Red de publicación y opinión profesional
Política · Economía · Sociedad · Cultura · Ciencia · Tecnología ·
Últimas etiquetas:   Elecciones Municipales   ·   Quintana Roo   ·   Donald Trump   ·   Periodismo   ·   Lectores   ·   Escritores   ·   Poesía   ·   Andrés Manuel López Obrador   ·   Automóviles   ·   Tecnología



¿Por qué perdió Donald Trump?


Inicio > Política Internacional
17/11/2020


192 Visitas



Para nadie es un secreto que formé parte de un trabuco en las Redes Sociales que hizo posible la victoria de Trump en 2016, un “Dream Team” con lo mejor del Mundo, pero aún así ganar no fue nada fácil, en aquellos dias nadie daba un centavo por Donald. 






En el equipo contrario militaban todas las grandes cadenas de televisión, periódicos y revistas a nivel mundial, capitaneadas por el expresidente Obama y un conglomerado de intereses económicos y políticos del mayor nivel.





A nivel latino, específicamente en México, el Presidente Enrique Peña Nieto y toda la clase política y económica alineaba con Hillary, casi hasta el final en que en un alarde de audacia Trump le ganó el tirón plantándose de un jalón en México para sorpresa y estupor de Peña y de Obama, este nunca se lo perdonó.





Trump traía consigo el beneficio de la novedad, parecía alguien distinto a los políticos comunes, fresco, sincero, espontáneo, inteligentemente irreverente, capaz “Make America Great Agáin” (MAGA). Falló, y se convirtió en el demagogo bravucón y vulgar que todos conocemos, el mismo que interrumpió a Biden 208 veces en el primer debate; así no se gana una elección ante una ciudadanía como la de USA, una pesadilla a la que le tuvieron que apagar el micrófono en el segundo.





El primer error de Donald J. Trump fue haber relegado y traicionado a las Comunidades en las Redes Sociales que lo hicimos fuerte contra viento y marea.





Trump es solo un tuitero más, nada extraordinario, en esta campaña violo varias veces las normas de Twitter y Facebook y las Redes Sociales le aplicaron sanciones diversas, desde el bloqueo por su guerra sucia y Fake News hasta avisos públicos en sus mensajes, pero el peso de las Redes Sociales en 2015-16 corrió ea cargo de las mentes expertas de primer nivel, la cúspide en el ámbito Mundial que lo encausamos, nutrimos y fortalecimos su campaña, día y noche, sin descanso. Sin fallar un día, hasta el 20 de enero de 2016 contó con un apoyo ilimitado, lidiando con troles y hackers que atacaban sin cesar nuestros equipos para inutilizarlos, pero Trump todo lo echó a perder.





Ya en el poder, Donald J. Trump fue cambiando para empeorar, se encerró en su pequeño grupo y ensoberbecido creyó que todo el Mundo le pertenecía, uno a uno lo fuimos dejando solo, y fue perdiendo carisma y poder sin que acertara a darse cuenta.





Cayó en cuenta de su error al inicio de esta pasada campaña, cuando noto que el apoyo que creía tener, no aparecía por ningún lado. A todos los que le apoyamos nos buscaron con insistencia, tarde, habíamos decidido apoyar a Joe Biden.





Las Redes Sociales son el Medio de Medios, un sistema muy complejo que responde a la lógica de la Sociedad del Conocimiento, con sus propias leyes y principios. Nada que ver con la simplicidad mecánica en la aplicación de Goebbels en tiempos de la radio, que los trumpistas creen dominar.





Se refugió en las hordas de Lopez Obrador que en Mexico son marginales, su equipo intento influir en California, Colorado, Nuevo México, Nevada, Illinois, Texas, Nueva York, Minesota, etc., pero mas del 80% de los Mexicanos de origen Latino en USA votaron por Biden.





Trump cayó aplastado por un tsunami informativo mundial, contra el que nunca supo cómo reaccionar, ni pudo hacerlo. Ya no tuvo de su lado a las poderosas Redes Sociales.





