Revalorizando a la mujer peruana



 

Durante muchos años, la imagen de la mujer ha sido usada como un “objeto sexual” en la mayoría de campañas de publicidad, resultando como consecuencia la difusión de estereotipos denigrantes, falsas concepciones, visión limitada y la posibilidad de que estas concepciones se difundan masivamente y queden impregnadas en el inconsciente colectivo de la sociedad.

Las agencias de publicidad, creativos publicitarios, guionistas, productores y los mismos clientes que encargan las campañas, han optado por un “facilismo” de usar el erotismo de la mujer como aspecto central para atraer la atención de los productos. Felizmente, en los últimos tiempos ya se perciben campañas que revaloran a la mujer, resaltando su rol de líder y empeño por superarse.

Proponemos revalorizar a la mujer en la publicidad peruana, reemplazando la visión “sexista” por una visión integral que integre sus valores humanos, su identidad y dignidad, junto con el rol de la maternidad, su creatividad y los nuevos roles sociales como parte de la igualdad de género.

Para ello es necesario erradicar de la publicidad los avisos que atenten contra la dignidad humana, reemplazando por una nueva concepción. Cabe anotar que la imagen de la mujer en la publicidad ha mejorado mucho en los últimos años y ahora ya es factible observar con más frecuencia, en la publicidad, a una mujer trabajadora, independiente y autosuficiente, líder, emprendedora.

Es necesario visibilizar la problemática de la mujer en el Perú, porque la mujer sigue siendo víctima de abusos y violencia social, manifestada por ejemplo en el feminicidio y violencia, marginación social y laboral: a pesar de que el gobierno viene promulgando leyes para favorecer la inclusión de la mujer, todavía sufre marginación y exclusión. Mayoritariamente los cargos públicos en entidades del Estado y en empresas privadas son desempeñados por varones. Además, los niveles salariales indican que la mujer gana menos que el varón.

Otro caso muy grave, que viene siendo investigado por la Policía Nacional del Perú, es la trata de personas. Miles de mujeres, especialmente adolescentes, son víctimas de trata, secuestradas y obligadas a prostituirse por mafias y organizaciones criminales.

A grandes problemas, grandes soluciones. Y una mejor educación, con respeto a la persona, tiene que ser la base para el cambio social.

EXPRESO, 16.11.2020



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF


UNETE











Revalorizando a la mujer peruana


 

Durante muchos años, la imagen de la mujer ha sido usada como un “objeto sexual” en la mayoría de campañas de publicidad, resultando como consecuencia la difusión de estereotipos denigrantes, falsas concepciones, visión limitada y la posibilidad de que estas concepciones se difundan masivamente y queden impregnadas en el inconsciente colectivo de la sociedad.

Las agencias de publicidad, creativos publicitarios, guionistas, productores y los mismos clientes que encargan las campañas, han optado por un “facilismo” de usar el erotismo de la mujer como aspecto central para atraer la atención de los productos. Felizmente, en los últimos tiempos ya se perciben campañas que revaloran a la mujer, resaltando su rol de líder y empeño por superarse.

Proponemos revalorizar a la mujer en la publicidad peruana, reemplazando la visión “sexista” por una visión integral que integre sus valores humanos, su identidad y dignidad, junto con el rol de la maternidad, su creatividad y los nuevos roles sociales como parte de la igualdad de género.

Para ello es necesario erradicar de la publicidad los avisos que atenten contra la dignidad humana, reemplazando por una nueva concepción. Cabe anotar que la imagen de la mujer en la publicidad ha mejorado mucho en los últimos años y ahora ya es factible observar con más frecuencia, en la publicidad, a una mujer trabajadora, independiente y autosuficiente, líder, emprendedora.

Es necesario visibilizar la problemática de la mujer en el Perú, porque la mujer sigue siendo víctima de abusos y violencia social, manifestada por ejemplo en el feminicidio y violencia, marginación social y laboral: a pesar de que el gobierno viene promulgando leyes para favorecer la inclusión de la mujer, todavía sufre marginación y exclusión. Mayoritariamente los cargos públicos en entidades del Estado y en empresas privadas son desempeñados por varones. Además, los niveles salariales indican que la mujer gana menos que el varón.

Otro caso muy grave, que viene siendo investigado por la Policía Nacional del Perú, es la trata de personas. Miles de mujeres, especialmente adolescentes, son víctimas de trata, secuestradas y obligadas a prostituirse por mafias y organizaciones criminales.

A grandes problemas, grandes soluciones. Y una mejor educación, con respeto a la persona, tiene que ser la base para el cambio social.

EXPRESO, 16.11.2020




Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar

PDF


UNETE