Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Escritores   ·   Lectores   ·   Periodismo   ·   Pandemia   ·   Lectura   ·   Bitcoin   ·   Criptomonedas   ·   Salud   ·   Colombia



La Edad de Oro


Inicio > Economía
02/11/2011


5735 Visitas



Luego del fin de la Segunda Guerra Mundial, los paises de Europa Occidental fueron reconstruídos gracias al Plan Marshall, la millonaria ayuda otorgada por la indiscutible superpotencia occidental, La Unión Americana. A cambio, los europeos se comprometieron a  respetar los lineamientos políticos y económicos liderados por Washington. Independientemente de quien estuviera en el Poder ( Republicanos o Demócratas. Consevadores o Laboristas. ), El Nuevo Orden del Oeste inspirado en las tesis keynesianas, se dedicó a implementar en sus respectivas naciones la intensificación de la orientación Demand-Side en la Economía, que convertirían al Liberalismo del New Deal de los años ´30, en un renovado Social-Capitalismo en los años ´60. Todo ello quedó signado en los Acuerdos de Bretton Woods del año 1944, los cuales se basaban en un Sistema Monetario de Paridades Fijas. Las altas Tasas de Inversión que solicitaba el Sistema de Keynes, fueron proporcionadas y dirigidas por los Estados. A la vez, la Constante Expansión de la Demanda, también fue facilitada por los Estados, los cuales garantizaban el Pleno Empleo, los permanentes Aumentos de Salarios, y la Seguridad Social. Ésta última, convirtió a la Educación, la Salud, y la Previsión; en Servicios con Financiamiento Público, lo cual dejó amplio espacio para que los salarios fueran gastados en Consumo. La Administración Estatal se transformó en un Estado de Bienestar que respaldaba económicamente Derechos Sociales. Los recursos para apoyar esta nueva acción pública, provenían de los Ingresos Fiscales, los cuales eran obtenidos por los Estados mediante la gestión de sus empresas e industrias y del manejo de sus Economías Nacionales, ya que el Reformismo Keynesiano exigía que la Estructura Económica estuviera orientada fundamentalmente hacia los propios mercados internos. El Sistema Económico del Social-Capitalismo de la Post Segunda Guerra Mundial, fue el Modelo que dio sustento a la etapa más brillante de la Historia Económica Mundial. A este periodo se le denomina "La Edad de Oro" :  " Desde mediados de los años ´40 hasta principios de los ´70, El Mundo experimentó "El Prolongado Auge", aproximadamente 25 años de crecimiento casi ininterrumpido con las Tasas más altas nunca antes registradas. Así, durante el periodo comprendido entre 1950 y 1973, la Tasa de Crecimiento Promedio Mundial alcanzó un 4,9% anual; dos veces y medio más que el Promedio de los 40 años anteriores, y un 60% superior que los 20 años siguientes. En Europa Occidental, el Ingreso Per Capita creció más rápidamente en 20 años, que en los últimos 150 " ( The Times : Historia del Siglo XX, 1997. ). " La Producción Mundial de Manufacturas se cuadruplicó entre principios de los ´50 y principios de los ´70, y algo todavía más impresionante, El Comercio Mundial de Productos Elaborados se multiplicó por 10 " ( Eric Hobsbawm : Historia del Siglo XX, 1995. ). " El Pleno Empleo no se generalizó hasta los años ´60, cuando el Indice Medio de paro en Europa Occidental se situó en el 1,5% ( Eric Hobsbawm : Op. Cit. ). Hacia mediados de los años ´60, eran nítidas las consecuencias de la bonanza producida por La Edad de Oro. El aumento de los salarios condujo a una ampliación del consumo de todo tipo de bienes como automóviles, TVs, radios, y además servicios, como turismo y cultura; los cuales cambiaron los comportamientos sociales y las costumbres de la población. Otro efecto especialmente importante del aumento del bienestar social masivo, fue el acceso de la juventud a la Educación, ahora considerada como un Derecho, y como tal, asegurada por los Estados : " A comienzos de la década de 1960 en Francia, Italia, Gran Bretaña, y en menor medida también en Alemania, el número de estudiantes universitarios se había más que triplicado con respecto a los años de la inmediata Post-Guerra, y alentado por la casi total abolición de las tasas y por la disponibilidad de incentivos como becas de estudio, subsidios, y ayudas de diferente tipo, seguirá aumentando en el curso de la década " ( Giuseppe Mammarella : Historia de Europa Contemporánea, 1990. ). Este panorama favorecía sobremanera a la juventud primer mundista de los años ´60. Por una parte, gracias al boom de los años dorados y la política de pleno empleo, podían encontrar fácilmente una Ocupación remunerada de forma satisfactoria, lo que desterró de ellos el fantasma de la necesidad económico-social. Además, disfrutaban de un gran Poder Adquisitivo debido a los constantes aumentos de salario, y también gozaban de una extensa cantidad de tiempo libre derivada de la Legislación Laboral Social. Esta enorme disponibilidad de dinero y tiempo, era utilizada por los jóvenes dedicados a actividades artísticas, para desarrollar sus creaciones libremente. Simultáneamente, la juventud seguidora de éstos, podían asistir a exposiciones, conferencias, y conciertos, además de adquirir moda y discografía : " El poder del dinero de los jóvenes puede medirse por las ventas de discos en los Estados