Otro grave error fue conflictuarse sin necesidad con la inteligencia militar que lo mantuvo siempre adelante de Hillary, algo que parecía ser “magia”, siempre mejor informado y enterado que Obama & Co. Pero, soberbio como es, también se ganó su indiferencia y las fuentes volteraron hacia el otro lado. Lo descubrió muy tarde y en otra de sus rabietas cambio al Secretario de la Defensa y quizo hacer una purga tardía en el Pentágono, pero le vino una respuesta muy enérgica que lo frenó: "no le debemos juramento a un rey o una reina, un tireno o un dictdor. No hacemos juremento a un individuo, hacemos juramento a la Constitución", le replicó el General Mark Milley, Presidente del Estado Mayor Conjunto.   





El ingrato Donald Trump nunca habría podido ganar si Julián Assange y Wikileaks no lo hubieran pertrechado con toda la información con la que mantuvieron el interés de los electores estadunidenses por meses, esa información sensible y exclusiva le ganó millones de votos y borró del escenario mundial a Hillary y a Obama. 





Trump los olvidó, esa clase de ingratitud es una forma de traición. No se llega a ningun lado bueno con gente asi.





Otro grave error de Donald J. Trump fue reemplazar a todas las mentes brillantes que le acompañaron, para enclaustrarse con su clan familiar, en la Casa Blanca mandaban Ivanka, Jared, Donald Jr. y Erick; Melania fue mas una figura decorativa que menospreció. Grave error, los juniors y yerno se dieron al gozo y los negocios y aquello se volvió una pachanga, hasta a un político tan desprestigiado a nivel Mundial como Lopez Obrador invitaron para “reforzarlo”, así de desubicados anduvieron.





La pandemia lo trituró, sus obsoletos pensamientos y desprecio por la Ciencia y los Científicos resultaron catastróficos, más de 246 mil muertos COVID hasta la fecha, le ganó el repudio de millones. Cuando Trump se dio cuenta que más de cien millones de ciudadanos votaron en forma anticipada supo que estaba perdido. No hace falta ser mago para saber que votaron para evitar aglomeraciones y contagio. Donald fue tan torpe que nunca usó cubrebocas, el ejemplo que dio fue devastador.





En el Plano Mundial, Donald se pasmó en la nada, no concretó nada, se volvió puro maquillar cifras y alianzas futiles con todo el que quisiera. Estados Unidos perdió el liderazgo prácticamente en todo frente a China y Rusia.





Hay muchas otras causas más, pero la superioridad de Joe Biden con 5.6 millones de votos populares revela el desprecio que The People terminó por sentir hacia Donald J. Trump quién no supo aprovechar la oportunidad de oro que recibió.





Trump quiere acomodar los hechos y el Derecho para llevar el asunto a la Corte Suprema en donde cree que cuenta con suficientes incondicionales; no le basto con atropellar la Democracia, quiere despojar de la Victoria a Joe Biden en un pleito leguleyo, no creo que lo dejen ni que la Corte se preste a caer tan bajo, veremos.





Ni la lástima cabe.





Twitter: @adiazpi



Etiquetas:   Elecciones Presidenciales   ·   Donald Trump   ·   Joe Biden

Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

0 comentarios  Deja tu comentario




Los más leídos de los últimos 5 días

Comienza
a leer


Un espacio que invita a la actualidad e información
 

Publica tus artículos


Queremos ser tus consejeros y tu casa editorial

Una comunidad de expertos


Rodéate de los mejores y comienza a influir
 

Ayudamos a tu negocio


El lugar y el momento adecuado donde debes estar
Secciones
21514 publicaciones
5227 usuarios
Columnas destacadas
Los más leídos
Mapa web
Categorías
Política
Economía
Sociedad
Cultura
Ciencia
Tecnología
Conócenos
Quiénes somos
Cómo publicar en Reeditor
Contacto
Síguenos


reeditor.com © 2014  ·  Todos los derechos reservados  ·  Términos y condiciones  ·  Políticas de privacidad  ·  Diseño web sitelicon.com  ·  Únete ahora