No nos olvidemos de la Responsabilidad Social Empresarial

Hoy, la sociedad a menudo les exige más a las grandes corporaciones que simplemente obtener ganancias y pagar impuestos, y existe una expectativa general sobre que las empresas deben hacer todo lo posible para comerciar de manera justa, defender los derechos humanos y proteger el medio ambiente.

 

.
Pero, la atención no se centra solo en las grandes corporaciones, sino que, cada vez más, se les pide a las pequeñas empresas que apoyen las causas locales y desempeñen un papel en el desarrollo comunitario.

Entonces, ¿Cómo puede una empresa gestionar estas expectativas, pero también beneficiar sus resultados finales?

Una estrategia exitosa de Responsabilidad Social Empresarial o Corporativa (RSE/RSC), puede ayudar, y, si bien hace mucho que la RSE está entre nosotros, tuvo un buen comienzo, mucha prensa, pero luego parece haber caído un poco en el olvido.

¿Qué es la Responsabilidad Social Empresarial?

Todas las empresas operan en la sociedad, por lo que su impacto y comportamiento tanto ético, como social, económico y ambiental, están abiertos a examen y crítica, generalmente de políticos, medios de comunicación y otros activistas, así como de sus propios clientes.

La historia está llena de ejemplos de empresas que han sufrido en lo comercial porque se han comportado de formas inaceptables para el público, como los fabricantes de ropa por el uso de trabajo infantil o las empresas petroleras acusadas de daños medioambientales y de complicidad con abusos contra los derechos humanos, entre otras.

Estos casos muestran los tipos de riesgo para la reputación que pueden estar asociados con la actividad comercial de una empresa y la RSE ayuda a gestionar ese riesgo.

No se trata solo de donaciones caritativas o filantropía, sino que la RSE eficaz consiste en posicionar estratégicamente a una empresa en la sociedad para que pueda aprovechar las preocupaciones públicas, como la pobreza o el calentamiento global, y hacer algo con esto en lugar de verse perjudicada por ellas.

El programa de RSE de una empresa debe considerar el impacto social y ambiental del negocio, y por supuesto, debe abordar las preocupaciones de sus partes interesadas más inmediatas, incluido el personal, los clientes, los inversores y la comunidad donde se encuentra instalada, al mismo tiempo, que debe mirar el panorama más amplio, considerando tanto los eslabones hacia atrás como hacia adelante en la cadena empresarial.

…Seguir leyendo el artículo en https://www.roiagile.com/post/no-nos-olvidemos-de-la-responsabilidad-social-empresarial 

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales