Las Cenizas del 2020

Este año un incendio constante nos disipó lentamente, pagar las cuentas drenó nuestros pulmones, cada suspiro tuvo un precio y la angustia finalmente parece unirnos como familia.    Hemos restado los días al calendario como prisioneros involuntarios de un juicio sin delito, una ansiedad diaria nos eriza la piel y es aquella necesidad por permanecer que nos hipnotiza, manteniéndonos en una rutina monótona que nos desgasta. El mundo se encuentra dividido entre aquellos que buscan prevalecer y el que vive exento.

.    Hemos restado los días al calendario como prisioneros involuntarios de un juicio sin delito, una ansiedad diaria nos eriza la piel y es aquella necesidad por permanecer que nos hipnotiza, manteniéndonos en una rutina monótona que nos desgasta. El mundo se encuentra dividido entre aquellos que buscan prevalecer y el que vive exento.
En medio de la peor crisis sanitaria de los últimos años, la vacuna parece ser el parche a nuestra herida: Según la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. (FDA) ha otorgado autorizaciones de uso de emergencia (EUA, por sus siglas en inglés) a dos vacunas contra el COVID-19 que han demostrado ser seguras y efectivas, según lo determinaron los datos del fabricante y los resultados de importantes ensayos clínicos. Estos datos demuestran que los beneficios conocidos y potenciales de esta vacuna son mayores que los daños conocidos y potenciales de infectarse y tener la enfermedad del coronavirus 2019 (COVID-19).  Este supuesto antídoto no será suficiente sin antes una desintoxicación inexcusable a nuestra persona.                                                  Un año de inspiración, depresión e impulso, donde nuestra fuerza predominó, nuestro sufrimiento nos fortaleció y la muerte estuvo presente como sombra, nunca nuestro corazón latió tan fuerte y nuestra espiritualidad fue tan necesaria. El planeta nos demostró que somos frágiles y vivimos alquilados. Esta época nos hizo guardar nuestros mejores ajuares para vestirnos de humildad, y por si fuera poco la igualdad nos golpeó a la cara haciéndonos guardar el ego que nos hacía sentir seres invencibles.  El mejor año para reflexionar y entender que dormimos bajo el mismo cielo, es hora de demostrar nuestra empatía y solidaridad, ponernos en el lugar del otro, reiniciar nuestros proyectos, demostrar nuestro amor a la humanidad y abonar a nuestro espíritu.                                                 

La vida no tiene fecha de expiración, pero mientras el aire nos llegue a los pulmones debemos vivir para sembrar.

Bibliografía:

https://www.fda.gov/news-events/press-announcements/la-fda-toma-accion-clave-en-la-lucha-contra-el-covid-19-al-emitir-una-autorizacion-de-uso-de






Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE




  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales