Escribe, habla, expresa o tus secretos te enfermarán

Todos tenemos secretos. Hay quien los esconde bajo lo más inconsciente de su ser haciéndolos nada conscientes. Otros los ocultan bajo la conciencia con culpa, vergüenza y callan  como queriendolos enterrar y  finalmente otros expresan lo que se ha hecho muy consciente y que de alguna manera no puede seguir habitando en la conciencia sin ser explicado. Sea como sea,  estos secretos existen y tienen una muy directa relación con nuestro cuerpo.

 

. Hay quien los esconde bajo lo más inconsciente de su ser haciéndolos nada conscientes. Otros los ocultan bajo la conciencia con culpa, vergüenza y callan  como queriendolos enterrar y  finalmente otros expresan lo que se ha hecho muy consciente y que de alguna manera no puede seguir habitando en la conciencia sin ser explicado. Sea como sea,  estos secretos existen y tienen una muy directa relación con nuestro cuerpo.

 A menudo nos olvidamos de que cuerpo y mente son uno y que como tal si uno calla el otro aqueja. Hace unos años se pensaba que el dolor solo era físico, ahora es bien sabido que gran parte del dolor es psicológico y que en ocasiones se somatiza sin causa médica aparente. Andreas Wismeijer, Psicólogo e investigador  en secretos y dolor,  presenta un interesante estudio en  “Self-concealment and Secrecy” sobre como el secreto se relaciona con el bienestar subjetivo. Hay que controlar la mente y escuchar el cuerpo. Él nos habla. Cuando NO comunicamos los secretos que nos inquietan, las defensas bajan y automáticamente el cuerpo enferma.

Por otra parte Thorwald Dethlefsen y Rüdiger Danhlke en su libro "La enfermedad como camino", nos enseñan que solo existe una única enfermedad y ésta son los síntomas del malestar del individuo. Este es un libro para leer con atención, para adentrarse hacia uno mismo y observar con cautela qué es y cómo habla nuestro cuerpo. Las enfermedades que padecemos, no dejan de ser una consecuencia de cómo estamos y de  cómo pensamos.

En mi opinión y con tantas vías accesibles de comunicación de las que disponemos  digo; escriba, hable, exprese pero suelte y descargue lo que tanto pesa emocionalmente. Tenerlo dentro no nos ayuda. Tal vez si lo saca se dará cuenta que no solo se siente más ligero sino que ya está empezando un proceso de curación.

 Fuentes y Bibliografía

Self-concealment and Secrecy. Assessment and associations with subjective well-being. Andreas Wismeijer (Lambert Academic Publishing)

La enfermedad como camino .(2003) Dethlefsen, Thorwald y Danhlke, Rüdiger. De bolsillo, Barcelona.

UNETE



Compartir
Tu nombre:

E-mail amigo:
Enviar
PDF

  • linkedin facebook twitter
  • ©reeditor.com
  • Todos los derechos reservados
  • Avisos Legales