Valera, Ciudad de las 7 Colinas



Valera está situada en un valle rodeado de siete colinas que perdieron su verdor de montaña para poblarse y convertirse en barrios alrededor de la ciudad, desde sus alturas se puede observar la capital del municipio.

 


Dedico estas líneas a Valera, estado Trujilllo mi querida, adorada la tierra en que nací,

conocida también la tierra de Santos y Sabios. Cerca esta Isnotú, cuna del doctor San José Gregorio Hernández un trujillano ejemplar. A pocos kilómetros tenemos un pueblo llamado "La Puerta" sitio turístico preferido por los marabinos por tener un clima frío y agradable. También en la capital de Trujillo se encuentra el monumento a la Virgen de la Paz.

Además orgullosa de ser trujillana, no me da pena decirlo, porque si algo admiro de los marabinos quienes son nacidos en Maracaibo es su regionalismo, aman a su tierra. Algunas personas me lo dicen por cariño otras por verme molesta, me dicen ¿Tu eres gochita?, yo les digo no soy trujillana.

Como olvidar las calles, iglesias, parques, plazas que recorrí cuando niña, adolescente, los colegios donde estudié Josefa Espinoza del Gallego, La Llanada, Padre Blanco, Barrio Nuevo y por último Santo Tomás de Aquino conocido como los Salesiano donde me gradué de bachiller mención Secretariado. Mis profesores todos excelentes personas que compartieron su conocimiento conmigo.

Los trujillanos nos caracterizamos por ser respetuosos, algunos de poco hablar, inteligentes, cariñosos, trabajadores y nos encanta tomar café. Según cuenta los mitos y leyendas en los ríos habitan duendecillos llamados "momoyes" quienes son los que se encarga de cuidar la naturaleza.

Por cosas del destino ya no estoy en Valera, pero te extraño mucho y quiero que sepas que nunca te olvidaré, allí están mis raíces, de allí viene mi linaje del sabio Rafael María Urrecheaga.

Valera cuanto TE AMO! 



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE











Valera, Ciudad de las 7 Colinas


Valera está situada en un valle rodeado de siete colinas que perdieron su verdor de montaña para poblarse y convertirse en barrios alrededor de la ciudad, desde sus alturas se puede observar la capital del municipio.

 


Dedico estas líneas a Valera, estado Trujilllo mi querida, adorada la tierra en que nací,

conocida también la tierra de Santos y Sabios. Cerca esta Isnotú, cuna del doctor San José Gregorio Hernández un trujillano ejemplar. A pocos kilómetros tenemos un pueblo llamado "La Puerta" sitio turístico preferido por los marabinos por tener un clima frío y agradable. También en la capital de Trujillo se encuentra el monumento a la Virgen de la Paz.

Además orgullosa de ser trujillana, no me da pena decirlo, porque si algo admiro de los marabinos quienes son nacidos en Maracaibo es su regionalismo, aman a su tierra. Algunas personas me lo dicen por cariño otras por verme molesta, me dicen ¿Tu eres gochita?, yo les digo no soy trujillana.

Como olvidar las calles, iglesias, parques, plazas que recorrí cuando niña, adolescente, los colegios donde estudié Josefa Espinoza del Gallego, La Llanada, Padre Blanco, Barrio Nuevo y por último Santo Tomás de Aquino conocido como los Salesiano donde me gradué de bachiller mención Secretariado. Mis profesores todos excelentes personas que compartieron su conocimiento conmigo.

Los trujillanos nos caracterizamos por ser respetuosos, algunos de poco hablar, inteligentes, cariñosos, trabajadores y nos encanta tomar café. Según cuenta los mitos y leyendas en los ríos habitan duendecillos llamados "momoyes" quienes son los que se encarga de cuidar la naturaleza.

Por cosas del destino ya no estoy en Valera, pero te extraño mucho y quiero que sepas que nunca te olvidaré, allí están mis raíces, de allí viene mi linaje del sabio Rafael María Urrecheaga.

Valera cuanto TE AMO! 




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE