De López y su abuso irracional



“Desde el púlpito presidencial . . .”

 


Sucede cada mañana

no se le quita la maña,

siempre que se sube al podio

vierte sus arengas de odio.

Lanza ofensas a raudales

sobre los particulares,

a esos que le son contrarios

a los que llama adversarios.

El aparato de estado

López Obrador ha empleado

contra los intelectuales

van agresiones verbales.

Ha dicho como oración

que es libertad de expresión

pero está fuera de quicio,

pues, no hace buen ejercicio.

De tal facultad, consciente,

sino de forma inconsciente;

en fin, de cualquier manera

Andrés abusa, exagera.

Insiste en que es su derecho

de réplica, mas, de hecho,

es su ferviente amargura

de la menor catadura.

Monólogo autoritario

de rencor le sale a diario

lo expele en las tempraneras

con burla y crueldad arteras.

Es del todo demencial

usar púlpito presidencial

para atacar a fulanos,

a zutanos o hasta menganos.

Desde máxima tribuna

¿cuál paridad? no hay ninguna,

López exhibe, crucifica,

cuando eso solo lo explica.

El autoritarismo, saña,

rastrera baja calaña,

¡qué pena de mandatario

hiriendo al prójimo a diario!

Echó el poder del gobierno

durísimo, cual invierno,

sobre del gran periodista

López Dóriga; esta arista.

No es ninguna libertad

es exceso, deslealtad

a tan alta investidura,

es la autocracia más pura.

Es terrible verborrea

del peje como diarrea

flujo del libertinaje,

a ese gobernado ultraje.

No hay nada de igual a igual,

él, usa un medio oficial

de la nación los recursos,

tiempo, dinero, en “discursos”.

Que dañan reputaciones

entre otras viles acciones,

linchando así a ciudadanos

en la dictadura estamos.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 30 de diciembre del 2020

Dedicado al Gran Periodista Joaquín López Dóriga

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


ÚNETE






De López y su abuso irracional


“Desde el púlpito presidencial . . .”

 


Sucede cada mañana

no se le quita la maña,

siempre que se sube al podio

vierte sus arengas de odio.

Lanza ofensas a raudales

sobre los particulares,

a esos que le son contrarios

a los que llama adversarios.

El aparato de estado

López Obrador ha empleado

contra los intelectuales

van agresiones verbales.

Ha dicho como oración

que es libertad de expresión

pero está fuera de quicio,

pues, no hace buen ejercicio.

De tal facultad, consciente,

sino de forma inconsciente;

en fin, de cualquier manera

Andrés abusa, exagera.

Insiste en que es su derecho

de réplica, mas, de hecho,

es su ferviente amargura

de la menor catadura.

Monólogo autoritario

de rencor le sale a diario

lo expele en las tempraneras

con burla y crueldad arteras.

Es del todo demencial

usar púlpito presidencial

para atacar a fulanos,

a zutanos o hasta menganos.

Desde máxima tribuna

¿cuál paridad? no hay ninguna,

López exhibe, crucifica,

cuando eso solo lo explica.

El autoritarismo, saña,

rastrera baja calaña,

¡qué pena de mandatario

hiriendo al prójimo a diario!

Echó el poder del gobierno

durísimo, cual invierno,

sobre del gran periodista

López Dóriga; esta arista.

No es ninguna libertad

es exceso, deslealtad

a tan alta investidura,

es la autocracia más pura.

Es terrible verborrea

del peje como diarrea

flujo del libertinaje,

a ese gobernado ultraje.

No hay nada de igual a igual,

él, usa un medio oficial

de la nación los recursos,

tiempo, dinero, en “discursos”.

Que dañan reputaciones

entre otras viles acciones,

linchando así a ciudadanos

en la dictadura estamos.

Autor: Lic. Gonzalo Ramos Aranda

Ciudad de México, a 30 de diciembre del 2020

Dedicado al Gran Periodista Joaquín López Dóriga

Reg. SEP Indautor No. (en trámite)




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


ÚNETE