Unidos, que subieron de 277 millones en 1955 cuando hizo su aparición el Rock, a 600 millones en 1959, y a 2.000 millones en 1973 " ( Eric Hobsbawm : Ibidem ). Por otra parte, el mayor acceso a la Educación, provocó que las masas juveniles de distinto origen social convivieran en los Espacios Universitarios, permitiendo el conocimiento entre ellos, y haciendo que se consideraran un Grupo Homogéneo, con los mismos problemas y aspiraciones, instándolos a actuar en conjunto. Al mismo tiempo, los estudiantes tuvieron la oportunidad de empaparse de las Teorías Contraculturales bebiéndolas de su fuente. Recordemos que sus principales figuras eran precisamente académicos como Herbert Marcuse ( U. Brandeis de Boston, U. La Jolla de California ), Timothy Leary ( U. de Harvard ), Aldous Huxley ( U.de Harvard ). También los campus fueron diseminadores de la contracultura al organizar diversas presentaciones, y regalar al Rock algunas de sus mayores estrellas como Mick Jagger ( London School of Economics & Political Sciences ), Jim Morrison ( U.de California Los Angeles-UCLA ), Lou Reed ( U.Siracusa New York ). El conocimiento de la Alteridad Cultural permitió a los jóvenes entender la coyuntura política de los años ´60. El rasgo más sobresaliente de ella, era la Atenuación de la Lucha de Clases, debido como hemos visto, a la creación del Welfare State y su espectacular resultado en términos de desempeño productivo y distributivo de los recursos, todo lo cual redundó en la aparición de una amplia Clase Media, que disminuyó las desigualdades entre las clases antagónicas. Esta Mesocracia, homogeinización de las distintas clases, se ubicó según el país en el rango de un 60% a 80% ( Giuseppe Mammarella : Op. Cit. ). La Atenuación de la Lucha de Clases hizo que el Problema Económico se considerara un asunto resuelto. Los jóvenes comprendieron, al igual que los teóricos heterodoxos, que este contexto daba espacio para nuevas tareas diferentes del Desarrollo Económico, pero tan importantes como aquél. De este modo, podemos entender a cabalidad la principal pretensión del Ideario Contracultural de los años ´60 : Avanzar en la Esfera Síquica Individual y Social. La superación de la necesidad económica permitía esta exigencia. La juventud de la época deseaba llevar el masivo bienestar económico-social hacia el ámbito sicosomático y emocional, deseo impulsado por todo un clima mundial que favorecía los cambios e inclinaba el péndulo político hacia la Revolución. La lucha de los paises contra el imperialismo de ambas superpotencias, la Revolución Permanente de Mao en China, la lucha por los Derechos Civiles de los afro-americanos de USA, la Guerra de Vietnam, constituyen el telón de fondo de la Contracultura de los años ´60. En la aparición de esa inmensa área social interclasista, también hallamos la explicación histórica para la unidad de objetivos y expresiones que caracteriza a la década ´60, y que se plasma en todo lo unitario, tanto estética como socialmente, que observamos en el Rock. El más célebre ejemplo de esto, lo tenemos en la breve alianza entre "La Nueva Izquierda" y la Contracultura durante los Movimientos Estudiantiles de 1968. Ambas posturas coincidían en el disgnóstico, vale decir, que el Problema Económico era un inconveniente superado, que los asuntos a solucionar ahora tenían que ver con los aspectos sicológicos y sociales, puesto que estaba históricamente demostrado que el cambio en la propiedad de los medios de producción no había dado solución ni a los problemas físicos, ni mucho menos a los problemas síquicos, al haber continuado con una mentalidad productivista-consumista. El impedimento para arreglar los problemas, radicaba en la organización represiva del trabajo, fruto de las nuevas tecnologías y de una escasez de recursos artificial, cuya única función era mantener lo establecido. No obstante compartir el diagnóstico, diferían en el remedio. La Contracultura, como lo ha hecho desde el siglo XIX, prefería la sanación sicosomática y mística, mientras que la "Nueva Izquierda" siguió el camino políticamente correcto al integrarse plenamente al establishment durante los años ´80 a través de los partidos verdes, ecologistas, y humanistas. Agregaremos a lo dicho, la contingencia sico-social de la generación de los años ´60. Ésta creció oyendo los lamentos, sufrimientos, dolores, muertes, que habían causado estragos en la generación anterior. Los jóvenes de los ´60 conocían de primera mano los altos costos y graves consecuencias que trajeron a sus padres el apego acrítico a las instituciones, las costumbres, y en definitiva, al "Principio de la Realidad". Por tanto, ellos intentaban alejarse lo más posible de un Sistema de Creencias que había producido tanta destrucción y horrores nunca antes vistos, en la guerra más sangrienta y mortífera de toda la Historia. De aqui deriva la orietación dionisiaca, la apología del amor, la paz, y el sensualismo de la Contracultura de los años ´60. Era necesario oponerse a un pasado lúgubre, triste, y nefasto; y a un presente que sólo contribuía a mantener el Statu Quo mediante el miedo y el temor.




Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
20621 publicaciones
5124 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora