Señor Suárez no os hemos olvidado

Que la política ya no es lo que era no pilla por sorpresa a nadie, sin embargo, creo que pasamos por alto el descenso de la calidad y profesionalidad de nuestros modernos y por desgracia actuales políticos. Yo no lo viví, pero eso no quita que sea consciente de la gran labor de personas como fueron Adolfo Suárez, Torcuato Fernández-Miranda, Santiago Carrillo y aunque me pese decirlo Juan Carlos de Borbón, labor que fue fundamental para que se sacara adelante la transición. 

 

. Yo no lo viví, pero eso no quita que sea consciente de la gran labor de personas como fueron Adolfo Suárez, Torcuato Fernández-Miranda, Santiago Carrillo y aunque me pese decirlo Juan Carlos de Borbón, labor que fue fundamental para que se sacara adelante la transición. 
La palabra transición a día de hoy ha perdido peso, transición implica cambio y en esta ocasión el cambio fue de un régimen dictatorial a una democracia, lo que no es poca cosa. Esas personas habían vivido una época donde las balas no llegaban en sobres sino por el aire, y aún con eso tuvieron el valor y la honradez de sentarse en una mesa y ceder en sus diversas posiciones en favor de la democracia española.

Tenemos mucho que agradecerles a esas personas y una forma de hacerlo es respetando el legado que ellos nos dejaron, el diálogo, el consenso y el respeto son las vías para conseguir lo que ellos consiguieron. No nos dejemos llevar por el odio y el fanatismo, escuchemos posturas y elijamos con criterio.

Este país ha pasado por mucho en muy poco tiempo, en el último siglo se ha visto una República inestable y veleta que acabó inmolándose con ayuda rusa, una Guerra Civil que dejó un reguero de sangre por donde antes corría el agua de los ríos, una dictadura que generó hambre y rechazo internacional y un golpe de estado a manos de la Guardia Civil que intentó truncar por lo que todos los españoles habían trabajado. Señores y señoras bajen las armas, que las palabras de odio aunque no son armas de fuego hieren igual que una pistola. 

Dos hechos me sirven como conclusión, el primero es que parece que los políticos de ahora han olvidado que son nuestros asalariados, sirven al pueblo y dependen de él y en segundo lugar que esas personas se sientan en el mismo lugar donde se asentaron los principios del futuro, de nuestro futuro. 

Por último les pido que respeten nuestra historia, respeten a la ciudadanía y respeten a España.

En memoria de Adolfo Suárez González.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales