¿Es bueno o no el trabajo informal?

En un día normal, podemos encontrarnos con múltiples personas que están ejerciendo un trabajo informal. Inclusive, es muy probable que alguien en tu círculo de amistades esté en un trabajo de ese tipo, sobre todo si es una mujer. No estoy haciendo menos a nadie, ya que para mí este tipo de empleo no significa más que el deseo de alguien de seguir adelante con su vida. Estos tipos de empleo varían mucho, pero lo que tienen en común es que cada quien es él o la que decide el tiempo que le va a dar al trabajo. Por lo cual, es algo que a las mujeres nos favorece bastante, pues además de tener que ser mamás al 100%, también somos aquellas que se deben encargar de que todo dentro del hogar esté bien.

 

. Inclusive, es muy probable que alguien en tu círculo de amistades esté en un trabajo de ese tipo, sobre todo si es una mujer. No estoy haciendo menos a nadie, ya que para mí este tipo de empleo no significa más que el deseo de alguien de seguir adelante con su vida. Estos tipos de empleo varían mucho, pero lo que tienen en común es que cada quien es él o la que decide el tiempo que le va a dar al trabajo. Por lo cual, es algo que a las mujeres nos favorece bastante, pues además de tener que ser mamás al 100%, también somos aquellas que se deben encargar de que todo dentro del hogar esté bien.
Los trabajos informales, fueron iniciados con ese motivo por las mujeres que deseaban poder trabajar, pero sin tener que dejar a un lado a su familia. Aquellos trabajos que comenzaron a crearse de la mano de los procesos migratorios, que en un inicio eran mayoritariamente de hombres que salían con la esperanza de poder llegar al otro lado. Además de que también, estos trabajos eran, y son, de aquellas mujeres que pasan por una ruptura conyugal, quienes quedan como madres solteras, que tienen bajo su cuidado a sus hijos, e incluso a adultos mayores.

Algunos podrían pensar en que las mujeres podrían conseguir un trabajo formal, algo más “normal”, que no tenga que tener ser algo informal. Pero debemos de recordar que en muchos trabajos formales una de las preguntas que realizan es si tu, mujer, deseas tener hijos. ¿Cómo poder conseguir trabajo si tenerlos ya te limita a que te contraten o no en un trabajo? Lo que nos deja con los trabajos informales, un lugar que realmente no es tan importante eso.

Ahora, hablando de la informalidad dentro de los trabajos, podemos hablar que incluso dentro de pequeñas empresas existen los puestos que requieren que haya una informalidad para desviar la atención de la baja calidad que existe dentro de los estas empresas. Lo que causa que muchos tengan algo llamado informalidad del dinero donde no siempre cada 15 días es que te pagan tu salario, o no te pagan el salario completo. Siendo no la única manera en caer en una informalidad económica, pues el pago de renta, una transferencia, las actividades de subsidio, las remesas, entre más y más ejemplos son lo que nos encontramos que nuestro día a día trae consigo situaciones “informales”. 

Hablar de un trabajo informal, no es sinónimo de que no sea algo bueno, ni que las personas que realizan estos trabajos sean malas. Tampoco hablar de esto significa que las personas tienen menos ingresos económicos, pues yo no creo que una persona que apenas puede tener una casa tenga un ingreso de una renta de otro lugar, además que las remesas se dan un todos los niveles, sean migrantes ilegales o no en algún país del mundo. Al final, en América Latina existe ese interés de ayudar, si podemos, a nuestra familia. 

Desde mi perspectiva, yo no considero que un trabajo informal sea algo de lo cual estar apenado. ¿Por qué estarlo? Las personas que tienen trabajos informales, no significa que estén robando o estafando o el resto de las personas. Yo considero que están tratando de poder salir adelante aunque el resto de las personas no lo vean con buenos ojos. Yo incluso le aplaudo a las personas que lo hacen, y le doy las gracias por incluso la señora que haya a limpiar, esta realizando un trabajo informal, y algo que es común; rehusarse a pagar a la dueña de la casa por mantener cuidado toda la casa, pero aceptar pagar a una desconocida para que limpie la casa. ¿No es algo que debería comenzar a ser al revés? Lo cual queda como un ejemplo de un trabajo informal que muchos podemos conocer de sacar o incluso formar parte de esto. Existen muchos ejemplos, como los tianguis, la venta por catálogo, aquellos trabajos que no se necesitan un contrato para poder formar parte. En un mundo que la mentalidad aún es machista, y con una mujer que tiene el deseo de poder destacar, salir adelante, darle una mejor vida a sus hijos. 

¿Qué se puede hacer cuando el mundo parece estar en la contra? Este tipo de trabajo no es algo para sentirse apenado, es algo que debería ser aplaudido. Es difícil conseguir un trabajo que sea flexible a los tiempos de cada persona, por lo que conseguir uno que si te permita encargarte de tu vida personal, junto a la profesional, debe ser algo que muchos deberíamos aspirar y aplaudir por las personas que ya lo están haciendo. En un final, ¿quiénes somos nosotros para poder decir que es lo bueno y que es lo malo?

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales