Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Escritores   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Libros   ·   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Lectura   ·   Pandemia   ·   Tecnología   ·   Automóviles



0 seguidores

Venezuela a la deriva


Inicio > Política Nacional
15/12/2020


177 Visitas



Siete millones de venezolanos han tenido que armar sus maletas en los últimos ocho años. Curiosamente, este periodo de la crisis humanitaria más profunda del siglo presente se inicia con el fatídico 2012. Año en que Hugo Chávez, héroe de la independencia de Venezuela, autoproclamado como segundo Libertador de América, convertido así en dios y soberano, idolatrado por la muchedumbre que le aclamaba caudillo, se despedía de su terruño para no volver a pisar Caracas nunca más. Es una lástima que la historia la escriban los poderosos, por suerte nunca se desmentirá la verdad del rumor popular, una muerte en la Habana, una despedida vespertina, un nunca más. Merecía morir en el lugar en que nació su ideología, el castrismo, y así fue. Pero como todo visionario, antes de emigrar en su carroza hacia el Olimpo y reunirse con sus ancestros de la sabana, requería legar un líder, o mejor dicho, una marioneta a la medida de Cuba. Nicolás Maduro representaba entonces su mejor opción, adoctrinado en la escuela de la diplomacia, curtido en champán y salmón servido en las casas de los pocos ricos de Cuba, los de arriba, los dueños de la soberanía. Tras casi una década en el poder, su obra mágica, tan triste como el cuadro decrépito de Ortiz, pintado por Miguel Otero Silva, continúa vigente. Hoy Casas Muertas se repite en círculos concéntricos que abarcan cada espectro de la vida nacional. Nicolás se ha convertido en un digno alumno de la escuela de tiranos, con su lenguaje escatológico y homofóbico, con su cara de victima, su discurso violento y sus facciones de representante del pueblo, triste caricatura de un Gran Hermano Mayor que vigila cada rinconcito de tu corazón y pensamiento. El verdadero legado ya no son los panfletos vencidos por el tiempo, las moribundas consignas revolucionarias, la ideología de izquierda, después de un buen trecho entre aquel ayer, porque así parece el momento de la despedida del genio de la hecatombe, su único legado es la muerte y el desastre.




Hace unos días, 19 venezolanos, hombres y mujeres con padres, hijos, amigos, sueños y deseos, con alma al igual que cualquiera de nosotros, partieron de una tierra que solo les dio a saborear el amargo ajenjo de la violencia y el hambre. Náufragos en el mar de la desesperanza, lograron vislumbrar un futuro en Trinidad y Tobago que nunca llegó. El futuro que les esperaba eran las olas ciegas, el desalmado mar que vomitaba sus victimas, el Leviatán de un Estado que les arrojaba al océano, la crueldad del hombre que pisotea al hombre, tantas frases, tantos silogismos, reflexiones que podrían hacerse, pero todas estas, aunque busquemos tangentes, aunque nos desgarremos en exponer excusas, deben desembocar, así como un gran rio en su delta, en una sola causa, un hecho que se convierte en sujeto y se preña como un fenómeno de ciencia ficción de otros monstruos calcados de su material genético, la bestia aquí es el Socialismo que engendra un mar de males y deformidades sociales.





Cual fiel dictador, Nicolás que dejó hace rato de ser un presidente legítimo, se atornilla en el poder, burlándose de los millones de victimas que ha ocasionado un Socialismo de Paz, como se hace llamar, cuando representa en el fondo todo menos paz genuina. Su visión totalitaria busca fantasmas del vacío social, descubre aquí un disturbio golpista, allí un hackeo informático, allá un intento de golpe, acá un traidor a la patria, busca responsables de la crisis, acusa a la oposición, al bloqueo, a las sanciones, a Estados Unidos, al Imperio, a Dios y al diablo. Miope nació, ciego morirá, caerá por su propio peso sin darle una lectura adecuada a las realidades y necesidades del país. Su único interés, llenar el bolsillo de sus generales y funcionarios, su objetivo, perpetuarse en el poder porque le pertenece por derecho. Siempre ha sido y será enemigo de la Democracia, enemigo del Pueblo.



Etiquetas:   Socialismo   ·   Dictadura   ·   Crisis Humanitaria   ·   Venezuela   ·   Emigración

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
22481 publicaciones
5322 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora