López contra la Democracia *

 Este López cada día que pasa parece peor que los otros López famosos por sus tropelías: de Santa Ana y Portillo, porque viola la Constitución y las leyes con tanto cinismo y prepotencia como pueda hacerlo quien ha convertido en nuestras Fuerzas Armadas en mansos siervos al servicio de sus ansias dictatoriales.

 

.

Y no me refiero solo a la burla y el escarnio que a diario ejecuta por las mañanas acompañado por una corte de bufones de su nivel a los que paga elevadísimos sueldos para provocar el enojo y la distracción de los Mexicanos por su forma tan miserable de perder el tiempo presidencial que el cobra a precio de oro si sumamos todos los gastos que significan vivir en la opulencia de Palacio Nacional, con una inmensa servidumbre para dar mantenimiento a esos 40 mil metros cuadrados, darle seguridad, prepararle sus exquisiteces culinarias y recibir a las scorts que le apetecen, y viajar todo pagado cada semana a lugares acondicionados ex profeso para el.

Tampoco me refiero a la larga cadena de corrupción de sus parientes, cuates, socios y compadres que no tiene fin, a los que protege convirtiéndose a si mismo en el primer corrupto de la Nación, ni a la protección que le da al crimen organizado a la vista de todos y a sabiendas de que esos favores no son gratis, porque se pagan en dólares, en cientos de millones que van a dar a las manos de quienes los favorecen. Solo un ingenuo o imbécil se traga el cuento que lo hace por humanismo, ni hago referencia a muchas otras faltas más, porque sería muy largo y cansado.

Me refiero a sus delictuosas intromisiones en este proceso electoral mediante el cual los Mexicanos vamos a evaluar qué tanto el le ha servido a México y qué tanto se ha servido del cargo para sus intereses personales. 

López no tiene ningún derecho a entrometerse en el proceso electoral que esta en marcha en México. Si quiere actuar como ciudadano, que renuncie a la Presidencia y haga lo que le venga en gana, pero dentro de la Ley.

Pero mientras tanto no renuncie a la Presidencia, es una autoridad y por tanto esta obligado a respetar las Leyes, a mantener su boca bien cerrada y no estar a agrediendo a los Mexicanos que hacen uso de su derecho a participar en las presentes lides políticas, ya bastante daño le ha ocasionado a nuestro País con sus torpes caprichos y decisiones irracionales.

López no es candidato ni parte en la presente contienda electoral. Es cierto que le tiene pánico al veredicto ciudadano porque hace muy frecuentemente sondeos con expertos en encuestas, que lo mantienen informado. Conoce por ellos que el repudio nacional en su contra es del 93% y que a su partido y satélites que le siguen el juego no saldrán bien librados en estas elecciones.

López sabe que va a perder Nuevo León, Ciudad de México, Estado de México, Chihuahua, Jalisco, Tabasco, Morelos, Puebla, Guerrero, Michoacán, San Luis Potosí, Sonora, Coahuila, Tamaulipas, las Baja Californias, Zacatecas, Hidalgo, Veracruz, Tlaxcala, Querétaro, Guanajuato, Campeche, Yucatán.

Solo tiene posibilidades de ganar en Sinaloa, Durango, Nayarit, Oaxaca, Colima, Quintana Roo, Chiapas y Aguascalientes.

Es del dominio público en las Redes Sociales que López mantiene un grueso contingente de activistas y tácticos en Palacio Nacional con los que se reúne a diario, integrado por Cubanos, Venezolanos, Nicaragüenses, Argentinos y Bolivianos bajo un plan trazado minuciosamente durante los días en que supuestamente “estuvo contagiado de Covid”. Y que de ese grupo  han salido, desde las tácticas destructoras y provocadoras, encuestas amañadas, interrupción o suspensión de los servicios de Internet de Telmex a los usuarios mas activos y críticos en las RS, hasta las desesperadas y delictuosas injerencias de López en contra de los candidatos de otros partidos que van arrollando a los suyos. Pero, hay que decirlo, ese grupo no es responsable de la imposición del violador Maspedonio y de su hija maspedonia en Guerrero.

López debe entender que su tiempo ya pasó, tuvo su oportunidad para servir a México dignamente y la desaprovechó, pudo rodearse de gente talentosa en los cargos de su gabinete paro se rodeo de lo peor que encontró, le apostó a Trump y se comprometió en un TMEC leonino creyendo asegurarse la perpetuidad en el cargo, pero perdió.

Ahora en la locura de su desesperación quiere dinamitar nuestra Democracia desde sus cimientos para instalar una dictadura a su gusto y conveniencia, sin tener la fuerza de la razón de su parte, sino solo la sinrazón de la fuerza con el ejército que ha degradado a mercenario con base en dádivas y canongías sin fin.

López está mal, muy mal y ya debe hacerse un lado del proceso electoral, y del cargo.

Ya le causó demasiado daño a nuestro Pais.

Twitter y Facebook: @adiazpi

* Gráfica: web.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales