Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Pandemia   ·   Salud   ·   Perú   ·   Periodismo   ·   Escritores   ·   Libros   ·   Literatura Latino Americana   ·   Lectores



Vulgar maniobra de ETA


Inicio > Política Nacional
10/01/2021


103 Visitas






ETA siempre claudicó ante el Defensor del Pueblo, porque éste exigía en todo momento jugar con las cartas boca arriba.

Tras releer “ETA nació en un Seminario” echo la vista atrás y repaso artículos de los tiempos de plomo. Recuerdo que siempre proliferaban denuncias desde el ámbito etarra que tenían como argumento la acostumbrada falsedad, la mala fe, el odio, el rencor y el afán de hacer daño por hacerlo. Sigo leyendo y compruebo que la banda terrorista, siempre claudicaba ante el Defensor del Pueblo, porque éste exigía jugar con las cartas boca arriba, ya se sabe que quien exige jugar de esa forma es porque tiene todos los triunfos en la mano.

En ese sentido –sigo leyendo artículos y recortes-- Enrique Múgica Herzog, que ocupó el cargo de Defensor del Pueblo del año 2000 al 2010, dicen que actuaba durante su mandato como lo hacía Graham Greene y, por suerte, quien después fue su sucesora (María Luisa Cava de Llano) seguía el mismo camino; recuerdo, a quienes no conocieron esa época, que Cava de Llano ocupó el cargo de Defensora del Pueblo en funciones, desde julio de 2010 hasta ese mismo mes de 2012 y, anteriormente, había sido adjunta primera al citado Defensor durante nueve o diez años.

María Luisa Cava nunca ocultó el mucho trabajo que se estaba llevando a cabo. Hubo un momento en que se realizaron visitas a calabozos y cárceles sin encontrar ni un solo resultado de torturas, malos tratos o vejaciones a miembros de la banda terrorista y tampoco a presos de ningún tipo. ETA se encargaba de hacer creer al mundo que la Justicia española era consentidora, así como la Policía y Guardia Civil convivía con el maltrato. ¡Cuánta porquería extendió la banda en nombre de no se sabe qué ni para qué!

Creo recordar que, algún tiempo después, se realizó un importante trabajo basado en la investigación y en la observación ‘in situ’. Fue en 2011 cuando se presentó, tanto a las Cortes españolas como a la ONU. Lo más destacable de él era la anticipación de que, afortunadamente, en España el tema de la tortura no se practicaba (hoy tampoco se practica), sencillamente porque no existía más que en la mente calenturienta de algunos miembros de la banda cuyo objetivo era la interferencia y las falsas acusaciones para ganar tiempo o intentar ‘salvar el pellejo’. Aun sabiendo de la falsedad de las acusaciones de malos tratos a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado, por parte de los más renegados y degenerados de la banda asesina, cualquier control era de sentido común y formaba parte de la exigencia más lógica”.

Quedó demostrado que las torturas no tenían razón de ser en las cárceles españolas. El tema se puso de actualidad tras las denuncias de algunos detenidos que seguían fielmente los malos consejos y peores dictados de los líderes etarras, en el sentido de denunciar torturas, aunque éstas no existieran. Recuerden recientemente cómo el líder de Bildu decía que su cometido y objetivo en el Congreso de los Diputados era distorsionar y poner todas las trabas posibles al Estado “opresor”. “Vamos a Madrid a tumbar definitivamente el régimen”, fueron las palabras de Arkaitz Rodríguez.

Llegado a este punto, quiero ir algo más allá: la torpeza del Tribunal Europeo quedó patente al ordenar que se investigara el caso de Mikel San Argimiro, además del juicio por el caso de Portu y Sarasola. Eso llevó a que la ignorancia y el engaño reunieran a cerca de veinte mil personas en una manifestación en San Sebastián. ¿Qué pretendía ETA con eso? Pues sencillamente pretendía mantener ‘vivo’ el asunto de las torturas, a la vez que poner en entredicho la dignidad del Gobierno democrático español. ¿Saben cuál fue el resultado? Una vez más, un rotundo fracaso y un esperpéntico ridículo. Creo que ETA no volvió a ridiculizarse tanto hasta la llamada Conferencia de Paz, acto al que incluso acudió el ya fallecido, Kofi Atta Annan, como principal estrella.

Tal Conferencia de Paz en San Sebastián reunió a una delegación internacional y numerosos partidos políticos, la patronal vasca (Confebask) y sindicatos. Aquello fue una brutal pantomima, a pesar de que Gerry Adams afirmara sentirse esperanzado en el proceso de paz de las provincias vascongadas. En octubre de 2011, como consecuencia del apoyo incondicional a ETA, junto con Brian Currin y otros atrevidos personajes del mundo abertzale, remití una larga carta a Kofi Atta que, por estar visible en internet no reproduciré. Por tanto, sólo citaré una pequeña apreciación: “Sospecho y me atrevo a apostar que lo desconoces en toda su intensidad. Por eso, antes de acudir al ‘circo’ de San Sebastián, debiste contactar con alguna víctima del terrorismo etarra o, al menos, con la AVT. Sin duda te hubieran informado adecuadamente”.

“Tus propios asesores deberían de haber sido un poco más avispados (…). (…) te diré que te han metido en la ‘boca del lobo’ y has apoyado el terrorismo. Eso sí, te dijeron que se trataba de facilitar la paz en Euskadi. ¿Qué paz, si no hay ninguna guerra? En adelante deberás ser consciente de que has entorpecido el fin de la banda etarra y sus numerosos satélites que actúan bajo una decena de insospechados nombres. ¡Hasta se hacen pasar por una ONG cuando les conviene!”. Pero creo que Kofi Atta no lo supo ver. Decía Molière que las cosas no valen sino lo que se las hace valer. En fin, si alguien está interesado en el tema, se localiza íntegra en la red como “Carta abierta de Jesús Salamanca a Kofi Atta Annan”

Volviendo a la vulgar maniobra de ETA, se puede no confiar en el Gobierno español --como no confiábamos muchos españoles en aquella época-- pero de ahí a afirmar que se torturaba en los centros penitenciarios había un trecho enorme. Una vez más el Gobierno de Rodríguez Zapatero salvó la cara, como lo hicieron muchos otros Gobiernos democráticos. Hoy todo es mucho más fácil, gracias a la función de vigilancia (el llamado “Mecanismo para la Prevención de la Tortura”) encomendada a la Defensoría del Pueblo.

La puesta en marcha del citado Mecanismo, el 1 de enero de 2010, no solo abrió ciertas expectativas, sino que demostró su utilidad. Pese a ello, no han faltado denuncias por parte del mundo abertzale tan alejado de la democracia y tan cercano a la represión y al vulgar pensamiento etarra, socialista e independentista. Si siguen visibles los signos del miedo terrorista es que algo se reservan. No hay semana que no hagan el ridículo en el Parlamento español con una foto o un comentario obsceno. Estos rufianes empiezan a parecerse al catalanista de ese mismo apellido.

Tras la manipulación en que estaba inmersa la banda asesina, y la permanente desvirtuación de la realidad, ese Mecanismo se había convertido en una exigencia internacional, derivada de la ratificación por parte del Estado español del Protocolo contra la Tortura de la ONU en el año 2006. Tanto trabajar los gobiernos españoles para que Grande-Marlaska ponga la alfombra roja a ETA, se ponga mirando a Cuenca y alimente el fin de la dispersión penitenciaria. En fin, algunos no deberían quitarse el bozal ni el ronzal.









Etiquetas:   ETA

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21902 publicaciones
5259 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora