parajes extraños manejan mentes y miedos populares que de poco más disponen que de fe y esperanza en un nuevo amanecer con vida mientras el mundo guerrea.

  Estos escenarios se pintan de forma magnífica en las páginas de Ferox mientras Micaela transita por ellos; la excusa narrativa para tropezarse de personajes fantásticos donde no puede faltar el villano villanísimo y su esbirro obediente. Pero la chica se topa con otros maravillosos secundarios, el señor Sombra, Juana la de los venenos, Raspa, el rey de los bandidos, Martín Torres y más que serán capítulos y lecciones de vida una vez está obligada a salir al mundo. Hasta de un lobo aprenderá; me he enamorado de esta estupenda pieza de cuatro patas intercalada entre humanos (e inhumanos).

  Que tenga el arrojo del guerrero intrépido no la salvará de su inexperiencia en otras lides. Tendrá que sortear golpes, algunos terribles y otros que saben a derrota en su juventud inocente. No deja de ser un animalillo impulsivo probando la vida a pecho descubierto.

  Este recorrido medieval otorga amenidad al relato entre mil y una aventuras con tintes de juego de la oca narradas con ritmo ágil y estilo fresco que hace pasar con gusto las páginas. No tendría esta comodidad por sí sola capacidad suficiente para engancharme como lo ha hecho esta temática. Se necesita la buena escritura y el trabajo serio en el que se apoya su trama.

La autoría

  Quería dejar esta cuestión para el final y contar mejor cómo me atrajo  Ferox incluso antes de leerla. En noviembre de 2020 publicaba ELD la reseña de la novela Caen estrellas fugaces de José Gil y Goretti Irisarri. El mismo comentario hice de su sinopsis. Por ella, no habría salido de la librería. Fue por una recomendación que afortunadamente atendí y sin duda, un acierto.

  No es que Ferox sea de género fantástico pero sus toques tiene, porque... lleva el sello de estos autores. Y es que son ellos tan fantásticos que utilizaron el seudónimo de Olivia Sterling para firmar esta novela. Lo desvelaron tiempo después de su publicación para ver cómo respondía el público. De hecho, no dudo que Micaela tenga nuevas aventuras en el futuro.

  Me atrae el rollo enigmático de este dúo de escritores. No sé dónde leí la información donde confirmaban que ellos eran Olivia Sterling pero entonces supe que iba a leerlo y mira que tengo libros que me miran esperando en la montaña casera que los lea.

  Puede parecer una tontería, pero estas son las cositas que me encandilan de los autores; esa capacidad de convertirse en imán y flautistas de Hamelín con letras. Pero ojo, porque además de aura hay que “cumplir” luego con el lector y ofrecerle un buen producto. Irrisari y Gil tienen mucho mérito: han logrado llevarme por segunda vez a un terreno que no me hace vibrar. Así que, enhorabuena y gracias de nuevo por sorprenderme.

FacebookTwitterPinterestWhatsApp

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales