Reseña del Libro "El Progreso del Peregrino" de John Bunyan

Más de una docena de generaciones hemos crecido con este libro. Cristianos de todo el mundo han enseñado y disfrutado de su lectura. 

 

. Cristianos de todo el mundo han enseñado y disfrutado de su lectura. 
El progreso del peregrino es una fantástica alegoría sobre la vida cristiana y sus pormenores, todas las dificultades de un cristiano para alcanzar la salvación y su lucha personal contra el pecado y la concupiscencia de la carne. Cristiano se enfrenta a las vanidades, las persecuciones, la mentira y la violencia, soporta las aflicciones y cita en su travesía, su peregrinaje hacia la patria celestial aquellas promesas contenidas en la Biblia para mil generaciones. Su amigo Fiel quien le acompañó un largo trecho termina muerto como los mártires de la Iglesia Primitiva o como los reformadores, quemados en hogueras por revelar las verdades eternas en medio de un mundo de confusión. Su otro amigo Esperanza padece aflicciones pero llega a la meta en vida, cruza un rio que simboliza la muerte y son recibidos por Fiel y los hombres que desde la antigüedad hasta el presente han caminado con Dios, por las cortes angelicales y por el mismo Salvador.

Fui criado en una familia cristiana evangélica. Mi abuela conoció a Jesus por medio de unos hermanos que la visitaban de continuo hace cerca de veintitrés años. Mi bisabuela había sido toda su vida católica pero desde entonces aceptó el llamado hacia el protestantismo. Mi madre también cristiana y mi ambiente fue marcado por la presencia del Espíritu Santo en el hogar, en mi vida, en mi fe. No hay mejor infancia y juventud que ésta. Dichosos quienes conocen el Llamado desde pequeños. Al leer este libro me sentí plenamente identificado tanto con el protagonista que recibe el nombre de Cristiano como con el mismo John Bunyan, un hombre que pasó parte de su vida sumergido en las transgresiones pero que fue redimido al buscar a Dios fervientemente. Encarcelado por predicar el Evangelio, supo lo que deben padecer los siervos sufrientes y hoy es recordado como uno de los grandes autores cristianos de todos los tiempos. El Progreso del Peregrino es uno de esos libros que por su contenido, pero también por su adaptación a cualquier lenguaje o época de la historia humana, no pasarán de moda, al menos mientras en el mundo predomina el Cristianismo o cualquier forma de religión. Solo una catástrofe social podría poner en jaque semejante obra de arte.

Mientras lo leía mis ojos se llenaban de lágrimas, veía la historia de veinte siglos de Cristianismo sintetizada en una metáfora que tiene mucha más realidad y solidez que innumerables libros de eruditos y teólogos. Se le pudiera acusar de contener vacíos ya que no era un sabio o docto su escritor, igualmente se le pudiera condenar por abusar de la ficción literaria para responder a verdades celestiales que mal podrían reducirse al cenicero de la cultura humana, pero lo que no puede objetarse es su valor (precisamente cultural) para marcar no a una sino a muchas generaciones, su espíritu para fomentar la fe en medio de épocas difíciles a causa de la expansión de la ciencia y las nuevas filosofías del mundo.

El progreso del peregrino combina realidad y ficción. Por un lado, la trama se desarrolla en medio de un sueño, esto puede parecernos una analogía de Jacob, quien en sueños miro ángeles que subían y bajaban por una escalera que conectaba el Cielo y la Tierra. Para muchos los sueños carecen de significado. Los psicólogos ven en ellos el producto de nuestro subconsciente. Para Bunyan, son un reflejo de los anhelos del alma. Los sueños han cambiado la historia y fue uno el que permitió que el Cristianismo ingresara en Roma. En la Biblia la temática de los sueños se revela repetidamente, en José, en Daniel, en Pedro, en la mujer de Pilatos y en los profetas. Para muchos Jesús de Nazaret fue un simple personaje histórico pero para Bunyan fue el sueño realizado de la Humanidad. Aunque se aborda el tema de la ansiedad del hombre por llegar a Dios con herramientas propias de la prosa artística, no deja de ser una obra con un contenido teológico importante, llevando al lector al momento de su muerte y encuentro con su Creador luego de haber transitado todas las etapas de su vida, y ¿por qué no? de la Historia Universal, desde el Edén hasta la sociedad moderna.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales