Falaz latrocinio del ‘sanchismo’

 

.

Dudo que Europa trague los sapos enviados por el Ejecutivo. El mentiroso y trapacero ‘Doctor cum fraude’ sólo conseguirá más retraso de las ayudas europeas.

Remiten la documentación a Bruselas para que sean autorizadas a España las ayudas de la covid19 y, entre la documentación, muy escondidita y mal argumentada, aparece el informe tendente a la supresión de lo que conocemos como tributación conjunta del IRPF. ¿Miserables? Sí. ¿Traicioneros? También. ¡Ladrones? Sin duda, porque con ello roban y dañan a miles de familias donde sólo un miembro de la unidad familiar aporta ingresos o lo hacen los dos, pero son muy bajos y sin apenas diferencia entre las cantidades.

Dos millones largos de hogares se benefician de la tributación conjunta. Es tal la cantidad de dinero destinado a chiringuitos, ayudas absurdas y prebendas a grupos de afinidad ideológica, que el despilfarro actual hay que cubrirlo a costa de los demás, generalmente del contribuyente. Me recuerda a aquellos millones de euros que altos cargos de la Junta de Andalucía gastaban, sin justificar, en burdeles, orgías, polvo blanco, hierba, mujeres de moral distraída, compra de votos e intenciones, peonadas no realizados… Dudo que Europa trague esos sapos. El mentiroso y trapacero ‘Doctor cum fraude’ sólo conseguirá que las ayudas europeas se retrasen más.

Un dato: en el primer reparto de fondos covid19, España recibiría 140.000M €. Posteriormente se hizo un recorte de 36.000M €, pero nada dijo el Gobierno. Tan sólo recibirá 104.000M €. ¿Por qué lo oculta Calviño? ¿Qué ha hecho mal el Gobierno para sufrir ese recorte tan brutal y qué han hecho otros países para recibir más dinero a costa de España? ¿Lo sabremos? Tranquilos, no lo dirán ni sabrán explicarlo. Sencillamente porque no pueden.

Lo curioso del Ejecutivo es que plantea la paulatina desaparición de la tributación conjunta como una política de ayuda a la mujer. La medida no beneficia a la incorporación de la mujer al mundo laboral:  miles de familias hacen esa declaración conjunta y es la mujer quien aporta los ingresos, no siempre es el hombre. La sociedad ha evolucionado más de lo que piensa el Ejecutivo. Se ha quedado atrás y anclado en el retorcido machismo. Además, cada unidad familiar se organiza como se le antoja y no en todos los casos están por trabajar los dos miembros en un matrimonio, de la misma forma que en otros miles de casos sí están por esa labor.

¿Qué es lo que dice el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia que Bruselas pidió a España? La torpeza del Ejecutivo lo justifica como la intención de reducir la tributación conjunta y establecer otro sistema o régimen de tributación. Pero va más allá: entiende que desincentiva el acceso al trabajo del otro perceptor. Ni que esos simples 3.400€ fueran la panacea familiar cada año.

Señores del Ejecutivo socialcomunista: ¿De dónde sacan ustedes que siempre el segundo perceptor en la tributación conjunta es mujer?  El Gobierno mezcla churras y merinas. ¿Desde cuando la tributación conjunta desincentiva esa participación laboral del otro percepto de la renta? El Ejecutivo ha llegado al borde de la estupidez y no se atreve a saltar al precipicio. A ver si se anima la población a ello por vía de las urnas.

Eso de querer mezclar sexo con lenguaje, tributación con sexo y, cuando conviene, separar hombres y mujeres me huele a podredumbre. Compruebo que, eliminar el sistema de tributación que nos ocupa, supondría al Erario Público cerca de 2.300M €. Los beneficiarios serían 4,4 millones de personas y 2,2 millones de hogares.

La supresión de ese tipo de tributación reduce considerablemente la progresividad del impuesto e incluso la capacidad redistributiva del mismo. En pocas palabras, según los expertos se pretende penalizar a los matrimonios con respecto a la viudedad, al divorcio y a la separación. Me explico: estaríamos ante una subida encubierta a los matrimonios con un solo perceptor. Latrocinio social.

De momento, la ministra de Hacienda sigue confundida y aprovechando la campaña de elecciones ha echado la culpa a los expertos. Lo peor de todo es que insiste en que se hace por la igualdad y para facilitar el acceso de las mujeres al trabajo, cual mantra de la izquierda manirrota y experta en despilfarro. Cree que beneficia a las mujeres y tan sólo consigue perjudicar a los matrimonios.

Ya no saben cómo meternos la mano en la cartera, en vez de suprimir absurdas ayudas no contributivas, fuertes dotaciones sindicales, injustas ayudas a ilegales y aprender a ahorrar. ¿Estamos ante un falaz latrocinio del sanchismo?

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales