Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Naturaleza   ·   Ecología   ·   Alimentación   ·   Alimentos   ·   Vida



BIEN SER...BIEN ESTAR.


Inicio > Ciudadanía
02/11/2011

1533 Visitas



 


BIEN SER BIEN ESTAR.

L A MUERTE MI AMIGA.

Cecy Valerio.

“….solo nosotros entre todos los seres vivientes tenemos la conciencia de nuestra mortalidad, y esto es, entendiéndolo bien, un gran don y al mismo tiempo una gran tarea….” Hans Küng

Cuando iniciamos el taller con el nombre “La muerte mi amiga”, mis expectativas del mismo giraban en torno a un trabajo para aprender a elaborar y vivir el duelo por la pérdida de un ser querido, o bien para saber cómo acompañar a otras personas en este proceso.  Para mi sorpresa, reflexionar acerca de  nuestra propia muerte era el  tema que el padre Luis Valdez SJ nos tenía preparado para este taller.

De entrada, hablar de nuestra propia partida es algo que no nos gusta a pesar de que es lo único seguro que tenemos en la vida. Sin embargo, el trabajo fue tan espiritual como hermoso. Asumir conscientemente nuestra propia muerte nos ayuda a vivir de de un modo distinto y a tener una actitud fundamental, intensa y plena ante la vida.  

En hecho de haber estado cerca de la muerte, llevó a Luis Valdez a reflexionar, meditar, estudiar y escribir y compartir acerca de este acontecimiento que es parte, paradójicamente, de la vida. Nos contó que en una ocasión en el trayecto rumbo  a Las Islas Marías su embarcación se incendió por lo que tuvo que naufragar y nadar entre tiburones varias horas. Comprendió que la muerte puede presentarse en cualquier momento y que es parte y compañera de nuestra vida cotidiana.

Parafraseando a Küng, teólogo suizo, “quien no recluye a su propia muerte en el futuro lejano de la “hora de la muerte”, sino que la practica a lo largo de la vida, tiene otra actitud fundamental ante la vida”. El padre Luis nos compartió que antes de la experiencia citada él imaginaba su muerte como algo muy lejano que le ocurriría cuando estuviera ancianito. Sin embargo, no  es privativa de cierta edad o determinadas circunstancias, simplemente nos morimos porque estamos vivos.

El miedo a morir lo sustentamos en los apegos que tenemos, sobre todo de índole afectivo, pues no queremos dejar a nuestros hijos pequeños que aún les falta el acompañamiento y guía de sus padres;  no concebimos irnos y dejar a la familia, amigos, padres; nos resistimos a dejar de ser parte de esta familia que se nos ha brindado.

 Existen otros aspectos  que justifican nuestro miedo a morir: las metas que no hemos realizado, los proyectos que no hemos emprendido, los abrazos que no hemos dado, la disculpa pendiente, la llamada postergada, la reconciliación esperada, la paz deseada. Para muchos los apegos son materiales, la casa, la empresa, las cuentas bancarias, todo lo que han logrado y que se tendrá que dejar tarde o temprano.

Lo que nos salva de lo inevitable es nuestra fe en la trascendencia de la vida. “El hombre ha sido creado por Dios para un destino feliz, que sobrepasa las fronteras de la vida terrestre. La muerte corporal será vencida…es la consumación de una vida de amor; orientación comunitaria de toda la vida que posibilita al fecundidad de la misa muerte; trascendencia constante  de los aspectos negativos de la vida, triunfo de los valores positivos del amor y la vida”, señala Joan  Llopis.

Ser conscientes de nuestra finitud corporal y fincar nuestra fe en la trascendencia  de la vida y en el encuentro definitivo con Dios  nos ayuda a valorar cada instante de nuestra existencia, tener una vida alegre y productiva,  aceptar y amar a quienes nos rodean y vivir intensamente el día de hoy como si fuese el último de nuestras vidas.



Etiquetas:

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21270 publicaciones
5200 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora